Noticias de Chihuahua, Chih., a Jueves 29 de octubre de 2020

Cargando...
Cargando...

Balconea Brozo a Calderón

617

Balconea Brozo a Calderón

Niega presidente haber utilizado el concepto de 'guerra' en lo que ahora nombra 'lucha' contra el crimen organizado

«Yo no he usado, y sí le puedo invitar a que revise todas mis expresiones públicas y privadas, usted dice ’usted ya eligió el concepto de guerra’. No, yo no lo elegí, yo he usado permanentemente el término ’lucha contra el crimen organizado’ y ’lucha por la seguridad pública’ y lo seguiré usando».

Así respondió ayer el mandatario federal Felipe Calderón a Miguel Treviño, director del Consejo Cívico e Institucional de Nuevo León, quien le pidió a Calderón usar su legitimidad para imponerse a gobernadores y alcaldes en la lucha contra la delincuencia.

Pero la tarea la hizo el periodista Victor Trujillo en su cuenta de Twitter, donde exhibe al presidente en un discurso que usó el 12 de septiembre del 2008 cuando todavía el país no alcanzaba a visualizar las dimensiones de la narcoviolencia que ahora vive en el país.

En este el ejecutivo señala textualmente ’...por eso, en esta guerra contra la delincuencia, contra los enemigos de México, no habrá tregua ni cuartel’

El rechazo de Calderón ocurrió, ayer por la mañana en los «Diálogos por la Seguridad», después del debate suscitado por caricaturistas para un llamado a detener las muertes por la guerra contra el crimen.

De acuerdo con registros periodísticos, Calderón sí se ha referido a la lucha antinarco con el término «guerra», incluso cuando todavía era candidato en 2006

El 30 de mayo de ese año, en plena campaña presidencial, al presentar los 10 puntos específicos para combatir a la criminalidad, utilizó por primera vez la palabra «guerra».

«Esta es una guerra, y tengan la seguridad de que vamos a ganar, porque habrá un gobierno decidido y con los mejores instrumentos para ello», advirtió ante presidentes y ex presidentes de asociaciones de juristas, como la Barra de Abogados, rectores y académicos de la Escuela Libre de Derecho, la Universidad La Salle y la Universidad Panamericana, legisladores panistas y representantes de organizaciones civiles.

El 28 de enero de 2007, el diario español «La Vanguardia», publicó una entrevista con el Presidente Calderón y en ella se cita una frase en la que dice que la «guerra» será larga.

«Podíamos convertirnos en un Estado y una sociedad dominados por la delincuencia vinculada al narcotráfico. Reaccionamos y tomamos la iniciativa en una guerra que será larga, difícil y costosa, pero que ganaremos», señaló.

En una entrevista concedida el 22 de marzo de 2007 durante un foro organizado por Reuters, ya siendo Presidente de la República, Calderón reveló que él y su familia habían recibido amenazas y volvió a utilizar el término «guerra».

«No tenemos otra alternativa más que actuar y es una guerra, es un tema que yo sé que será muy largo, que probablemente yo no vea el final como Presidente», indicó.

Luego, durante una cena realizada el 23 de septiembre de 2008 en Nueva York, con empresarios de la Asociación de Política Exterior, el Mandatario pidió la adopción de estrategias comunes para pensar en ganar la «guerra» contra el crimen organizado y el narcotráfico.

«Si queremos ganar esta guerra, tenemos que trabajar juntos, como socios», aseguró.

El 1 de diciembre de 2008, en una entrevista concedida a Adela Micha, el jefe del Ejecutivo, al hablar acerca de lo prolongado y costoso que sería el combate al crimen organizado, volvió utilizar ese término.

«Dije que costaría recursos económicos y ya estamos aumentando significativamente esos recursos; esto es, en cierto sentido sí es una guerra: las guerras se ganan así», dijo.

La última referencia del jefe del Ejecutivo del combate al crimen organizado como una «guerra», la hizo el 10 de agosto pasado, precisamente durante una de las mesas del «Diálogo por la seguridad», al asegurar que en los enfrentamientos a balazos las fuerza federales son muy superiores a los criminales.

«En los enfrentamientos, por ejemplo, aunque hay lamentablemente bajas del Ejército o de las Fuerzas Federales, las bajas de los criminales son considerablemente mayores. Estoy hablando de proporciones quizá de 8 a 1 o más. Indefectiblemente, la victoria, digamos de este enfrentamiento corresponde al Gobierno. De tal manera que no es dable hablar de que esa guerra o esa batalla se va perdiendo».