Noticias de Chihuahua, Chih., a Jueves 19 de octubre de 2017

Cargando...
Cargando...

Diabetes causa daños en la retina

1114

Diabetes causa daños en la retina

Como el desprendimiento de la misma en un 80% de los casos registrados por el IMSS

Para todo diabético es importante disminuir los riesgos de complicaciones, por lo que se les recomienda no cargar objetos pesados o realizar esfuerzos para prevenir hemorragias oculares o desprendimiento de retina.

Además hay que acudir por lo menos tres veces al año a revisión médica para detectar oportunamente alteraciones visuales, de tal manera que se detenga el daño o se controle con tratamiento farmacológico o quirúrgico.

La retinopatía diabética es la primera causa de ceguera en el mundo, después le sigue el glaucoma. El ochenta por ciento de los casos de desprendimiento de retina se relacionan con la diabetes mellitus y acontecen entre los 45 y los 60 años de edad, señaló Juan Carlos Cantú Reyes, oftalmólogo del Hospital “Morelos”, del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Además de las medidas preventivas señaladas, el especialista recomienda acudir con el médico ante la presencia de algún signo de alarma, como ver manchas o “mosquitas volar”, que no desaparecen a pesar de “tallarse” los ojos. Estos síntomas se deben a la presencia de hemorragias; cuando el paciente se queja de dolor ocular, es porque el daño está más avanzado, pues ya presenta elevación de la presión intraocular.

Precisó que todo diabético después de diez a quince años de evolución de su enfermedad va a presentar daños en la retina, por ello la importancia de hacerse una revisión periódica para prevenir daños mayores.

Muchas veces, añadió, los pacientes no le dan importancia hasta que ya tienen muy avanzado el problema y llegan con una pérdida importante de la visión debido a complicaciones como: hemorragia vítrea, glaucoma neovascular o desprendimiento de retina, y desgraciadamente, en el ochenta por ciento de los casos estos pacientes quedan con la visión con la que llegaron.

El doctor Cantú Reyes dijo que llegan pacientes que refieren haber cambiado la llanta de su auto o haber hecho algún esfuerzo pesado, y al día siguiente,cuando despiertan, ya no ven nada, y esto se debe a que se le desprendió la retina o sufrió una hemorragia ocular.

En el caso de desprendimiento de retina, se ve una mancha oscura y grande; con el glaucoma neovascular, además de una mala visión hay dolor intenso; en la hemorragia ocular se pierde totalmente la vista.