16.75°C

Cielo Claro

Chihuahua, Chihuahua



Lunes 20 de diciembre de 2010

Aplican bancos nuevas reglas contables

La banca mexicana comenzará a recibir el impacto de los acuerdos de Basilea en 2011


La banca mexicana comenzará a recibir el impacto de los acuerdos de Basilea en 2011

La banca mexicana comenzará a recibir el impacto de los acuerdos de Basilea en 2011, con la entrada de nuevas reglas que obligarán a las firmas a cambiar la manera en que contabilizan su capital.

"Vamos a tener ya los primeros resultados prácticos de cambios de reglas bancarias en México, derivado de lo que son los cambios al acuerdo de Basilea, en lo que es el mercado de Basilea, los primeros cambios los vamos a empezar a ver al año que viene aquí en México. Es importante que actualicemos el marco regulatorio y lo homologuemos con Basilea", aseguró Guillermo Babatz Torres, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

La deuda subordinada que emiten principalmente instituciones como Banorte y Banca Mifel dejará de ser considerada como capital, debido a la homologación de las reglas bancarias con el acuerdo de Basilea, informó la CNBV.

"En el caso de deudas subordinadas que se emiten al día de hoy en México, no tienen las características necesarias para que en un futuro se consideren capital, en ese sentido, la deuda subordinada emitida en el País, en el tiempo perdería su calidad de capital", destacó.

Hay varios bancos que tienen deuda subordinada relativamente alta con respecto a su capital, dijo, como Mifel y Banorte.

"Sin embargo, en el acuerdo (de Basilea) hay arreglos transitorios relativamente largos, lo que va hacer que en la práctica, la deuda subordinada emitida por bancos mexicanos siga contando como capital hasta que llegue su vencimiento.

"Lo que sí es que las nuevas emisiones de deuda subordinada que eventualmente sustituyan a las actuales deberán tener características distintas que las va a hacer más subordinadas o subordinadas "de deveras" para que puedan contar como capital, pero esto se va a ver hasta que las renueven", destacó el supervisor del sistema financiero.

En términos generales, explicó Babatz, los cambios son la redefinición de qué es capital y qué no es capital y eso va tener ciertos efectos, aunque relativamente menores. A la vez, se están estableciendo nuevas mediciones.

"Antes teníamos capital básico y capital complementario, ahora vamos a tener capital fundamental, básico y complementario; y estas nuevas clasificaciones las vamos a tener que instrumentar", agregó.

Agencia Reforma