5.46°C

Cielo Claro

Chihuahua, Chihuahua



Viernes 5 de febrero de 2010

Exigen una disculpa pública a Calderón

Decenas de asociaciones civiles se unieron para repudiar los hechos y exigir varias demandas


Decenas de asociaciones civiles se unieron para repudiar los hechos y exigir varias demandas

Juárez.- Ante la barbarie que terminó con la vida de 15 personas en la colonia Villas de Sálvarcar, en su mayoría estudiantes de preparatoria, decenas de asociaciones civiles se unieron para repudiar los hechos y exigir varias demandas, entre ellas una vida libre de violencia y luto nacional por la masacre.

Convocaron a colocar un moño blanco en la puerta de las casas, como símbolo de la exigencia de una paz.

La Iglesia Católica, a través de la Pastoral Social y Centro de Pastoral Obrera de la Diócesis de Juárez, solicitó a los funcionarios José Reyes Ferriz, Felipe Calderón Hinojosa, Arturo Chávez Chávez y José Reyes Baeza, que cumplan con su trabajo, rindan cuentas y esclarezcan el caso.

Por medio de un escrito enviado a los diversos medios de comunicación, varias asociaciones civiles exigieron que se declare luto nacional por los hechos, además de señalar que el Operativo Coordinado (antes Conjunto) Chihuahua fracasó, y que no es posible que en la actualidad existan el 90 por ciento de los casos de homicidio sin resolver.

"Exigimos seguridad en la cotidianidad de cada punto de esta ciudad, ante este escenario de intimidación, arbitrariedad, impunidad, persecución, tortura e ilegalidad que ha agregado a nuestras vidas miedo y temor", afirma el documento.

Agrega, "señalamos el fracaso del Operativo Conjunto en el Estado y en particular en Ciudad Juárez; en términos del aumento de asesinatos e índices delictivos en nuestra entidad, con el más del 90% de impunidad manifestada en los casos sin resolver".

Las peticiones y reclamos son tras el hecho de sangre que se suscitó el sábado 30 de enero del 2010, en la colonia Villas de Salvárcar en Ciudad Juárez, donde fueron asesinados 3 hombres adultos, 2 mujeres menores de edad y 10 hombres jóvenes, en su mayoría menores de edad, estudiantes del CBTIS 128, el Colegio de Bachilleres 9 y de la UACH, además siguen 11 personas heridas, algunas con severa gravedad.

El escrito añade: "manifestamos nuestra solidaridad con los familiares, las y los amigos de cada una de las personas asesinadas en esta ciudad y nos unimos a la voz de la demanda y la exigencia de justicia.

"Exigimos a las autoridades cumplir con el encargo que les corresponde, no es legítimo ni válido decir que se ven rebasados y seguir viviendo de nuestros impuestos montando escenarios de terror.

"Se requiere trabajo de inteligencia e investigación profesionales que aporten pruebas suficientes para ubicar a los criminales y demostrar su culpabilidad".

Entre las demandas está el impulso de una Política Social Integral que incluya un enfoque de género, donde participe la ciudadanía en el diseño, ejecución y evaluación, incluyendo a las mujeres, los grupos y organizaciones.

Además la procuración de justicia para las víctimas e implementar en forma inmediata una política pública que garantice la seguridad, la integridad física, emocional y sexual de toda la población.

Por considerar el hecho como una barbarie y que afecta a toda la sociedad, las asociaciones civiles piden se declare luto nacional hasta que finalice la violencia, ya que, los argumentos de las hipótesis de investigación de que las personas están involucradas en la delincuencia organizada, señalan, no justifica los hechos, la ineficacia gubernamental ni debe predeterminar las investigaciones de cada caso específico.

"Convocamos a los intelectuales, artistas, religiosos, comunicadores y a la comunidad juarense a denunciar en la opinión pública NACIONAL e INTERNACIONAL, y a unirse a las demandas y las acciones sociales para manifestarnos y tomar las calles de nuestra ciudad desde nuestros derechos al acceso a una vida libre de violencia y la garantía de nuestra seguridad", exclaman a través de las letras.

QUE RINDAN CUENTAS

Al presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa; Procurador general de la República, Arturo Chávez Chávez; gobernador del estado, José Reyes Baeza y al presidente municipal, José Reyes Ferriz, nosotros y nosotras, al igual que muchos en la ciudad, el estado y el país, pedimos cuentas de la función pública que ostentan y cuyo cargo protestaron guardar con lealtad al pueblo de México.

Lo anterior es parte del extracto que se dio ha conocer como postura de la Iglesia Católica por medio de la Pastoral Social de la Diócesis de Cd. Juárez, del Centro de Pastoral Obrera de la Diócesis de Juárez, Caritas Diocesanas de Ciudad Juárez, A.C. y la Parroquia del Verbo Encarnado.

"La inseguridad, la violencia y muerte que provocó la guerra contra el narcotráfico en Ciudad Juárez, ha alcanzado niveles inimaginables.

"Cerca de 5 mil asesinatos en su mayoría sin esclarecer en sólo 25 meses, la ciudad del empleo con obreros y otros trabajadores sumidos en la angustia de no tener trabajo, ni acceso a servicios médicos, ni comida, ni nada, sólo pobreza; negocios cerrados por la violencia, la disimulada y constante muerte de las mujeres, además del secuestro y la extorsión que hace temer hasta contestar el teléfono de casa", declara la Pastoral Social y la Obrera de la Diócesis.

La Iglesia Católica afirmó que Ciudad Juárez es una comunidad hospitalaria, de trabajo y de respeto al orden legal, y que en esa línea aceptó y creyó en el Operativo Conjunto Juárez, ya que sus decisiones eran por el bien común y así recibió al que luego le llamaron Chihuahua y hoy Operación Coordinada Chihuahua.

"Con respeto y también con mucha energía les decimos que sus programas han fallado, son ineficaces, la historia de muerte de abril del 2008 a la fecha es testigo de ello, y si eso no bastara preguntemos a las familias de Villas de Salvarcar por qué sus hijos, hijas y padres fueron masacrados con tal magnitud de saña sólo vista en la guerra.

"La comunidad juarense ha dado muchos signos en la búsqueda de la paz, y en forma pacífica se ha expresado con solidaridad, en marchas, foros, misas, vigilias, visitas, formando grupos, organizaciones o movimientos de jóvenes, estudiantes, médicos, mujeres, gente de fe de distintos credos y ciudadanos comunes que hacen propio el dolor del asesinado, del secuestrado, del desempleado y de todas las víctimas de la violencia", recalca la Diócesis de Ciudad Juárez.

De forma tajante, manifiesta: "No aceptamos la conclusión del caso basado en una declaración sin mayores evidencias y repudiamos la insensibilidad gubernamental al ligar la masacre con un acto -entre pandillas-".

Termina el escrito con varios puntos de exigencia.

"Haciendo nuestro el dolor de las familias de Salvarcar, de las miles que han perdido a sus hijos, padres y familiares, de los que han sido secuestrados y extorsionados, de los desempleados y de una ciudad a la que le han secuestrado la vida".

Las demandas

* Esclarecimiento de la masacre

* Atención especializada a heridos.

* La protección de las familias que están recibiendo amenazas

* Una disculpa pública por declaraciones vertidas por el presidente Calderón

* Poner fin a la impunidad de los delincuentes, policías y militares.

* La desmilitarización de Juárez.