Noticias de Chihuahua, Chih., a Viernes 20 de septiembre de 2019

Cargando...
Cargando...

Dan por muerto programa de deschatarrización

2273

Dan por muerto programa de deschatarrización

«El programa ya se agotó, no da más, no tuvo la dinámica que esperábamos», dicen dirigentes del gremio automotriz

Distrito Federal— Ya no habrá más Programa de Renovación Vehicular (PRV), dio a conocer Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

«El programa ya se agotó, no da más y no tuvo la dinámica que esperábamos. En el Legislativo, en la nueva Comisión Especial Automotriz se está gestando un nuevo plan más poderoso», aseguró este martes, pero declinó ofrecer detalles.

El funcionario lleva poco mas de dos años al frente de esta organización donde están agremiadas casi todas las marcas con plantas de producción en suelo mexicano así como las firmas automotrices que importan la totalidad de los modelos que venden en el país.

Desde 2006, uno de los sectores más poderosos en México no ha podido empujar con éxito en el Congreso de la Unión sus propuestas para incentivar las ventas de automotores nuevos, mismos que llevan 17 meses «de caída libre», como lo califica el propio Solís.

Entre ellas destaca quitar la Tenencia, el Impuesto a la Adquisición de Autos Nuevos (ISAN), así como la deducibilidad fiscal de automotores en un año y cuyo valor sea de hasta 300 mil pesos. No reconoció fallas en los esfuerzos, sino la necesidad de hacerse entender con mucho cuidado con el gobierno federal.

«Consideramos muy importante explicar a las autoridades federales el favorable impacto que esto significaría en las ventas y en la creación de empleos formales, así como de convencerlas que en la ecuación no hay pérdida en la recaudación fiscal», dijo.

Señaló también que es necesario ordenar el mercado interno luego del decreto que permitió la entrada de tres millones de autos con más de 10 años de antigüedad.

«Esto ha mermado, incluso, en el valor de los autos usados, que es un canal por el que se captaban nuevos clientes y hacía crecer el mercado. Con el decreto de agosto de 2005 se rompió esa cadena productiva en las ventas. Ahora es necesario abocarnos a la meta de sanear primero la cadena de autos usados».

Adelantó que en breve será aprobada una norma para exigir niveles mínimos a las unidades que circulen por vías federales de comunicación. También vendrá una normatividad medioambiental.

A decir del entrevistado, esto permitiría «que el mercado digiera en unos cuantos años los cuatro millones de autos usados desechados de Estado Unidos que ya nos comimos».

Durante los últimos dos años a Solís le ha tocado vivir los relevos en los liderazgos en General Motors México, Ford Motor México y de la inestable Nissan (que cambió en menos de un año dos veces a su presidente en México), Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) e Industria Nacional Autopartista (INA), así como en las direcciones y subdirecciones a cargo de la industria automotriz en la Secretaría de Economía.

El mayor logro del sector en esos dos años es haber cabildeado la creación de una Comisión Especial automotriz que se instaló en la Cámara de Diputados hace 10 días.

«Será necesario darle una oportunidad a esta comisión así como al Consejo Automotor Mexicano que lidera el secretario de Economía. Sentimos que hay un espíritu renovador en la industria», concluyó.