Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 15 de julio de 2019

Cargando...
Cargando...

Seguridad o no pagamos impuestos: IP

77

Seguridad o no pagamos impuestos: IP

Aseguran que las pérdidas de este fin de semana fueron del 50 por ciento.

Ciudad Juárez, Chihuahua.-El Consejo Coordinador Empresarial advirtió ayer al gobierno municipal que dejarán de pagar los impuestos gubernamentales si la violencia en la localidad continúa, pues la psicosis y la falta de vigilancia les esta trayendo grandes afectaciones por la falta de clientes en los negocios, quienes tienen miedo de salir a las calles.

Tan solo el pasado fin de semana las ventas se desplomaron un 50 por ciento en todos los negocios.

El director de Desarrollo Económico, Jorge Ruiz tomó la palabra a nombre de los organismos que componen el Consejo Coordinador Empresarial, quienes asistieron a la reunión extraordinaria efectuada ayer por la mañana.

La falta de pago de impuestos, es algo que se está analizando por los mismos representantes de la iniciativa privada.

Tan solo el pasado fin de semana las ventas se desplomaran en un 50 por ciento en todos los negocios de la localidad.

Las bajas ventas no fueron exclusivas de un sector en especial, sino de toda la localidad, pero principalmente en centros nocturnos, restaurantes y en aquellos lugares turísticos, donde de manera normal, durante el fin de semana estaban abarrotaos de jóvenes que convivían entre ellos.

Cabe hacer mención, de que algunos negocios, por la falta de clientes o el miedo de que en su interior se presentara algún hecho violento, cerraron antes de tiempo, lo que representó grandes pérdidas.

El factor principal de que Juárez presentara un completo abandono, son los correos electrónicos, videos y otros medio de los cuales se han valido quienes están cometiendo una gran cantidad de ilícitos, para amedrentar a la ciudadanía.

Por ello, los padres de familia e incluso los mismos adolescentes tomaron la decisión de resguardarse dentro de sus hogares para evitar ponerse en riesgo, en caso de perpetrarse una balacera.