Noticias de Chihuahua, Chih., a Miércoles 24 de mayo de 2017

Cargando...
Cargando...

Complica la primavera alergias: IMSS

432

Complica la primavera alergias: IMSS

Principales detonantes: humo de cigarro, polvo, polen y contaminación

Durante la temporada de primavera- verano se incrementan los casos de alergias en ojos y vías respiratorias debido a la concentración de agentes contaminantes, polen y flora silvestre –pastos y maleza- que hay en baldíos, camellones y zonas no urbanizadas los cuales son arrastrados por los vientos característicos de este periodo, así lo dio a conocer el doctor René Alberto Gameros Gardea, alergólogo del Hospital “Morelos” del IMSS.

El especialista explicó que la alergia es una respuesta desordenada debido a una susceptibilidad exagerada del sistema inmunológico contra uno o varios factores (medicamentos, alimentos o ambiente) que puede manifestarse de las siguientes formas dermatológica (piel), respiratoria, gastrointestinal, ocular y ótica.

Derivado de que la alergia es una enfermedad multifactorial, es decir, que puede ser provocada por muchos factores, no existe una causa especifica ni medida preventiva ni acciones correctivas y de control. Sin embargo, conforme a la experiencia, se ha visto que la causa de la alergia, en la mayoría de los casos, se produce por predisposición genética y susceptibilidad hereditaria o atópica, es decir si hay antecedentes familiares alérgicos, aumentará el riesgo.

El 80 por ciento de los pacientes manifiestan la enfermedad desde la infancia –antes de los cinco años- y luego desaparece aparentemente por largo tiempo pero persisten en la edad adulta, entre los 40 y 50 años: Aunque se presentan casos en los que desaparece completamente en la infancia o adolescencia.

Existen varios procedimientos que tienen, en parte, un origen de tipo alérgico, siendo los más comunes: rinitis (inflamación de las mucosas nasales) conjuntivitis (infección ocular), dermatitis (alteraciones de la piel) asma bronquial (obstrucción crónica de los bronquios) y urticaria.

Estos padecimientos, solos o en conjunto, manifiestan una sintomatología muy semejante como: obstrucción nasal, estornudos, resequedad o comezón en nariz, ojos, oídos internos, falta de aire, tos persistente con “silbidos” en el pecho, ronchas, enrojecimiento, hinchazón o resequedad con escamación en la piel así como inflamación de parpados y labios.

El médico señaló que aunque se desconocen los factores ambientales específicos que causan la alergia, si existen agentes que acentúan los procesos alérgicos, estos se clasifican en intradomiciliarios y extradomiciliarios:

Los intradomiciliarios son: humo de cigarro, mascotas, polvo y plantas; por ejemplo el humo del cigarro en un bebe atópico eleva tres veces el riesgo de rinitis persistente y asma; la combinación humo de cigarro y la humedad eleva al doble el riesgo de padecer alguna enfermedad alérgica en un paciente atópico de cualquier edad; los ácaros presentes en el polvo y las mascotas, en especial los gatos, desencadenan con frecuencia dermatitis.

Los extradomiciliarios son: smog, polen, viento con tierra o micro partículas, cambios bruscos de temperatura, sustancias químicas, etc.

Derivado de que los principales agentes que exarceban la alergia en estos pacientes se encuentran en el hogar, es recomendable extremar limpieza en casa ya que la acumulación de polvo –aunado a la humedad- favorece el desarrollo de ácaros por lo que es importante lavar con frecuencia sábanas, cortinas y muñecos de peluche, y para la limpieza general es mejor utilizar trapos húmedos y trapeadores, en vez de escobas y plumeros.

Para finalizar, el doctor Gameros Gardea puntualizó que es importante acudir al médico cuando se presenten los primeros síntomas para realizar una valoración y evitar complicaciones; Cuando se prescriba un tratamiento, este debe seguirse puntualmente, completarse conforme las indicaciones médicas y sobre todo no automedicarse con antialérgicos orales o intramusculares, ya que puede tener serios efectos en el paciente, concluyó.