Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 16 de octubre de 2017

Cargando...
Cargando...

Van 16 muertes de ministeriales

740

Van 16 muertes de ministeriales

En lo que va de 2009, 12 agentes del ministerio público de la Pgje han sido víctimas del crimen organizado

En lo que va de 2009, 12 agentes del ministerio público de la Procuraduría General de Justicia del Estado (Pgje), han sido víctimas del crimen organizado en diferentes hechos registrados en el estado. El 2008 cerró con 36 elementos ejecutados. Entre los ya mencionados hay dos mujeres.

Cabe recordar que en el 2008, el índice de ejecuciones a policías ministeriales fue mayor; hubo 36 ejecuciones entre las cuales destacó la del jefe de Servicios Periciales (Pgje) Pedro Aragonés, ejecutado por un comando armado con cinco cuernos de chivo el 11 de agosto del 2008.

También la ejecución de José Manuel Martínez Quiñones, otro jefe de Servicios Periciales de la Subprocuraduría de Justicia zona sur de Parral.
Hasta la fecha, van 16 agentes del ministerio público perdidos en el Estado. En total, 12 vidas han sido arrebatadas a manos del crimen organizado, tres en fatales accidentes y una fue por suicidio.

Según datos proporcionados por la Pgje. Entre las pérdidas de elementos del cuerpo ministerial, tres han sido mujeres, dos fallecidas por hechos violentos (2008) y una por suicidio en este año.

Entre algunas de las ejecuciones de ministeriales del año en curso, el 24 de febrero en la carretera Delicias – Naica privaron de la vida a un elemento de rutina, el 24 de marzo en la colonia Obrera fue ejecutado el comandante de la Pgje Juan Saláis y uno de los más recientes, el pasado fin de semana, un comando armado ejecutó al comandante de la policía ministerial Feliciano Rodríguez Rodríguez. Adscrito a la comandancia de ciudad Jiménez y que recientemente cambió su residencia a esta capital.

Entre la inseguridad en el estado por la ola de violencia, los agentes ministeriales también han sido víctimas de intentos de levantones. Pues el primero del año, ocurrió el 5 de enero en la calle sexta y Ponce de León y el 24 de febrero cerca de las 19:00 horas, donde la capital vivió una exagerada movilización policiaca por una supuesta ejecución de un ministerial. El 29 de abril, el agente Jesús Orozco se salvó de las ráfagas de fuego cuando fue interceptado por un comando armando en la calle Mina el Progreso y Mina del Oro en el fraccionamiento Villas del Real.