Noticias de Chihuahua, Chih., a Sábado 16 de diciembre de 2017

Cargando...
Cargando...

Dijeron ’sí’ al IVA diputados chihuahuenses

309

Dijeron ’sí’ al IVA diputados chihuahuenses

Sólo 2 de 13 representantes del estado no avalaron las alzas

Distrito Federal— Diputados federales por Chihuahua aprobaron, en su mayoría, el incremento del 10 al 11 por ciento en el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en la frontera y del 15 al 16 en el resto del país, además del 28 al 30 por ciento al Impuesto Sobre la Renta (ISR), así como del 2 al 3 por ciento al Impuesto a los Depósitos en Efectivo (IDE).

Con excepción del priísta Maurilio Ochoa Millán, quien votó en contra de dichos aumentos, y la panista María Antonieta Pérez Reyes, quien se abstuvo, los otros 11 legisladores del PRI y del PAN representantes del estado dieron su apoyo a las reformas legales.

En entrevista para El Diario, Ochoa Millán explicó que el sentido de su voto se debió a que no se exploraron otras opciones para tener más recursos, como la reducción del gasto corriente del Gobierno federal.

“Un ejemplo: en el año 2001, cuando prácticamente había entrado el gobierno del cambio, había 89 puestos de subsecretarios o equivalentes (…) y hoy después de nueve años hay mil 11 subsecretarios o puestos equivalentes”, destacó.

Ante esas circunstancias, aseguró, “no creo que subir impuestos sea el camino adecuado; el Gobierno federal tiene que reducir su gasto primero, antes de subir los impuestos, pues hoy tiene un gran gasto corriente, el presupuesto trae un decrecimiento en la infraestructura de 13.5 por ciento, pero se destina más del 16.2 por ciento para el pago de la alta burocracia de la Federación”.

Ese gran gasto, insistió, tiene que ser revertido: “no podemos creer que un país pueda avanzar si no hay inversión en infraestructura, en educación. El gobierno federal va en un camino equivocado, no está considerando lo que los mexicanos necesitamos”.

Con esos argumentos coincidió María Antonieta Pérez Reyes, prácticamente la única panista de los 143 legisladores que componen la bancada que no avaló las reformas fiscales, pues fijó su voto como “abstención” para las reformas en la miscelánea fiscal (aumento de impuestos), Ley del Impuesto Especial a Productos y Servicios (IEPS), Ley Federal de Derechos, así como a la Ley de Ingresos de la Federación 2010.

En entrevista, la diputada federal panista electa en Juárez fundamentó su abstención debido a que no se contemplaron otras medidas que no afectaran de manera directa a la mayoría de población.

“No estuve de acuerdo con el incremento del IVA, del ISR, con que no se hubiera derogado el ISR o el IETU para hacer una simplificación tributaria, tampoco estuve de acuerdo con que a la cerveza se le hubiera bajado el impuesto que propuso el Ejecutivo”, señaló.

En contraste, destacó, también hubieron muchas cosas que no se tomaron en cuenta: los regímenes especiales con los que México le da muchos beneficios a muy pocos; la evasión fiscal, que es tremenda y que nos sigue afectando a los mismos de siempre, así como el gasto público.

El diputado por Chihuahua Alejandro Cano Ricaud, dijo por su parte en que el gobierno federal ha manejado con un “alto grado de ineficiencia” la administración federal.

“Nos pone en una disyuntiva muy complicada porque los gobiernos de los estados si no tienen un ingreso como el que ellos estaban planteando no iban a poder atender a la población”, aseguró.

Ante esas circunstancias, advirtió, la opción que dio el gobierno federal para poder participar a las entidades federativas y a los municipios fue el aumento del uno por ciento al IVA.

LAS REFORMAS APROBADAS

Otras de las reformas aprobadas la madrugada de ayer fue a la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios, que contiene diversas medidas relacionadas con bebidas alcohólicas, tabacos labrados, juegos con apuestas y sorteos, servicios de telecomunicaciones y cervezas.

En materia de telecomunicaciones se modificó la iniciativa presidencial para disminuir el gravamen a las redes de telecomunicación del cuatro al tres por ciento; incluye Internet y cable y excluye a la telefonía pública y fija rural.

Aunado a ello, se incrementó la tasa “ad valorem” vigente para dichas bebidas en tres puntos porcentuales, para llevarla de 50 a 53 por ciento, en lugar de la cuota adicional de 3 pesos por litro, que planteó el Ejecutivo para estas bebidas.

Respecto a tabacos labrados, se incrementó la carga fiscal en el IEPS mediante la implementación específica y propone que ésta se determine en función de las unidades de cigarros enajenados o importados y no por contenido de tabaco en gramos, como se proponía en la iniciativa original.

Por lo que hace a la realización de juegos con apuestas y sorteos, se incrementa de 20 a 30 por ciento la tasa “ad valorem”, pues se acercaría a la que, en promedio, se aplica en el ámbito internacional y no pone en riesgo el crecimiento y consolidación de esta industria.

Así mismo, se aumentó de manera temporal la tasa del impuesto aplicable a la cerveza, para ubicarla en 26.5 por ciento durante los ejercicios 2010, 2011 y 2012, reducirla a 26 por ciento en 2013, y finalmente ubicarla en su nivel actual de 25 por ciento a partir de 2014.