19.46°C

Nubes

Chihuahua, Chihuahua



Sábado 23 de abril de 2011

Riesgo mortal viajar a México

Ciudades afectadas por balaceras, asesinatos y secuestros motivan las restricciones


Ciudades afectadas por balaceras, asesinatos y secuestros motivan las restricciones

El gobierno de Estados Unidos emitió una nueva alerta para que sus ciudadanos –turistas o residentes en México– tengan cuidado al viajar a algunas entidades mexicanas por el “serio riesgo” que representa la violencia y el crimen organizado.

El Departamento de Estado estadounidense remarcó el peligro que representa visitar los estados de la frontera norte de México (Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas), así como algunos sitios de Durango, Michoacán, Nayarit, Jalisco, San Luis Potosí, Zacatecas, Guerrero y Morelos.

En una nota oficial señaló que, pese al esfuerzo del gobierno mexicano para intensificar el combate al narcotráfico, no se puede pasar por alto que más de 15 mil personas fueron asesinadas en 2010 en crímenes relacionados con la delincuencia organizada.

Esta alerta se emitió casi tres semanas después de que fueron halladas varias fosas clandestinas con más de 170 cuerpos en Tamaulipas y otra con casi 40 cadáveres en Durango.

El llamado suma nuevas restricciones a las que el gobierno estadunidense anunció en su anterior alerta (10 de septiembre de 2010), al incluir ciudades mexicanas afectadas por recientes enfrentamientos, asesinatos y secuestros. Recordó que por lo menos un millón de estadunidenses viven en México y se calcula que 150 mil ingresan diario en el país.

“Es imperativo entender los riesgos que implica viajar a México y cuál es la mejor manera de evitar situaciones peligrosas. Tener precauciones de sentido común, como visitar negocios legítimos y áreas turísticas durante el día y evitar zonas donde la actividad delictiva es recurrente, puede ayudar a asegurar que los viajes a México sean seguros y agradables.”

Las autoridades de ese país hacen hincapié en que sus ciudadanos eviten visitar Tamaulipas y Michoacán, así como el resto de las entidades de la frontera entre ambas naciones, pues pueden ser “extremadamente peligrosas” para los viajeros, ya que se han visto afectadas por la violencia. También ordena a su personal diplomático en México utilizar vehículos blindados durante sus traslados y otras restricciones.

La información señaló que en las zonas turísticas “no existe el mismo riesgo” que en las regiones fronterizas o en áreas identificadas como rutas de tráfico de drogas. Si bien –agregó– no existen evidencias de que los turistas sean considerados objetivos de la delincuencia organizada, recomendó a sus ciudadanos “cautela y vigilancia” mientras se desplacen por algunas zonas.

Día y noche la violencia “es especialmente alta” en carreteras y autopistas de los estados fronterizos del norte del país. Por ello alertó a viajar sólo de día y evitar las “carreteras aisladas” para usar en cambio las autopistas de peaje.

El reporte estadunidense se refirió a algunas de las regiones peligrosas del país. Sobre Ciudad Juárez, Chihuahua, indicó que es la urbe con el índice más alto de asesinatos en México (3 mil 100 durante 2010), lo cual es de “especial preocupación”.

En Tijuana, Baja California, las batallas que se producen entre grupos criminales pueden provocar que algunos transeúntes resulten heridos. Nogales, Sonora, informó, es una de las vías principales del tráfico de drogas y personas, por lo que puede ser peligrosa para los visitantes.

Recomendó que en caso de que se visite el puerto de Acapulco, Guerrero, se tenga precaución en la noche. También alertó sobre los “numerosos incidentes” relacionados con el narcotráfico en Cuernavaca, Morelos.

Policía sin respuesta efectiva en Monterrey

En el caso de Monterrey, el Departamento de Estado indicó que la policía local “no tiene capacidad” para detener a los criminales o responder efectivamente a los incidentes de seguridad.

Durango, Coahuila y Zacatecas –advirtió– se han convertido en zonas notablemente peligrosas e inseguras, donde ha aumentado la violencia. A su vez, en Tamaulipas se han incrementado los robos y secuestros, el bloqueo de carreteras por los criminales y en ocasiones el intercambio de disparos con las fuerzas militares.

Preocupa que Sinaloa continúe siendo la sede del principal cártel de droga, mientras que en Michoacán se asienta la red La Familia.

Sobre Jalisco señaló que existe una situación crecientemente volátil con retenes criminales en algunas áreas. En tanto, en San Luis Potosí, recordó, se dio el asesinato en febrero pasado del agente aduanal estadunidense Jaime Zapata en una carretera.

Recordó que desde 2006, la lucha contra la delincuencia organizada emprendida por el gobierno mexicano ha dejado más de 34 mil muertos, la mayoría relacionados con los cárteles de la droga, pero en la que también se han producido víctimas inocentes entre la población civil.