Noticias de Chihuahua, Chih., a Sábado 21 de octubre de 2017

Cargando...
Cargando...

Son adolescentes el 40% de embarazadas

163

Son adolescentes el 40% de embarazadas

El 17 por ciento de los embarazos entre derechohabientes del IMSS corresponde a adolescentes

El 17 por ciento de los embarazos entre derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) corresponde a adolescentes, pero entre la población abierta, de acuerdo con la Secretaría de Salud de Chihuahua, alcanza hasta 40 por ciento.

El Seguro Social informó ayer que atiende a 12 mil mujeres embarazadas al año en Ciudad Juárez, de las cuales, 2 mil 40 son menores de 19 años incluyendo una gran cantidad de adolescentes.

Luis Mauricio Acosta Castro, subdirector de la Jurisdicción Sanitaria II de la Secretaría de Salud estatal, dio a conocer que 40 por ciento de embarazos que se atiende en los hospitales de ese nivel de gobierno, sobre todo en el Hospital de la Mujer, corresponde a mujeres muy jóvenes.

“Este fenómeno se debe a que los jóvenes inician ahora su vida sexual muy temprano, en promedio a los 13 años”, agregó.

Los adolescentes tienen una mayor libertad sexual en este tiempo, lo cual se conjuga con el hecho de que en muchos casos trabajan sus dos padres y no pueden cuidarlos, informó.

Pero además, aunque los muchachos generalmente conocen los métodos anticonceptivos, se abstienen de usarlos porque les da vergüenza comprarlos o temen ser delatados ante sus padres por los farmacéuticos o comerciantes, expresó.

“Es muy importante advertirles a los jóvenes sobre los problemas físicos y psicológicos que enfrentan al convertirse en padres a temprana edad, porque ni su cuerpo ni su mente están preparados”, dijo el funcionario.

Agregó que convertirse en madre adolescente implica serias complicaciones tanto para la joven como para el hijo, entre ellas tener un parto prematuro o prolongado, malformaciones congénitas y niños prematuros o con bajo peso.

Además, un alto porcentaje de esos embarazos conduce a preeclampsia o eclampsia, padecimientos que ponen en riesgo tanto la vida de la madre como del bebé, agregó.

En ambos casos se trata de una elevación súbita de la presión arterial y la presencia de proteínas en la orina, inclusive hay convulsiones, lo que puede matar a la madre y el producto, informó.

Información del Sistema Estatal de Salud (SES) indica que tres de cada cuatro adolescentes en estado culminan su embarazo con cesárea, lo cual se debe a que no llevan un control prenatal adecuado.