25.46°C

Nubes

Chihuahua, Chihuahua



Miércoles 1ro de diciembre de 2010

Programa de compra de dólares a revisión

Agustín Carstens, explicó que próximamente se evaluará el mecanismo para captar reservas internacionales


Agustín Carstens, explicó que próximamente se evaluará el mecanismo para captar reservas internacionales

El gobernador del banco central de México, Agustín Carstens, explicó que próximamente se evaluará el mecanismo para captar reservas internacionales.

A inicios de este año, el banco central reactivó un mecanismo para acumular más reservas internacionales a través de la compra de opciones en el mercado cambiario hasta por 600 millones de dólares mensuales.

Cuando se le consultó si el banco mantendrá por más tiempo ese mecanismo, Carstens respondió que "es un tema que la Comisión de Cambios tendrá que evaluar próximamente".

Las reservas internacionales de México bajaron a 110 mil 134 millones de dólares entre el 16 y el 19 de noviembre, debido a un cambio en la valuación de activos internacionales y de diversas operaciones del banco central, dijo el martes la entidad monetaria.

Las reservas internacionales disminuyeron en 311 millones de dólares desde los 110 mil 445 millones de dólares de la semana previa, según datos publicados por el Banco de México.

Las reservas internacionales de México rondan máximos históricos, pero su nivel es todavía comparativamente menor al de países con un perfil crediticio similar.

Además, dijo que la moneda local se encuentra en buenos niveles.

El peso se fortaleció el lunes un 0.02 por ciento, a 12.487 unidades por dólar, remontando el terreno cedido más temprano en la sesión, en la que alcanzó su nivel intradía más débil desde el 8 de octubre por el temor de los inversionistas en torno al paquete de rescate para Irlanda.

"Por el momento estamos bien", dijo Carstens al preguntársele acerca de las presiones sobre el peso mexicano.

El viernes, el Banco de México mantuvo en un 4.50 por ciento su tasa referencial de interés, nivel que ha conservado desde mediados de julio del año pasado, en un intento por impulsar a la economía después de sufrir su peor recesión en 15 años.

Carstens explicó a reporteros que el banco central está siguiendo de cerca el flujo de capital extranjero, al tiempo que grandes inversionistas internacionales buscan mejores rendimientos en activos como los bonos de México y Brasil.