Noticias de Chihuahua, Chih., a Martes 27 de octubre de 2020

Cargando...
Cargando...

Econciencia

por Antonio Tiscareño 123

Econciencia

Ocupamos un deshonroso primer lugar en la generación de una de las peores formas de contaminación

Como si no fueran suficientes las malas notas que descalifican la calidad de vida en nuestra entidad, ahora debemos darnos por enterados de que ocupamos un deshonroso primer lugar en la generación de una de las peores formas de contaminación que asolan al planeta, la llamada Contaminación Oculta, que nada tiene que ver con el tema de moda que es la infestación de violentos delincuentes que han sentado sus reales en el estado, pero que en cambio si conserva el estigma de arreglos en lo oscurito pues se relaciona mucho con otra clase de delincuentes, de los llamados de cuello blanco, que al amparo de la opacidad, con la que se manejaron hasta hoy los gobiernos municipales y estatales, obsequiaron con un exceso de tolerancia en su trato a las empresas aquí asentadas.

Todos los funcionarios que en su turno deberían haber sido responsables de la celosa defensa de la salud de la población y la conservación del medio ambiente, a ojos vistas se dejaron chantajear por los intereses de las industrias que a cambio de conservar esas fuentes de trabajo en la localidad, hicieron omisiones dolosas en perjuicio de nuestro ecología, mismas que hoy saltan a la vista cuando los organismos ambientalistas internacionales nos señalan en ese aspecto como el lugar más contaminado del planeta.

Por ello hoy sabemos sin lugar a dudas que además del desorden y simulación con las que se han manejado las compañías constructoras. mismas que han convertido nuestra ciudad en el caos urbano que padecemos, además también han permitido sistemáticamente que la industria maquiladora y los distribuidores de equipos electrodomésticos y electrónicos incumplan con sus compromisos perfectamente especificados por las leyes ambientales, que de aplicarse al pie de la letra, los obligarían a hacer un manejo adecuado de los desechos y residuos de basura electrónica con los que irresponsablemente y con pleno conocimiento de causa han venido inundando nuestras principales ciudades.

Las nuevas administraciones reciben un grueso paquete ambiental que no se va a remediar simplemente plantando arbolitos, esperemos que su compromiso alcance a ser previsor y por ello preventivo de que se sigan cometiendo todos estos abusos que se han venido dando tradicionalmente y que si bien ocasionalmente se anotan un buen punto al aplicar acciones correctivas, si se presumen tan celosos de cuidar la economía de los bienes a ellos encomendados, que su esfuerzo de aquí en adelante se concentre en aplicar la ley en forma estricta para no tener que aplicar después los recursos públicos en soluciones costosas a los problemas causados por la negligencia culpable de los particulares.

Conviene que recuerden que a pesar de los cantos de las sirenas que los hacen creer que son semidioses colocados muy por encima de los simples mortales, a menos que tengan la forma de migrar de planeta y así evitar ser alcanzados ellos y sus familias por las consecuencias de vivir expuestos en un ambiente gravemente deteriorado, al menos en esto que si nos afecta a todos, de verdad se pongan las pilas, ¡ah pero eso sí, que no sean chinas!, como las pilas piratas que les dejan vender a los vendedores irregulares y que son tan contaminantes como la corrupción que las y los tolera.