Noticias de Chihuahua, Chih., a Viernes 14 de mayo de 2021

Cargando...
Cargando...

Narco incrementa violencia en fronteras

por El Ágora 383

Narco incrementa violencia en fronteras

Paramilitares protegen narcotraficantes, combate en México aumentó precio de drogas, asegura la DEA

La violencia que se da en la frontera entre México y Estados Unidos se debe en gran parte a los grupos paramilitares que operan en ese territorio y que están al servicio de los cárteles de la droga, revelan informes del gobierno estadunidense.

Lo anterior es revelado a un par de días en que la misma DEA reconoció que el combate de las drogas en México ha provocado una inflación de precios en las drogas que se comercializan en los Estados Unidos.

En su informe sobre el desarrollo del flagelo del narcontrafico, la DEA señala que la función de los paramilitares violentos, es la de brindar protección a los narcotraficantes, a quienes les ayudan a trasegar cargamentos de estupefacientes entre ambos países.

De acuerdo con la Evaluación Nacional de Amenaza de las Drogas para el 2008 —elaborada por la Agencia Antidrogas Estadunidense (DEA)— los cárteles de la droga mexicanos utilizan los grupos paramilitares “para proteger operaciones y envíos de cargamentos de drogas, así como a los miembros (que puedan ser) objetivo de cárteles de la droga rivales o de las fuerzas del orden”.

“La escalada de violencia relacionada con las drogas se produce a lo largo de la frontera entre las organizaciones de traficantes, los cuales cada vez más implican el uso de los grupos paramilitares violentos”, detalla el informe en su apartado referente a la Violencia en la Frontera.

En el documento se explica que la mayor parte de los crímenes atribuidos al narcotráfico se ha mantenido en territorio mexicano. Sin embargo, estos también se han “derramado” en Estados Unidos.

“Los asesinatos y secuestros vinculados a las organizaciones mexicanas de traficantes de drogas, así como los ataques contra agentes de la fuerza pública de Estados Unidos son cada vez más comunes a lo largo de la frontera suroeste”, indica el documento.
Agrega que gran parte de la violencia que está dirigida a los agentes estadunidenses y de la Patrulla Fronteriza es para disuadirlos a fin de que no incauten cargamentos de drogas o para distraerlos mientras se hace algún traslado de la misma.

Para la DEA, Los Zetas, el brazo armado del Cártel del Golfo, es el grupo “tecnológicamente más avanzado, sofisticado y violento de estos grupos de ejecución paramilitares”.

El informe recuerda que los miembros de este grupo son ex soldados de las “fuerzas especiales” de México, los cuales tienen experiencia en el uso de armas pesadas, además de que fueron entrenados con tácticas militares.

Explica que además cuentan con un “sofisticado” equipo de comunicación y están entrenados en actividades de inteligencia y técnicas de “contravigilancia”.

Según el documento, anteriormente la violencia por narcotráfico se registraba regularmente en Tijuana, Baja California; Ciudad Juárez, Chihuahua, y Nuevo Laredo, Tamaulipas, pero ahora se ha extendido a otras zonas geográficas a lo largo de la frontera, incluido Agua Prieta y Cananea, Sonora, y Palomas, Chihuahua.