Noticias de Chihuahua, Chih., a Sábado 18 de mayo de 2019

Cargando...
Cargando...

Alertan por contagio de Varicela en Chihuahua

143

Alertan por contagio de Varicela en Chihuahua

El IMSS hace un llamado a la población para que efectúe labores preventivas

Debido a que hasta el mes de agosto se atendieron siete mil 804 casos de varicela, provocada por el virus llamado varicela-zoster, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en esta entidad, a través de la Coordinación Delegacional de Salud Pública, hace un llamado a la población para que efectúe labores preventivas.

Explicó que esta enfermedad es contagiosa y su mayor recurrencia se presenta en la infancia, en ellos suele ser leve; pero en adolescentes y adultos tiene mayor riesgo de complicaciones.

Los casos nuevos que se han atendido hasta el mes de agosto fueron seis mil 267 en derechohabientes entre los 10 y 19 años de edad, y mil 537 casos en adultos mayores de 20 años.

El signo más característico de la varicela es una erupción en la piel en forma de pequeñas ronchas, las cuales en poco tiempo se convierten en vesículas (ampollas llenas de líquido), extendiéndose después por todo el cuerpo.

La varicela generalmente es una enfermedad benigna, sin embargo, a veces aparecen complicaciones, especialmente en adolescentes, adultos y personas con defensas bajas.

Las complicaciones más frecuentes son: infecciones en la piel y del tejido subcutáneo favorecidas por el rascado de las lesiones y la neumonía que puede ser causada por el propio virus de la varicela o las bacterias.

La Coordinación de Salud Pública puntualizó que las mujeres embarazadas, son sensibles y pueden transmitir la varicela al feto, incluso cuando se contráe en los dos primeros trimestres puede causar una varicela congénita, con alteraciones neurológicas, cicatrices en la piel y alteraciones oculares.

La varicela generalmente se diagnostica por sus signos típicos, sin precisar de ningún tipo de análisis. Si se presenta en niños o adultos, lo mejor es que dejen de asistir a lugares concurridos –escuela u oficina— para evitar propagar el virus, por lo menos dos semanas, o sea hasta que se recuperen y el médico los de de alta.

Se recomienda tener reposo; en niños sanos suele ser suficiente la aplicación de medicamento para controlar la fiebre, el picor puede aliviarse mediante antihistamínicos orales, talcos de coloides o lociones recomendadas solamente por el médico.

Durante la fase contagiosa es importante aislar al paciente de aquellas personas que no han pasado por la enfermedad; en especial los de mayor riesgo como son los adultos, adolescentes y embarazadas.