12.58°C

Algo De Nubes

Chihuahua, Chihuahua



Martes 30 de octubre de 2007

Día especial para recordar a quienes partieron

Casi nunca pensamos en lo que tenemos, solo en aquello que nos hace falta…


Si reflexionáramos un poco mas en todo lo que nos rodea y que podemos tocar, sin duda disfrutaríamos a plenitud cada segundo en nuestras vidas.

¿Lo que nos hace falta?... muchas veces puede convertirse en una obsesión que nos impide ver lo que va llegando. Lo que se ha ido, es algo que queda en el recuerdo… pero, no debemos llorar por que ha terminado… es mejor sonreír y agradecer al cielo porque nos sucedió…

Cuando alguien se va… ¡se nos encoge el alma! y nos queda un profundo dolor que esconde todas nuestras risas…. Pero, el momento de agradecer la fortuna que tuvimos al haber conocido a esa persona y recordar lo mucho que disfrutamos de su presencia… ¡tarde o temprano llega!

En nuestro país, tenemos un día para rendir tributo a las almas que partieron al mas allá, no nos hace falta nada para celebrar esa fecha… el día de muertos, es un acto que lo mismo nos lleva al recogimiento, a la oración o a la fiesta… es el día en que podemos sentir la calida presencia de aquellos que se fueron, y entre ese mágico carnaval de olores, gustos y amores, sus almas conviven con las nuestras en la remembranza.

El 2 de Noviembre, es el día de todos los muertos… y el momento en que, acompañados de su majestad La Muerte… ellos bajan a la tierra para convivir con los que aun estamos aquí…

La muerte… tan llana, tan simple y tan etérea… ¡quiere ser recordada! y para venerarla, el país y nuestra gente se visten de muchos colores: el blanco del alelí, el amarillo de la flor de cempasúchil o “flor de muerto”… o el rojo de la flor afelpada llamada pata de león. Definitivamente es una fecha especial llena de misterio, alboroto y muchas veces, inmenso dolor…

La celebración de Día de Muertos, es una celebración a la memoria. El ambiente del festejo que se vive en esa fecha, nos invita a rescatar nuestras costumbres y a recordar oficios tan entrañables como el de cilindrero, lechero y cartero entre muchos otros. El ritual de las ánimas definitivamente es un acto que privilegia, el recuerdo sobre el olvido.

Siglos de tradición han situado dos fechas fundamentales a tan arraigada costumbre, señalándose al 1º de noviembre como el día de Todos los Santos (o día de los angelitos) donde se recuerda a los pequeñitos que ahora juegan en el cielo. Es en el tránsito del día 1º al 2º cuando tiene lugar la fiesta de los Fieles Difuntos, donde se acostumbra visitar los cementerios y honrar con comida y rezos a la memoria de aquellos fallecidos.

Día de muertos, día de meditación y reflexión… dicen que nadie muere del todo si cuando se va deja buenas amistades, mucha bondad, innumerables sonrisas y un infinito amor con su recuerdo.