Noticias de Chihuahua, Chih., a Viernes 24 de septiembre de 2021

Cargando...
Cargando...

A la Slim Y Vergara con los impuestos

por Manuel Narváez 516

A la Slim Y Vergara con los impuestos

El Congreso Federal aprobó el aumentó del 15% al 16% del I.V.A., el incremento del 28% al 30% del I.S.R.

El Congreso Federal aprobó el aumentó del 15% al 16% del I.V.A., el incremento del 28% al 30% del I.S.R. a empleados que ingresen más de $10,300.00 pesos mensuales, del IEPES al tabaco, la cerveza y el alcohol, entre otros impuestos para tapar el boquete financiero del próximo año.

De nada sirvieron los argumentos de la sociedad mexicana representada a través de organismos empresariales, académicos, sindicatos, etc, etc, que ofrecían alternativas de recortes al gasto corriente de los tres órdenes de gobierno y gravar el consumo general como opción idonéa para captar mayores ingresos y combatir, aunque fuera por encimita, la evasión fiscal que en este país, supera los quinientos mil millones de pesos.

Fue el ejecutivo federal el que asumió desde un principio la paternidad de la propuesta de gravar con un 2% el consumo, inciativa que ofrecía ingresos superiores a los setenta mil millones de pesos, una cuarta parte del déficit presupuestal para el ejercicio fiscal 2010. Este nuevo impuesto, se prestaba para un gran debate, cierto, porque los supuestos defensores de los pobres argüiriían afectación a la clase desprotegida al momento de adquirir alimentos y medicinas; sin embargo, resultaba negociable, como se ha planteado anteriormente, crear una canasta básica elemental en alimentos y otra de medicamentos más comunes y tratamientos de enfermaddes terminales, pero pudo más la pereza legislativa y los intereses partidistas que ofrendar a los mexicanos una pizcacha de humildad y coherencia discursiva, ya no visión de Estado porque ni idea tienen de lo que significa.

Eso si, el grupo parlamentario del PRI y sus paleros el PVEM y PANAL, que hacen mayoría en San Lázaro, primero desestimaron la propuesta del gobierno de la república, la cual cumplía con la Ley Orgánica de la administración pública federal y la propia del poder legislativo, y después, de la manga, sacaron la contrapropuesta del aumento del I.V.A. Habrá que estar al pendiente si dicha iniciativa, si es que en realidad existe, cumple con los requisitos constitucionales, para eso, los diputados que se opusieron tendrán la titánica tarea de reunir el mínimo de legisladores necesarios para presentar la acción de inconstitucionalidad que pretenden y echar abajo la decisión del congreso federal.

Por su parte, el ejecutivo federal y el PAN también tienen vela en el entierro en la aprobación del incremento del malquerido I.V.A. porque en el senado, como cámara revisora, tienen el 45% de los votos y con la ayuda del PVEM y el PANAL, dieron la cara para sacar adelante el mamotreto aprobado por los diputados federales. Ciertamente el priismo se quiso hacer el graciosito al abandonar la mayoría de sus senadores el salón de plenos y los 8 que se quedaron, se abstuvieron.

No hay nada más tonto que eso porque la Ley orgánica establece claramente que habiendo quórum legal, es decir, el 50% más uno de los senadores que integran el senado de la república, todas las decisiones que se tomen serán válidas; nos encontramos entonces que los senadores del PAN estaban casi todos pero requerían la presencia de más cólegas para cumplir con el requisito legal, esa mayoría simple la completaron senadores del PRI, del Verde, del Panal, del PT, Convergencia y del PRD, al menos estos tres últimos partidos fueron congruentes con los votos de sus correligionarios diputados, pero los del PRI, avalaron el quórum legal aunque como buenos tibios, se abstuvieron. Pecado de Omisión.

Yo no sé que derrotero vayan a tomar los ciudadanos a la hora de votar en las subsecuentes elecciones, lo que si sé es que el ejecutivo federal y el poder legislativo dejaron escapar la oportunidad de meterle cirugía mayor a la reforma fiscal, le rehuyeron por cuestiones de intereses partidistas y al final de cuentas mostraron la pobreza de sus propuestas y la ausencia de compromisos con la Nación.

P.D. Si bien, el paquete fiscal aun no está listo, hasta el momento no se observa el ahorro propuesto por la federación con la eliminación de las secretarías de Reforma Agraria, Turismo y de la Función Pública, tampoco se observa el ahorro por la desaparición de LyFC, ni mucho menos conocemos aún, los nombres de los grandes evasores de este país, aunque ya sabemos que destacan apellidos como Slim, Salinas Pliego, González Barrera, Servitje, González Torres y Vergara. Los Nárvaez sí pagamos impuestos.