Noticias de Chihuahua, Chih., a Sábado 8 de mayo de 2021

Cargando...
Cargando...

Vacuna contra influenza no es una panacea

65

Vacuna contra influenza no es una panacea

La vacunación para México contra la influenza A(H1N1) será de gran utilidad: Ssa

La vacunación para México contra la influenza A(H1N1) será de gran utilidad y el hecho de que inicie a finales de diciembre próximo representa una ventaja, pues está garantizada su seguridad y se tendrá un instrumento más de mitigación del virus, así lo aseguró el comisionado Nacional para la Atención de la Influenza A(H1N1), Alejandro Macías Fernández.

El funcionario descartó que esa fecha sea tardía para la aplicación de ese producto biológico que tiene una gran demanda a nivel mundial.

El también titular de la Subdirección de Epidemiología del Instituto Nacional de Nutrición y Ciencias Médicas «Salvador Zubirán» advirtió que la nueva vacuna contra la influenza humana tampoco es la solución de todo.

"La vacuna no es una panacea, ya que es una más de las estrategias de mitigación, entre las que se incluyen el lavado de manos, cubrirse al toser o estornudar con el antebrazo; no escupir y
si es necesario usar un pañuelo", precisó.

En entrevista, aclaró que con esta vacuna el individuo queda parcialmente protegido, pues tiene una protección variable y oscila entre 60% y añadió que se desconoce si con el nivel de
protección de la nueva vacuna.

«Entre las ventajas que tendrán los mexicanos de no ser los primeros en vacunarse es que cuando se ponga en México ya se habrán aplicado a millones en otros países, lo que señala que la vacuna es más segura», abundó.

Otras medias de prevención son la higiene adecuada en prendas y casas al limpiar superficies y objetos de uso común, así como quedarse en casa e ir al médico en caso de presentar síntomas de resfrío.

Al presentar los escenarios que se han planteado para la presente temporada invernal, indicó que cada año entre los meses de noviembre a marzo la gente se enferma de influenza estacional, pero en la presente temporada se estima en todo el mundo una alta probabilidad de haya un repunte.

Macías Fernández detalló que se prevé que la influenza estacional baje y que la influenza A de alguna manera avasalle a los virus de la estacional.

«En México se estima que debe haber más de cien mil casos de influenza estacional cada año, y no sabemos bien a bien cuál es el número que podría registrarse en esta temporada», aseveró.

De acuerdo con el escenario planteado por la Dirección General Adjunta de Epidemiología de la SSA se estima que en México un millón de personas están expuestas al virus y tendrán reacciones leves o no presentarán síntomas.

Mientras que 250 mil desarrollarán la enfermedad y sólo 0.5% morirá. El especialista asentó que la población debe de saber que el virus de influenza humana es leve la mayoría de las veces, pero que deben tomarse medidas preventivas y de contención para evitar complicaciones, ya que de lo contrario puede causar la muerte.

Por ello recordó que es indispensable ir al médico de inmediato, no automedicarse y menos usar antibióticos, porque no curan y si pueden complicar el cuadro del padecimiento.

Informó que para mitigar una posible saturación en los servicios de salud, sobre todo en las áreas de terapia intensiva, se capacita al personal del sector, además de dotarlos de insumos como
respiradores, monitores y medicamentos, entre otros.

«Nos estamos preparando y lo que es prioritario es que las personas se atiendan temprano para que no necesiten terapia intensiva y las que lo requieran asegurarnos de que existan todos los elementos para darles una buena atención», afirmó.

Macías Fernández reconoció que se prevé la posibilidad de un «boom» de la epidemia y que se saturen los servicios, aunque por eso existe una estrategia de preparación muy intensa del gobierno federal.

«La posibilidad de que se saturen los servicios existe, sobre todo los de terapia intensiva. Ese fue el escenario que se planteó en abril cuando surgió la epidemia en México y que por fortuna hasta la fecha se ha mostrado que la inmensa mayoría de los infectados no presentan un cuadro grave», puntualizó.

Informó que México tiene entre cinco mil a seis mil camas de terapia intensiva en el país, e igual número de ventiladores y equipo de monitoreo para los enfermos que se compliquen.

Además, 15% de las 185 mil camas que hay, es decir, entre 13 mil y 15 mil, se pueden utilizar en caso de que se presente una gran demanda.

Indicó que para evitar que en un momento de emergencia no haya camas disponibles, esta estrategia prevé eliminar cirugías programadas, entre otras acciones, a fin de no saturar los servicios de salud públicos.

Con relación al medicamento, dijo que ya se ha repartido de manera gratuita parte de la reserva estratégica inicial de un millón de dosis, y se ha recompuesto con aproximadamente 1.5 millones y están en trámites para comprar más.