Noticias de Chihuahua, Chih., a Jueves 22 de agosto de 2019

Cargando...
Cargando...

Van a fosas individuales 43 exhumados

216

Van a fosas individuales 43 exhumados

Son personas que fueron privadas de la libertad, asesinadas y luego sepultadas de manera clandestina

Son personas que fueron privadas de la libertad, asesinadas y luego sepultadas de manera clandestina en las colonias Cuernavaca y La Cuesta, tiempo después una investigación permitió a las autoridades federales rescatar 47 cuerpos y sólo cuatro de ellos fueron identificados por sus seres queridos. El resto permaneció 17 meses en la morgue sin que nadie acudiera a reclamarlos.

Ayer los restos óseos fueron sepultados sin más ceremonia que la identificación médico-legal en fosas individuales en el panteón San Rafael.
Alma Rosa Padilla, directora del Servicio Médico Forense, explicó que fueron inhumadas 43 osamentas que no fueron identificadas por sus familiares.

“Estos cuerpos corresponden a hallazgos en el 2008 enterrados de forma clandestina”, agregó.

En este caso específico la investigación en torno a estos homicidios es competencia de la Procuraduría General de la República, por estar ligados a la delincuencia organizada.

La especialista explicó que la Procuraduría General de Justicia del Estado, a través del Semefo, sigue un estricto procedimiento para finalmente proceder con la inhumación de las personas no identificadas.

“Todos los cadáveres se inhuman en fosa individual, no es fosa común como ocurría anteriormente. Todos tienen su perfil genético (ADN) por si algún familiar se acerca posteriormente a identificar o reclamar un cuerpo”, agregó.

Dijo que se han reportado casos en los que la familia posteriormente identifica a su ser querido y decide que los restos humanos permanezcan en las fosas individuales y sólo los identifican con el nombre de la persona.

En algunos casos hasta llegan a colocar una cruz de madera.

La inhumación del cadáver de una persona no identificada no es una labor sencilla, involucra a todos los especialistas de la Dirección de Servicios Periciales, quienes aportan sus conocimientos y capacidades para elaborar una carpeta de información de cada cuerpo sin vida a fin de garantizar que en determinado momento ese cadáver pueda ser plenamente identificado y entregado a su familia.

“Entran varias disciplinas como Arqueología, que recupera los restos humanos;

Antropología, que da forma a los restos humanos, Odontología; Medicina Legal, Medicina Forense, Genética, Química y Balística”, indicó.

Después, al cuerpo se le hacen los peritajes de cada una de esas especialidades, se les hace la muestra del ADN, estudios odontológicos y luego se procede a la inhumación, pues de manera paralela se tramitan los permisos correspondientes ante las autoridades sanitarias y el Registro Civil.

Indicó que actualmente el Semefo prepara la inhumación de otros 50 cuerpos, los cuales corresponden al 2009 y se trata de personas victimadas en diferentes hechos violentos que han permanecido en la morgue por un lapso hasta de tres meses.

Las narcofosas

De acuerdo con el archivo periodístico, de la casa cateada por agentes federales en el fraccionamiento Cuernavaca, ubicada entre las calles Canitzan y Cocoyoc, se localizaron nueve cuerpos, mientras que en la de Sierra del Pedregal de La Cuesta se sacaron 36 osamentas, por lo que en total fueron 45 cadáveres, sin embargo, los datos oficiales aportados por la responsable del Semefo indican que que fueron 47 osamentas, cuatro de las cuales fueron identificadas y entregadas.

Ambas viviendas fueron aseguradas por la Subprocuraduría de Investigaciones Especializadas contra la Delincuencia Organizada (SIEDO).

Los trabajos iniciaron después de que se recibió una denuncia anónima que proporcionó la ubicación de los domicilios relacionados con un grupo de narcotraficantes que operan en esta frontera y que informaban sobre la localización de personas enterradas por lo que se iniciaron dos averiguaciones previas.