Noticias de Chihuahua, Chih., a Martes 11 de agosto de 2020

Cargando...
Cargando...

Testimonios de una crisis real

por Luis Rubén Maldonado 367

Testimonios de una crisis real

Este catarrito nos está matando a todos en cada rincón del país.

México, D.F.- Mientras el pasado 12 de agosto miles de mexicanos dejaron de ir a trabajar para poder acudir al Estadio Azteca o reunirse en algún restaurante y ser testigos del partido contra la selección yanqui otros tantos celebraban gustosos en el Ángel de la Independencia en el Paseo de la Reforma o en la Minerva de Guadalajara o en la glorieta de Pancho Villa en Chihuahua, por algunas horas se olvidaron de que el país está sumido en una crisis económica que muchos quisieran fuera únicamente mediática, desgraciadamente es muy real para los mexicanos desde hace meses, no así para Felipe Calderón y Agustín Carstens.

Mientras los gritos de “¡México, nos vamos al mundial” inundaban los medios de comunicación, un chihuahuense me llamó por teléfono y no era precisamente para hablar de fútbol. El por más de dos décadas tiene su negocio, mismo que marcó una época en la capital chihuahuense y cuyos asiduos clientes valoran por la limpieza, lo céntrico y el buen servicio. Con profunda preocupación me confesó no haber dormido bien los últimos tres días y todo a causa de hizo cuentas y se dio cuenta que ya no le alcanza para cumplir con sus compromisos contraídos y mucho menos para vivir.

“Entre todos los impuestos nuevos que crearon, los deudores que no pagan, los proveedores que no esperan y los turnos donde tengo un solo cliente…ya no se qué hacer para mantener el negocio a flote. Me queda claro que no hay lana…”, expresó el consternado chihuahuense. Y cuestionó las históricas palabras del secretario de hacienda cuando hace meses afirmó que la crisis sería solo un “catarrito”. Ante tal situación, le auguró solo unos pocos meses de vida a su negocio y reveló haber despedido a la mitad de su planta laboral, “no tuve otra opción y la verdad no quería hacerlo”, apuntó.

Mientras un comerciante sufre eso en Chihuahua, en la heroica ciudad de Cuautla, Morelos un agricultor sufre por la poca producción, los bajos precios que pagan por la mercancía y la peor sequía en la historia del campo mexicano. Productor mediando de caña de azúcar me hizo referencia a lo que el director de la Asociación Nacional de Empresas Azucareras dijo, “México no produjo los 5 millones 520 toneladas de azúcar que se habían planeado; se sacó 10 por ciento menos. Además se exportó una cantidad exagerada, entonces, como se vislumbra que la próxima zafra no viene aún recuperada, debemos tener cuidado en no sacar azúcar a la exportación el próximo año”. Me explicó lo preocupante de que se privilegien las exportaciones y que el gobierno federal no proteja el mercado interno, “no solo no podemos exportar ahora, hay que surtir al mercado nacional pero no quieren pagar precios justos los compradores y los únicos afectados somos nosotros”, explicó.

Los mexicanos estamos enojados por que se nos mintió por parte de Calderón y el “mejor equipo económico del mundo” (así lo dijo él). Este catarrito nos está matando a todos en cada rincón del país gracias a la ineptitud, ineficacia y voracidad del Calderón y sus héroes del gabinete. Y aunque el presidente intente decirnos que la crisis no es culpa de él, si lo son la omisión con la que ha actuado así como la ignorancia para obtener recursos mas allá del petróleo.

Pero para ellos la crisis parece no es real. Siguen con sus excesos, sus jugosos cheques y sus viáticos. Mientras millones de desempleados se producen casi de manera espontánea en el país y a los que ellos prefieren ignorar en vez de intentar paliar su situación, no se dan cuenta que esta crisis es muy real y que el desempleo no es solo una palabra más que decir en un discurso es el origen de la desintegración familiar, es deserción escolar, es jóvenes que ven en la delincuencia la oportunidad de llevar comida a casa o en el narcotráfico la oportunidad de hacer dinero fácil sin batallar.

Para Calderón y Carstens la crisis parece ser tan ficticia, tan falsa que la ignoran mientras degustan suculentas viandas en restaurantes de Polanco y Santa Fe mientras millones de mexicanos no llevan ni pan a su mesa.

Llamando a Calderón y a Carstens: escuchen a México y verán que la crisis es muy real; un estallido social, como dijo el rector de la UNAM, no está muy lejos.

ULTIMALETRA

Sigues demostrando falta de trabajo en el senado y cobardía, Tere Ortuño. Seguimos esperando.