Noticias de Chihuahua, Chih., a Jueves 21 de septiembre de 2017

Cargando...
Cargando...

Una espantosa «x»

por Luis Rubén Maldonado 861

Una espantosa «x»

La espantosa “x” es muy poderosa y puede cambiar el rumbo del país.

Tenemos ya demasiadas semanas con el peor atentado contra la imagen urbana de todas las ciudades del país. Millones de pendones invaden los postes en una lucha incansable por colocar en la posición más alta cada uno de estos objetos de lona plástica que contiene la imagen y el partido de los ahora ciudadanos llenos de cualidades. La lucha por convertir nuestros postes en tótems electorales no cesa mientras dura la campaña. En esos tótems electorales vemos rostros nuevos y viejos que ostentan saber de todos los problemas que aquejan a nuestro país, ciudad, municipio, colonia y calle.

De la noche a la mañana los candidatos dejan de ser personas comunes. Al recibir sus nombramientos de candidatos parecen recibir poderes sobrenaturales y se convierten en una especie de súper héroes que saben de todo, opinan de todo y ¡para todo tienen solución! Incluso algunos candidatos tienen solución para cometer robos al erario público y burlar la ley para seguir en campaña, desafiando así a las instituciones y al estado de derecho, para una vez ganando, con el fuero, se pueda salir con la suya.

Criaturas extrañas son los candidatos que con palabras al aire creen que se solucionarán los problemas que tiene el país, mismo que se encuentra en manos de una clase gobernante irresponsable por desentenderse de los problemas que le aquejan, por no hacer nada por resolverlos y echarle la culpa a otros o a factores externos supuestamente fuera de su control.

Los candidatos, por lo general, son gente desconocida para la mayoría de la población y cuando son conocidos podemos probar la capacidad o incapacidad que han tenido en su trayectoria en la empresa o la política. Son muy pocos los que han logrado hacer algo y tener reconocimiento por ello. La mayoría pasan sin pena ni gloria, sin haber hecho nada por su distrito o si quiera haber vuelto a visitar a los votantes a quienes les rogaron por su voto.

Estos efímeros súper héroes que se enfrentan entre ellos, lo hacen por obtener algo tan trivial pero tan poderoso si se logra un volumen necesario, ese volumen que les permitirá acceder a un puesto en el que pueden durar tres meses, un año o milagrosamente terminar el periodo para el que fueron electos, eso tan trivial y poderoso a la vez es una terrible y espantosa “x”, como la popularizó el buen Chabelo.

Todos quieren tu “x” este próximo 5 de julio. Todos pelean porque esa “x” la escribas sobre su nombre y logotipo del partido que los postula. Están conscientes de lo poderoso que es la “x” de muchos ciudadanos, aunque aún muchos de ellos duden de que su “x” hace la diferencia entre quien gane y quien pierda. Esa espantosa “x” es lo que más desea un candidato el próximo 5 de julio.

La “x” es muy poderosa y puede cambiar el rumbo del país para los próximos 3 años o dejarnos cómo esta: rehén de una clase gobernantes preocupada por perpetuarse en el poder en vez de resolver los problemas del México de hoy, sumido en una crisis de credibilidad, en crisis financiera y carente de diálogo y diplomacia por parte de la actual administración federal.

No dejes de ir a tachar a tu candidato este 5 de julio. La espantosa y poderosa “x” es tu deber como ciudadano responsable. No dejes de usarla, si dejas tu boleta en blanco dejarás que millones de boletas en blanco secuestren nuestra democracia.

Se vale usar tu “x” para protestar y darle tu respaldo a una opción política distinta a la que siempre has escogido, porque no ha estado a la altura de tus expectativas o porque sus candidatos chapulines no te han convencido. También se vale votar con pasión e ira para castigar al partido que te prometió y no te cumplió.

Pero por favor, no dejes de ir a la casilla este 5 de julio a ejercer tu derecho a votar, a trazar la espantosa y tan deseada “x” que todos los candidatos quieren que les des y que es tan poderosa que puede hacer ganar o perder a alguno de los candidatos.

Una espantosa “x”, como diría Chabelo, es tu oportunidad de participar en la democracia, tu oportunidad para que el país rectifique su rumbo.

ULTIMALETRA

Seguimos esperando todos los chihuahuenses la disculpa pública de Teresa Ortuño Gurza y su respuesta, ¿hasta cuándo seguirá defendiendo a delincuentes de cuello blanco como Juan Blanco Zaldívar?