Noticias de Chihuahua, Chih., a Miércoles 4 de agosto de 2021

Cargando...
Cargando...

59 por ciento de mexicanos vive en zonas de riesgo

por El Ágora 566

59 por ciento de mexicanos vive en zonas de riesgo

Se estima que el 59 por ciento de los mexicanos vive en zonas de alta peligrosidad, expuestos a huracanes, sismos y otros riesgos.

La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) impulsa el Programa de Prevención de Riesgos en Asentamientos Humanos (PRAH) para apoyar a los gobiernos locales a realizar acciones que disminuyan el riesgo de la población expuesta y salvaguardar sus vidas, toda vez que se estima que el 59 por ciento de los mexicanos vive en zonas de alta peligrosidad.

A nivel mundial, la tendencia de las últimas tres décadas revela que los desastres han aumentado tanto en número de eventos como en población afectada, siendo una de las causas principales el cambio climático.

Debido a ello, el Secretario de Desarrollo Social, Heriberto Félix Guerra, instruyó que el tema de prevención de desastres sea el eje primordial en el desarrollo de políticas públicas de desarrollo urbano, asentamientos humanos y ordenamiento territorial, para que la sociedad eleve su resiliencia ante las amenazas naturales.

El PRAH tiene como propósito general contribuir al fortalecimiento de las capacidades de los municipios en materia de prevención de desastres, a través de la identificación de las zonas de peligro y del cofinanciamiento de obras y acciones que reduzcan la vulnerabilidad de la población al impacto de fenómenos naturales.

Los tipos de apoyos que otorga el programa son:

• Acciones para desincentivar la ocupación de suelo en zonas de riesgo: elaboración de atlas de peligros o de riesgos; estudios para conocer con mayor detalle algún fenómeno de interés, y la elaboración o actualización de reglamentos de construcción vinculados con los fenómenos naturales.

• Obras y acciones para reducir y mitigar riesgos: obras de prevención y mitigación; cursos, talleres y estrategias de difusión; educación y sensibilización para prevenir desastres.

• Acciones ecológicas con fines preventivos: la reforestación como acción que permitirá evitar la erosión de las laderas y, con ello, su deslizamiento.

La cobertura de atención del programa es nacional, debido a que México es afectado constantemente por fenómenos naturales derivados de aspectos hidrometeorológicos. Se considera que más del 70 por ciento del territorio es afectado por huracanes, por contar el país con 11 mil 208 kilómetros de litorales.

Por otra parte, los fenómenos geológicos ponen en riesgo a más del 59 por ciento de la población, debido a que se asienta en zonas de peligro sísmico alto y severo. México está considerado como uno de los países con más alta sismicidad en el mundo, al concentrar cerca del 6 por ciento de la actividad telúrica mundial por la interacción de cinco placas tectónicas y de fallas locales con distintos grados de actividad.

El titular de la Sedesol afirma que ante las características del territorio nacional, es primordial e imprescindible trabajar en favor de la reducción de desastres.

En su primer año de gestión, el PRAH logró participar en 28 entidades federativas y el Distrito Federal, con 157 acciones de prevención de riesgos, entre las que destacan la elaboración de atlas de riesgos en 132 municipios.

Los Atlas de Riesgos especifican las zonas de peligros y riesgos derivados de fenómenos hidrometeorológicos y geológicos; identifica los niveles de vulnerabilidad de la población ante las amenazas naturales y propone posibles obras de mitigación que pueden disminuir los daños en zonas ya habitadas.

Para 2012 se autorizaron 42 atlas de riesgos y 18 obras de mitigación, muchas de las cuales se desprenden de estudios realizados por el programa en 2011.

El objetivo principal del Programa de Prevención de Riesgos en Asentamientos Humanos es contribuir a identificar las zonas de peligro para que los gobiernos locales eviten la expansión de asentamientos humanos hacia zonas no aptas, como pueden ser las riberas de los ríos, las faldas de los cerros y las barrancas, entre otras.

El reto, reitera el Secretario Heriberto Félix Guerra, es vincular la política de prevención de desastres con la expansión urbana y el ordenamiento del territorio.

Algunos Atlas de Riesgos concluidos pueden consultarse en el sitio web

http://www.sedesol.gob.mx/es/SEDESOL/Atlas_de_Riesgos_2011.