Noticias de Chihuahua, Chih., a Jueves 23 de noviembre de 2017

Cargando...
Cargando...

Diabetes puede causar amputaciones

386

Diabetes puede causar amputaciones

Es importante tomar medidas de prevención y de higiene para evitar lesiones

La diabetes mellitus o diabetes sacarina, se conforma por los trastornos metabólicos que afectan a diferentes órganos y tejidos de por vida. Se caracteriza por el aumento de glucosa en la sangre la cual es causada por varios trastornos, incluyendo la baja de producción de la hormona “insulina”, secretada por las células B del páncreas, o por su inadecuado uso por parte del cuerpo que repercutirá en el metabolismo de los carbohidratos, lípidos y proteínas.

Las personas que padecen esta enfermedad, no deben abandonar su tratamiento médico, es importante tomar medidas de prevención y de higiene para evitar lesiones; al cortar y limar las uñas de los pies; además de secarse los pies después de bañarse para evitar la micosis (hongos), usar zapato cómodo, de punta cuadrada o amplia, mantener lubricada la piel y revisar los pies con un espejo todos los días.

Cabe recordar que la diabetes mellitus es una enfermedad crónico degenerativa, ya que las personas que padecen esta enfermedad sufren de trastornos de sensibilidad y circulación sanguínea, lo que hace que no sientan dolor, frío o calor ante la aparición de úlceras o heridas en las extremidades inferiores.

El Instituto Mexicano del Seguro Social da a conocer los tres diferentes tipos de diabetes mellitus:

1. Diabetes mellitus tipo1.- o Juvenil, la cual se presenta la mayor de las veces en gente joven, aunque puede aparecer en cualquier etapa de la vida y se caracteriza por la nula producción de insulina debido a la destrucción de las células B.

2. Diabetes mellitus tipo 2.- o del adulto, complejo fisiopatológico cuyo déficit es la producción y resistencia de la insulina, se desarrolla en etapas adultas y tiene relación con la obesidad.

3. Diabetes mellitus gestacional.- aparece durante la gestación con un porcentaje del 1 al 14 por ciento de las pacientes, entre las semanas 24 y 28 de la gestación. Ocasionalmente persiste después del parto lo cual genera un incremento de trastornos en la madre; como lo son la hipertensión, infecciones vaginales y vías urinarias, parto prematuro, entre otros… En el bebé puede ocasionar muerte fetal, ó crecimiento exagerado del producto debido a que esta expuesto a mayor cantidad de glucosa que la habitual.