Noticias de Chihuahua, Chih., a Jueves 23 de enero de 2020

Cargando...
Cargando...

¿Transparencia?; el estado en entredicho

por Alfonso Villalobos 908

Ichitaip en conflicto reprobados en transparencia; A Héctor Murguía le forman comisión; Juan Blanco con señalamientos

Después de que el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) dio a conocer los resultados del estudio «La Métrica de la Transparencia en México», se generó un cisma en el Instituto Chihuahuense de Transparencia.

Resulta que dicho instituto ha sido presumido a nivel nacional como una novedad de grandes avances en la materia, ya que a pesar de ser un organismo con apenas dos años de trabajo, cuenta con un presupuesto de más de doce millones de pesos, tan solo en nómina, además de un ejercicio presupuestal que le ha permitido proyectarse.

En ese instituto casi el cincuenta por ciento de los empleados cobra arriba de los 21 mil pesos mensuales, mientras que más del cincuenta por ciento reciben montos superiores a los 15 mil pesos, según se publica en su pagina de Internet.

En total el Consejero presidente Fernando Bencomo Chávez gana 69 mil pesos, mientras el resto de los consejeros: Claudia Alonso Pesado, Tihlie Carlos Macías, Rodrigo Ramírez Tarango y Rodolfo Sandoval Peña, reciben mensualmente 64 mil pesos.

De ahí para abajo existe una lista de cinco empleados que ganan más de 41 mil pesos y el secretario ejecutivo Norberto Solís Carrera que gana 53 mil.

Lo anterior convierte al instituto en una de las instituciones mejor pagadas, además de tener un presupuesto envidiable, en relación a instituciones similares del resto del país.

Desde su nacimiento los montos presupuestales han servido de apoyo a eventos nacionales y algunos celebrados en el estado como la Semana de la Trasparencia, con el fin de ir fomentando la cultura de la transparencia.

Pues bien, ni con todo esto el Ichitaip ha podido hacer una labor destacada a nivel nacional, al contrario ocupa el lugar número 20 a nivel nacional, ya que en Chihuahua no se conocen siquiera los datos mínimos sobre el ejercicio presupuestal del Gobierno del Estado, tanto el obra pública como salarios, etc.

Por lo menos los datos no están claros ni a la mano de la propia ciudadanía, ya que hay deficiencias marcadas en las paginas de Internet.

Por tal razón el Poder Ejecutivo del Estado de Chihuahua obtuvo una vergonzosa calificación de 4.9 en la materia de información de Internet; un 6.2 en atención a usuarios y un 4.1 en Calidad de Respuestas.

El Poder Legislativo del Estado apenas consiguió un 6.8 en la materia de información de Internet. Obtuvo un destacado 9.3 en atención a usuarios y un 6.2 en calidad de respuestas para un promedio de 7.2.

En tanto el Municipio de Chihuahua consiguió apenas una calificación promedio de 6.7 y aún así logró colarse al cuadro de honor como 8vo. lugar entre los municipios del país.

El estudio fue financiado por todos los órganos de acceso a la información en el país y curiosamente la entidad mejor evaluada fue el Distrito Federal con un promedio de 8.5, aunque a muchos nos “peje” y “pejele a quien le peje”.

Lo anterior desato las pasiones y el mismo presidente del Congreso, diputado Fernando Rodríguez Moreno, tuvo que atajar las críticas señalando al Ichitaip como responsable de la situación.

Tan fácil que serían haber presionado y supervisado desde un principio a la autoridad para que cumplieran con su deber de informar adecuadamente a la ciudadanía, no solo con fotos y notas de prensa sobre los eventos que se realizan.

En fin esta semana se vera que giro toman las cosas porque un hecho es que la actual dirigencia del Ichitap fue electa por cuatro años y aun les quedan dos.

Pasando otro tema el que puede enfrentar serios problemas en los días próximos es el ex alcalde de Ciudad Juárez y suspirante del PRI a la candidatura para la gobernatura de Chihuahua, Héctor “El Teto” Murguía, quien esta en el ojo del huracán por presuntos manejos irregulares por 200 millones de pesos que le dejó de deuda a la actual administración Municipal.

Resulta que el pasivo de 200 millones no ha sido aceptado por el nuevo alcalde, José Reyes Ferriz, quien dejó de pagar a los proveedores del “Teto” y en conjunto con los regidores pidió al Congreso del Estado, la integración de una comisión especial para auditar las cuentas que generaron el adeudo.

A parecer la intención de Ferriz es curarse en salud y así evitar un problema próximo, ya que en estos casos tarde o temprano las revisiones de cuentas públicas hacen que esto salga a la luz, sobre todo cuando hay conveniencias políticas.

Digo lo anterior porque no creo que la comisión se haya formado para darle un golpe a su aspiración política, ó en su caso para beneficiar a alguno de sus rivales en la próxima competencia interna del PRI, sería un atrevimiento hacer un señalamiento de ese tipo.
Quien tampoco se fue limpio, pero en los hechos salió bien librado de la revisión de su último informe fue el ex alcalde de Chihuahua, Juan Blanco.

Los regidores de oposición, el priísta Fernando Martínez Sosa y la del Panal, Flor Iturralde Galván, señalaron que no había cumplido y que quedó a deber a Chihuahua, sin embargo no presentaron ningún argumento legal en contra del ex alcalde Juan Blanco, quien también suspira por llegar a la candidatura del PAN a la gobernatura del estado.

Ya que entramos a terrenos azules, el que anda de vuelta por Chihuahua es el michoacano Germán Martínez, único aspirante a la dirigencia nacional del PAN, quien trabaja en las alianzas que le permitan tener gobernabilidad en el partido.

Los enterados señalan que Martínez se entrevistó con destacados panistas, principalmente consejeros nacionales, entre los que destacan el alcalde de Chihuahua, Carlos Borruel y el dirigente estatal del partido, el diputado Fernando Álvarez Monge, con quienes se comprometió a fortalecer el partido en materia de unidad interna y de estructura electoral.

El paisano del Presidente Felipe Calderón, también ha ido tocando el tema de los últimos resultados electorales, los cuales han sido desfavorables al PAN, motivo por el cuál esta invitando a los consejeros a realizar un análisis a conciencia para enderezar el rumbo y no seguir siendo un partido que en términos beisboleros, da espectaculares jonrones como haber retenido la Presidencia de la República, pero en ocasiones sufre grandes ponches sin tirarle, como lo sucedido en Tamaulipas, Michoacán y Puebla, a principios de noviembre.