Noticias de Chihuahua, Chih., a Domingo 13 de octubre de 2019

Cargando...
Cargando...

El PAN podría quedar en tercer lugar en 2012: «Jefe» Diego

375

El PAN podría quedar en tercer lugar en 2012: «Jefe» Diego

El ex senador acusa que por ambiciones se han perdido los valores del partido; reitera su oposición a aliarse con el PRD

Distrito Federal— Muchas rectificaciones del PAN espera Diego Fernández de Cevallos, si ese partido quiere conservar la Presidencia de la República en 2012, porque en su opinión ha perdido generosidad y cedido a las ambiciones personales.

El candidato presidencial panista en 1994 sentencia que si no se dan cambios profundos en Acción Nacional, “y si se maquilla una vez más su línea política, quedaremos fácilmente en un tercer lugar” el año entrante.

Para el Jefe Diego, el PAN tiene precandidatos competitivos para ganar, entre los que no se incluye, porque él ya separó “el 2040” y subraya su tajante oposición a alianzas con el PRD, porque son “contra natura y no reflejan más que devaluación” de ambos institutos.

De Peña Nieto reconoce su posicionamiento y del PRI sus aciertos y trabajo inteligente, pero no cree en los candidatos invencibles. A López Obrador lo considera un psicópata peligroso, porque no respeta a nada ni a nadie y no quiere adeptos, sino súbditos, y llama “patriota” al presidente Calderón.

A sus 70 años, y tras la dramática experiencia de haber permanecido secuestrado siete meses y seis días, el Jefe Diego se declara un hombre libre, con la conciencia tranquila, sin rencores ni miedos.

—¿Qué esperas del PAN para 2012?

—En primer lugar, rectificaciones de fondo y de forma. Si esas se dan, me gustaría que retuviera la Presidencia; si no se dan, como mexicano me resultaría intrascendente quién gana o pierde. Como consecuencia de cambios profundos, espero unidad, propuesta clara, generosidad auténtica y mucho trabajo con inteligencia y con pasión.

¿Qué tipo de rectificaciones y qué tan profundas?

–Acción Nacional debe recuperar valores perdidos. Duele decirlo. Por desgracia ha venido perdiendo identidad y rumbo, así como rectitud y generosidad en muchos de sus militantes. Hoy en día la mayoría de los mexicanos considera iguales a todos los partidos; el ideal humanista y democrático por el que luchó el PAN durante años ha cedido paso a las ambiciones personales de no pocos agremiados.

“(...) Se puede decir que mientras estuvo concentrado el poder, estaba concentrada la corrupción; y cuando aquél se democratizó, también se “democratizaron” las conductas contra las cuales luchamos. Se han perdido en la institución valores, ideales, estilos, comportamientos, proyectos y, desde luego, generosidad.

“Por ello, lo urgente, lo inaplazable para la competencia que viene es lograr rectificaciones de fondo y de forma. Lo fundamental no es ganar o perder la Presidencia, sino que Acción Nacional sea un auténtico instituto político al servicio de México, promotor eficaz del bien común.

“Por supuesto que deseo que el PAN retenga la Presidencia y que conquiste otros triunfos electorales y espacios de poder, pero no por cualquier medio, con cualquier procedimiento y para cualquier fin.”

–¿Tiene el PAN candidatos competitivos y sólidos?

—En Acción Nacional los candidatos no se dan con la anticipación y de la manera con que aparecen en otros partidos. No debemos confundir la exhibición y publicidad con la que se vienen favoreciendo hasta el momento otras opciones políticas. Claro que tenemos precandidatos competitivos. Ciertamente no han estado en el mercado de la publicidad como otros precandidatos, pero de que tenemos elementos valiosos para competir, no hay duda.

“Es verdad que algunos posibles competidores se han colocado como opciones conocidas y constantemente visibles, pero ello no tiene por qué ser determinante. (...) No estamos con los brazos cruzados y en política frecuentemente los cambios se dan con mucha rapidez. Cualquiera de los mencionados públicamente como precandidatos de Acción Nacional pueden competir y ganar, si el partido asume rectificaciones públicas y que éstas sean reales y convincentes. Si se maquilla a Acción Nacional, si se repite una vez más lo que ha venido siendo en los últimos tiempos la línea política del PAN, quedaremos fácilmente en un tercer lugar. Pero si el Partido asume públicamente una actitud incuestionablemente honesta, inteligente, sincera y generosa, con unidad y trabajo puede ganar nuevamente la Presidencia de la República.”

–¿Con quién?

–Con cualquiera de los que están en el tocadero.

–Creel ya pidió licencia.

–Sí, es uno de los precandidatos respetables y con méritos para contender.

–Alguien que le guste a Diego.

–Sería deseable que las cualidades de todos los que dicen buscar la candidatura se concretaran en una sola persona, lo cual es imposible. En lo personal desde hace mucho tiempo no apoyo a precandidatos y prefiero esperarme a la decisión final que democráticamente asuma mi partido. Al candidato que resulte, lo apoyaré.

–Se dice que todas las encuestas apuntan a un candidato muy fuerte que se llama Enrique Peña Nieto.

–Es verdad.

–¿Crees en los candidatos invencibles que ya sea difícil alcanzar?

–No; si algo nos enseña la política es que con frecuencia lo que parece imposible se da en la realidad, tanto para ganar como para perder. Hay ocasiones en que parece imposible que un candidato pueda perder y sin embargo pierde; y hay ocasiones en que parece imposible que un candidato pueda ganar y gana.

–¿Diego para 2012?

–No, yo ya separé para mí el 2040. No llevo prisa. Tal vez algunos no vivirán para esas fechas, pero en el más allá les platico.

–¿Qué piensas de las alianzas?, ¿hay posibilidades para PAN y PRD en 2012?

–De manera consistente he expresado de manera tajante mi oposición a todos esos acuerdos que se han venido dando entre el PAN y el PRD, que no reflejan sino devaluación en ambos institutos.

“Por una parte se ha dado el olvido de valores y, por la otra, está claro su “prontismo” y debilidad. A un PRI reposicionado circunstancialmente por el derroche de dinero y publicidad no se le debe vencer con alianzas simuladas y contra natura.

Es verdaderamente ominoso que quienes han desconocido, injuriado y obstruido la labor del Presidente de la República y del partido sean al mismo tiempo llamados contender como aliados. Eso confunde al electorado, ofende a la sociedad y desmoraliza a los militantes de ambos lados, favoreciendo finalmente a quien se quiere vencer. (...) Simular ante el electorado una propuesta común con el solo propósito de impedir triunfos electorales del PRI , me parece absolutamente inadmisible.”

–¿Y López Obrador?

–Es un psicópata peligroso. No respeta a nada ni a nadie. No le importa la ley ni la justicia en tanto él no las encarne en su demagogia y resentimientos. No busca adeptos, sino súbditos. Todo el que no está con él es “mafia”, aunque él se apoye de verdaderas mafias para escalar en su ambición de poder. Exige cuentas a todos, pero no está dispuesto a rendir cuentas de nada. Como todo fanático, cuando se equivoca acelera.

“Con recordar la forma injuriosa y humillante como trató al Juanito de Iztapalapa se puede apreciar su verdadera condición. Nadie puede negar su perseverancia, lástima que inequívocamente todo su desempeño esté saturado de rencor contra todo aquel que no se pliegue a su capricho, así sea de su partido y de su mismo grupo.”

–¿Dejaste el puro?

–Sí, hace tres años y medio. Estoy haciendo el mayor esfuerzo por mantenerme sin él, sin embargo, en relación con el tabaco no hay guerra definitivamente ganada.

A siete meses de su liberación, cumplidos el jueves 14 de julio, Fernández de Cevallos niega rencores o miedos: “No hay herida que rascar. Soy el mismo de siempre”. Recién cumplió sus “primeros 70 años”.

–La vida comienza a los 70, Diego…

–La vida comienza todos los días, como una oportunidad más y como una responsabilidad sin excusas.

– ¿Qué país deja o va a dejar Calderón?

–Un país con grandes realizaciones, gracias al Presidente, a su equipo, a los demás gobiernos, a las instituciones intermedias y a la sociedad en su conjunto, pero desgraciadamente contrastando con márgenes peligrosos de violencia y pobreza. La sociedad debe asumir su mérito y su culpa en lo positivo y en lo negativo que como país somos. Hay una clara devaluación en el orden familiar, lo que explica que la sociedad vaya a la deriva. No estoy en contra de la modernización de México, (...) sin embargo, la pérdida de valores religiosos, éticos y cívicos están poniendo en grave riesgo el ser nacional.

“(...) Si no formamos buenos ciudadanos —en lo religioso, lo ético y lo cívico— no podremos tener buenas instituciones. Si todos nos asumiéramos deudores de nuestra familia, nuestra iglesia, nuestro sindicato y nuestra sociedad en su conjunto, ésta sería rica; pero si todos nos asumimos acreedores, esas instituciones y la sociedad en su conjunto estarán en quiebra.”