Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 18 de febrero de 2019

Cargando...
Cargando...

Sigue el camino amarillo

por Lilia Ortega 612

La ciudad de esmeralda que buscaba Dorothy en El Mago de Oz puede encontrarse en el centro de Bangkok

La ciudad de esmeralda que buscaba Dorothy en la película El Mago de Oz tenía un poquito de cierta: encontré parte de ella sin ser un sueño en el centro de Bangkok.

Resulta que dentro de los terrenos del palacio real, se encuentra este no tan pequeño recinto dedicado a una reliquia de la historia de Asia: El Buda de Esmeralda.

Su origen se remonta años A.C. y resulta que esta belleza sobrevivió a muchos mas conflictos de los que nos pudiéramos imaginar. Para no hacerles el cuento largo les platico de cómo fue que dio acá a Tailandia después de que por cuestiones de guerras civiles y ocupaciones estuviera escondido en Lannanthai.

Un rayo golpeó la pagoda donde se encontraba y al quererlo trasladar a Chiang Mai los elefantes equivocaban su camino una y otra vez queriendolo llevar a otro recinto, ¿señales? tal vez. Lo importante es que después de diferentes casas para el Buda, el rey Rama I lo llevo a este lugar que hasta hoy es su casa en Bangkok: Wat Phra Kaew.

La estatua que está hecha de jade, obtuvo su nombre, porque al ser desenterrado de donde estaba escondido en Lannanthai, pareciera que era efectivamente de esmeralda. La ropa que cubre al Buda es cambiada por los monarcas según las estaciones del año, por supuesto siendo estos ropajes de oro puro.

A su lado esta el Palacio Real que fue los edificios de gobierno y recinto del rey por 150 años, hoy en día solo se realizan eventos muy especiales en el mismo. Hoy en día, la residencia real es el Palacio Chitralada.

Tengo que decir que los terrenos del palacio real, no le piden nada a ninguna película, por su majestuosidad y los muchos detalles que encierran estos edificios, es una delicia solo caminar por ellos. La visita a este lugar que involucra el palacio y el buda de esmeralda cuesta 350 Bahts, lo equivalente a 90 pesos mexicanos.

La afluencia de Turistas es impresionante, aunque algunos al llegar a Bangkok se nos olvida que por ser distinta nuestra cultura y las religiones, el turismo no es el mismo. Para poder ver al Buda de cerca dentro de la Pagoda, es necesario desprenderte de tus zapatos y entrar en casi completo silencio (porque es demasiada gente), no se puede tomar fotos adentro de la Pagoda pero si por fuera a la puerta de ella.

Otro dato curioso es que nunca querrás apuntar tus pies hacia al Buda al sentarte en el piso de la Pagoda, a menos que te guste una buena reprimenda junto con mas de 30 personas mirándote mal y ¡no se asusten! ¡Yo si vi el anuncio antes de entrar!