17.55°C

Nubes

Chihuahua, Chihuahua



Miércoles 6 de abril de 2011

Sentencian a pornógrafo infantil

El poder judicial le impuso al inculpado pena de ocho años, tres meses de prisión y mil 100 días multa


El poder judicial le impuso al inculpado pena de ocho años, tres meses de prisión y mil 100 días multa

El esfuerzo conjunto de la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (FEVIMTRA) y la Policía Cibernética de la Secretaría de Seguridad Pública, permitió que se reunieran los elementos necesarios para consignar ante el Juez Cuarto de Distrito en Baja California, a Arthur Leland Sayler de nacionalidad canadiense, por el delito de pornografía de personas menores de dieciocho años de edad.

Previo juicio tramitado con las formalidades de ley, el poder judicial le impuso al inculpado pena de ocho años, tres meses de prisión y mil 100 días multa, sin derecho a beneficios. Misma determinación que el sentenciado recurrió ante el Tercer Tribunal Unitario del Décimo Quinto Circuito, que mediante auto del 24 de marzo del presente año confirmó la sentencia dictada en primera instancia.

La investigación se inició luego de que la Policía Cibernética denunció ante la FEVIMTRA la existencia de un sitio web en el que se exhibían y comercializaban fotografías y videos pornográficos de bebés, niñas y adolescentes, en su mayoría mujeres. La Fiscalía inició de inmediato la indagatoria AP/PGR/FEVIMTRA-C/VCM/010/03-08, de cuyas diligencias se derivó un cateo en el domicilio del sentenciado, quien resultó ser el administrador del sitio web denunciado. Durante la ejecución del mandamiento judicial a Arthur Leland Sayler le fueron asegurados diversos catálogos de pornografía infantil, documentación relativa a diversas formas de pago, estados de cuenta, tarjetas de crédito, el inmueble cateado, una camioneta y otros objetos.

Con acciones como ésta, el Gobierno Federal, a través de la Procuraduría General de la República, mantiene su firme compromiso de combatir los delitos contra mujeres y menores de edad, así como proteger el interés superior de los infantes.