Noticias de Chihuahua, Chih., a Sábado 27 de mayo de 2017

Cargando...
Cargando...

Adoptan españoles a 4 niños tarahumaras

1960

Adoptan españoles a 4 niños tarahumaras

Los mejores viajaran a la madre patria integrados en una verdadera familia y con mejores oportunidades

Según datos, el DIF-Chihuahua resguardó a unos tres mil menores en 2006, entre los cero y 18 años; en 2007, de 694 solicitudes de adopción que recibió, resolvió 213, entre ellas, las de 15 infantes que acogieron una nueva nacionalidad.

Cuatro niños tarahumaras, entre ellos uno de seis meses de edad, fueron adoptados por una familia de españoles, debido a que Chihuahua es la única entidad mexicana que cuenta con un sistema de adopción internacional.

El vocero del Sistema de Desarrollo Integral de la Familia, Sergio Sánchez Pacheco, explicó que los menores llegaron por circunstancias de desintegración familiar y ahora tienen la oportunidad de reincorporarse a un verdadero hogar.

El caso de los cuatro menores indígenas de la etnia tarahumara es especial, pues la familia española primero solicitó la adopción de dos pequeños y al año siguiente solicitó la autorización para adoptar a otros dos.

Según datos, el DIF-Chihuahua resguardó a unos tres mil menores en 2006, entre los cero y 18 años; en 2007, de 694 solicitudes de adopción que recibió, resolvió 213, entre ellas, las de 15 infantes que acogieron una nueva nacionalidad.

Precisó que de las 694 peticiones para adoptar a los menores, 613 correspondieron a mexicanos, y 81 a ciudadanos de los dos países con los que chihuahua tiene convenios de adopción, es decir, España y Estados Unidos.

Agregó que de este total, sin embargo, 308 casos están en proceso judicial para otorgar la patria protestad, de los cuales 279 fueron tramitados por mexicanos, así como 29 por españoles y estadunidenses.

Entre las 694 solicitudes de 2007, un total de 213 casos completaron todos los trámites para la adopción plena, que permitieron asignar a 198 menores con tutores nacidos en México, al igual que 15 de ellos a ciudadanos de Estados Unidos y España.

Precisó que en lista de espera están 173 casos pendientes, aproximadamente, entre los que se cuentan casos como el de una pareja que pidió a un recién nacido, que no tiene la Procuraduría de la Defensa del Menor que gestiona las adopciones.

En la adopción, detalló Sánchez Pacheco, no existen criterios que favorezcan a una u otra nacionalidad de los adoptantes, pero según la experiencia, los extranjeros son más flexibles respecto a las características que piden de los niños.

El proceso para adoptar a un menor se tramita ante las oficinas de la Procuraduría de la Defensa del Menor, ubicadas en la calle Tamborel con 12, número 4800, de la colonia Santa Rosa, en la capital del estado.

Entre los requisitos que debe cubrir el adoptante se cuenta el perfil sicológico y socioeconómico, además de documentos personales para comprobar la solvencia financiera y tener como mínimo un año en el mismo trabajo.

Sánchez Pacheco apuntó que en el caso de los extranjeros es menos el tiempo que se les exige, pues cuentan con un periodo de ocho semanas para conocer al infante, y que la Procuraduría de la Defensa del Menor verifique el trato que recibirá el menor.

Añadió que el menor adoptado es supervisado por la embajada mexicana en el país que lo recibe a fin de comprobar que se respetan las reglas de este proceso, y que en el caso contrario se cancela el proceso.

Mencionó que las edades que más solicitan las personas para acoger a un infante, son desde recién nacidos hasta los tres años, pero no hay diferencias en cuestión de sexo, pues se solicita por igual a los varones como a las mujeres.

Aclaró que el tiempo promedio en que se resuelve un trámite de adopción es de seis meses, pero a todos los casos se les da un seguimiento especial, que incluye asistir a una terapia sicológica permanente cada mes en promedio.

Los adoptantes, además, cursan, como condición para que se les otorgue la patria potestad, un Taller de Escuela para Padres Adoptivos, en el que reciben instrucción sobre las consecuencias de tener a un niño que fue maltratado.

El funcionario precisó que no es necesario que quien adopte forme un matrimonio, pues para la Procuraduría de la Defensa del Menor del DIF estatal, legalmente pueden hacerlo hombres o mujeres solteros, divorciados o adultos mayores.