Noticias de Chihuahua, Chih., a Martes 15 de octubre de 2019

Cargando...
Cargando...

Tensiones en el sistema global

por Edna Fuerte 234

Tensiones en el sistema global

La situación económica del país más rico del mundo ha tenido, en las últimas semanas, a todo el sistema mundial en vilo

El riesgo de no elevar el techo de endeudamiento nacional, por un acuerdo político en manos de los congresistas, puso en el escenario mundial la posibilidad de que la economía de Estados Unidos se declarara en suspensión de pagos, lo que sería prácticamente la declaración más crítica que el esquema de mercado, basado en el patrón dólar ha tenido en toda su historia. Las implicaciones a nivel de todo el sistema serían fatales y volveríamos al punto crítico que se suponía superado luego de los meses de recesión.

Este nuevo escenario nos ha llevado a cuestionar si es que verdaderamente se había superado la crisis, o es esto parte de un largo proceso que se inició con lo que se conoció como la desaceleración de la economía estadounidense que impactó en todo el mundo. Si algo podemos ver en el nerviosismo de los mercados, las soluciones de último momento, las presiones políticas y los grandes impactos críticos que economías de todo el mundo están experimentando; es precisamente la fragilidad de todo el entramado de relaciones económicas, la dependencia a nivel básico de los hilos que se mueven desde Wall Street en todas las balanzas del mundo.

De lo que todos estamos concientes en este punto, probado ya con el periodo de desaceleración, es que si el gigante cae, arrastra consigo en una inercia brutal no sólo a quienes tenemos una dependencia innegable de su mercado, como es el caso mexicano, y ya no digamos del fronterizo; sino a todos aquellos que están dentro del sistema económico mundial cuyas entrañas están dando muestra de muy poca vitalidad. Esta semana, el llamado del presidente estadounidense Barak Obama es a la paciencia y a la calma, las cúpulas políticas han llegado al final a un inevitable acuerdo, aunque a la comunidad internacional nos queda el mal sabor de boca de la incertidumbre y la presión.

Los mayores apologistas del mercado como entidad máxima de regulación, del sistema económico como una fuerza autónoma con motor propio nos están demostrando que tales preceptos son una falacia, que lo que en la realidad sucede es una serie de toma de decisiones que vienen de los grandes grupos de poder, y que el papel del Estado no está superado en la regulación de la vida económica mundial, por el contrario. Al final, en el recuento de lo que nos ha mostrado este proceso de reacomodo de la economía del mundo, es que el sistema económico no está desligado del político como durante las últimas generaciones de gobernantes se nos pretendió hacer ver: Estados Unidos ha estado en riesgo como potencia económica supeditada a las decisiones políticas de sus congresistas, a la capacidad de diálogo, negociación y acuerdo de su Presidente, y a las implicaciones políticas de ello.

Para el resto de los países, observar lo que ha pasado a Estados Unidos nos lleva a reconsiderar lo que entendemos como manejo económico y político, y a que no tan fácil pueda venir nuestra clase política a decirnos que las decisiones económicas están en manos de una entelequia indefinible, a los hilos invisibles de la fuerza autónoma del mercado. En este punto es más que claro que existen responsabilidades y responsables en el manejo de lo económico y que no podemos dejarlo de lado. En el camino, como resultado de este proceso, nuestras autoridades nacionales se ufanan en decirnos que no hay riesgo de un impacto grave en nuestra economía, que tenemos todos los cabos atados para que suceda lo que suceda con los vecinos, nosotros podamos salir adelante; sin embargo, la experiencia nos dice lo contrario, y más que eso, la realidad es que aun en este punto, lo que estamos viendo son soluciones provisionales en la economía de Estados Unidos, de modo que no podemos estar seguros de que se haya llegado al final de este camino crítico, por el momento, estamos en un pequeño remanso, pero no hay que dejar de estar atentos a lo que pueda venir más adelante. Soy Edna Lorena Fuerte y mi correo es [email protected] para sus comentarios. Gracias.

Cd. Juárez, Chihuahua a 09 de Agosto de 2011

— 
DICHOS & HECHOS
con Edna Lorena Fuerte

«Donde la política la hacemos todos».

Accesa a:
www.corporativo44.com/programas/dichosyhechos/dichosyhechos.htm

www.youtube.com/dichosyhechos1

www.myspace.com/dichosyhechos

Facebook