Noticias de Chihuahua, Chih., a Domingo 19 de noviembre de 2017

Cargando...
Cargando...

A ciento un días de su desaparición

227

A ciento un días de su desaparición

Cumple Diego Fernández de Cevallos ciento un días desaparecido

Se cumplieron ya ciento un días de la desaparición del polémico ex senador Diego Fernández de Cevallos, y aún los órganos de inteligencia del Gobierno federal no tienen una pista clara sobre lo sucedido, aunado a que la familia pidió la no intervención de la policía, para no entorpecer negociaciones de rescate, si así fuera el caso.

Quien fuera también candidato a la Presidencia de la República por el Partido Acción Nacional en 1998, desapareció, presuntamente secuestrado, el 14 de mayo, alrededor de las 22:30 horas, en el exterior de su rancho La Cabaña, que se localiza en el municipio Pedro Escobedo, en el estado de Querétaro.

En el lugar se localizó su camioneta con rastros de sangre, que después se supo era del mismo grupo sanguíneo al que pertenece el político; ahí mismo se encontraron unas tijeras que Fernández utilizaba para recortar su barba.

Días después circuló por Internet la fotografía de un hombre barbado que se parecía al político, con los ojos vendados y el torso desnudo, cuya identidad no fue reconocida plenamente por la policía, si bien se realizó un análisis y se concluyó que podría tratarse de la misma persona.

Posteriormente, el 9 de junio fue encontrado a 40 kilómetros de su finca el chip localizador que le había sido implantado bajo la piel al ex candidato. Una de las hipótesis fue que los secuestradores utilizaron las tijeras para extraer el dispositivo.

Luego, el 26 de julio circuló otra fotografía y una carta, de su puño y letra, en la que solicitaba a su hijo pedir el rescate, a fin de quedar en libertad.

Supuestos y rumores circulan desde entonces, sobre todo de índole electoral, como que los secuestradores pidieran silencio a la familia, y luego la cantidad de 50 millones de dólares por la liberación de Fernández, como que el Gobierno federal tiene escondido su cuerpo sin vida, y otros tantos que seguramente se sumarán con el paso de los meses.