Noticias de Chihuahua, Chih., a Sábado 19 de agosto de 2017

Cargando...
Cargando...

Teresa Ortuño, cobarde

por Luis Rubén Maldonado 609

Si hubieras sido gobernadora de tu natal Coahuila, hubieras sido la peor tirana en la historia del país...

Reitero lo que por meses y años hemos pensado muchos chihuahuenses: Eres la vergüenza más grande que el estado ha tenido en la Cámara de Senadores (mucho más que Doroteo Zapata, que ya es mucho decir).

Tus relaciones te han servido para escalar posiciones y llegar a cargos de importancia, en los cuales te ha sido imposible realizar acciones de provecho para nosotros, quienes amablemente te dimos posada al venir tu de otro estado, en el cual fracasaste (gracias a Dios) en ser gobernadora.

Si hubieras sido gobernadora de tu natal Coahuila, hubieras sido la peor tirana en la historia del país, estoy seguro.

Como senadora producto de la negociación en lo oscurito perteneces a la comisión de derechos humanos y eres presidenta de la comisión de educación. Y en los últimos días has mostrado nulo respeto a los derechos humanos y total carencia de la mínima educación.

Al hablar del presupuesto de egresos de la federación dijiste lo siguiente: “Es como un niño que nos nació con discapacidad y bastante feíto. No me pidan que les diga que es hermoso, que es maravilloso; para nada. Sin embargo, ’hemos de dar razón de nuestra fe’, dice San Pablo”. Si desde hace tiempo nos perdiste el respeto a nosotros los chihuahuenses, con tu desafortunada declaración, ahora haces menos a todas aquellas personas con capacidades diferentes que viven en el país y que luchan día a día contra la discriminación, que se supone desde los órganos legislativos se busca erradicar y castigar a quienes la violen.

Mereces un castigo mayúsculo, debes dejar tu escaño en el senado para conservar el poco honor que te queda.

Cuando los que mandan pierden la vergüenza, los que obedecen, pierden el respeto” decía en el siglo XVIII el célebre escritor alemán, Georg Christoph Lichtenberg, cuya frase en pleno siglo XXI tu le das vigencia. Los chihuahuenses no podemos tolerarte más tiempo en el senado, demasiados agravios nos has hecho y ninguna disculpa tenemos.

Primero nos llamaste narcotraficantes y ahora arremetes contra una población tan vulnerable y que lucha por un trato igual cada día. Por favor conecta el cerebro con la boca y vete del senado, si puedes del país.

Nos harías un gran favor. El bien que no has hecho desde el Senado, se lo puedes hacer al país mudándote a otro.

Una vez demostrada tu intolerancia ante una minoría exigente de voz, voto e inclusión, tu verborrea y nula capacidad mental se hizo presente en un evento público: “No me vengan con esa demagogia de que nadie puede apretárselo (el cinturón)”, porque “donde quiera hay grasita” y “no se vale echarle la pelotita a Calderón”.

Se nota que desde que te graduaste de la Universidad Autónoma de Coahuila, no has visitado las instalaciones de alguna universidad pública. No has visto las carencias que padecen las universidades de cada entidad federativa. Los miserables sueldos de maestros, el nulo recurso para investigación y la escasa vinculación laboral entre egresados y el mercado. Con todas las necesidades de la universidad pública, les pides que se aprieten el cinturón, cuando tu en el Senado no lo haces.

Te he visto salir de Xico rodeada de compañeras senadoras que caminan por el glorioso centro histórico despreocupadas por la situación de la universidad pública y los mexicanos vulnerables.

Acudes a los mejores restaurantes, viajas en primera clase, acudes a los brindis diplomáticos más los exagerados viáticos que te pagamos nosotros y le pides a Raúl Chávez y a otros rectores que recorten su gasto. Empieza por recortar tu gasto y por hacer la chamba por la cual te pagamos y no haces. Desperdicias tiempo y mucho espacio en el Senado.

¡Ya basta! Te pido de favor renuncies a tu curul, por menos de lo que tu has dicho corrieron a tu compadre Jeffrey Jones, así que si no renuncias tu, lo exigiremos hasta que lo hagas, así como he venido exigiendo tus disculpas públicas desde hace meses y nada más te escondes.

Compruebas con los días que, además de ser una vergüenza nacional eres una cobarde.

Nos vemos en tu próximo desayuno para decírtelo en tu cara.

ULTIMALETRA

Este próximo 27 de noviembre a las 18:30 horas en el Hotel Tierra Blanca, el amigo Sergio Armando López presenta su libro “Cronos: el otro sabro de la noticia”. Por ahí nos vemos.

www.simomexico.com