Noticias de Chihuahua, Chih., a Miércoles 3 de marzo de 2021

Cargando...
Cargando...

Amaos unos a los otros

por Manuel Narváez 267

Amaos unos a los otros

Tendrán los legisladores mexicanos que aplauden con devoción la sentencia de la Corte

Por: Manuel Narváez Narváez
[email protected]

Enrachada la SCJN al aprobar las adopciones para matrimonios gays, apenas la semana pasada ya había dado el si a los promotores de la Ley al declarar constitucional dicho contrato civil en el D.F., y por ende válido en todas las entidades federativas. El júbilo estalló entre la comunidad lésbico-gay de nuestro país, no así en los sectores conservadores como el clero

La batalla que culminó con una gran victoria por parte de los promotores de los matrimonios y adopciones gays tiene mucho significado porque habla de la inteligencia con que vinieron trabajando para que sus derechos civiles les sean reconocidos. Con esta decisisón de la Corte mexicana, el país se pone a la vanguardia, al igual que Argentina y Estados Unidos, en el reconocimiento a los derechos de los homosexuales como personas con las mismas posibilidades de asumir responsabilidades y derechos al iagual que los heterosexuales.

El debate previo a la sentencia de la Corte resultó encarnizado, pues los grupos antagónicos se dieron con todo y echaron mano de todo hasta llegar al último tramo de la disputa legal, no sin antes dejar el camino pavimentado al post debate para quienes resultaron, digamóslo suavemente, no ganadores. Desde el fin de semana pasada algunos ministros diestros en el suspenso y adictos al chacoteo mediático, deslizaron sus inclinaciones a favor de las adopciones, que tanto es tantito diría mi abuela, si ya dieron el si a los matrimonios pos de una buena vez que tengan la familia completa.

Así las cosas, la iglesia católica reaccionó de bote pronto a la medida y en voz de uno de los más fervientes detractores de la iniciativa, el cardenal jaliscience Juan Sandoval Iñiguez, acusó a los ministros de haber sido «maiceados» por el jefe del gobierno capitalino Marcelo Ebrard. No pasó ni medio día para que la caballería pesada del liberalismo en el Congreso de la Unión entrara al quite y lamentara las acusaciones del prelado.

El senador priísta Pedro Joaquin Coldwell, que junto con el PRD van de la mano en este tema, asumen el papel de la defensoría de oficio de la SCJN, responsabilidad constitucional que recae en el poder ejecutivo federal a través de la secretaría de gobernación en donde existe una subsecretaría para atender los asuntos del clero; en todo caso, es ahí donde se deben tomar las medidas cautelares y procidimentales para delinar los límites de la libertad de expresión y hacer valer las sentencias de la Corte, evitando con ello una guerra de declaraciones que profundice más las divisiones entre los sectores de nuestra sociedad. Yo tampoco creo que Ebrard Casaubón haya tenido que soltar lana para «maicear» a los ministros porque no lo necesitan, ya que estos individuos promedian salarios de 500 mil pesos mensuales y tal vez sean, junto con los expresidentes mexicanos y consejeros del IFE, los burocratas mejor pagados de México.

Palo dado ni Dios lo quita dicen los abogados ante una sentencia firme y definitiva, pero en todo este relajo de los matrimonios y adopciones gays, el turismo en nuestro país puede verse beneficiado ya que según datos de las principales economías turísticas del mundo, afirman que el turismo gay representa el 15% de los viajeros; además, son los que más gastan y consumen. Tan sólo los turistas gays norteamericanos gastan al año poco más de 6,500 millones de dólares. Ahora sí los fans de Ricky Martin, Jodie Foster, Elton John y muchos más podrán venir a México con toda tranquilidad a disfrutar con sus hijos, las riquezas turísticas que ofrece el suelo azteca, sin que nadie los señale o discrimine por sus inclinaciones sexuales.

P.D. Tendrán los legisladores mexicanos que aplauden con devoción la sentencia de la Corte, el mismo entusiasmo y voluntad para sacar adelante la reforma de Estado que urgentemente necesita México?. Los padres huérfanos que perdieron a sus pequeños en el incendio de la guarderia ABC, podrán comprender que los ministros con sus sabias decisiones dan alegría a hogares diversos, mientras le quitan a otros la esperanza de terminar con la impunidad en este país?