Noticias de Chihuahua, Chih., a Martes 15 de agosto de 2017

Cargando...
Cargando...

«En los Ceresos no readaptamos a nadie»

170

«En los Ceresos no readaptamos a nadie»

Patricio Patiño Arias aseguró es un eufemismo afirmar que en México se lleva a cabo la readaptación social

El subsecretario del sistema penitenciario de la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP), Patricio Patiño Arias, y aseguró es un eufemismo afirmar que en México se lleva a cabo la readaptación social, porque no readaptamos a nadie, afirmó que una de las causas de que exista sobrepoblación en las prisiones en México se debe a que el Poder Judicial tarda hasta cinco años en dictar sentencia.

Al participar en el foro La reforma constitucional en materia de justicia penal y su impacto al sistema penitenciario, que se llevó a cabo en el Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe), el subsecretario refirió que existen 93 mil internos en las 431 prisiones del país que no han sido sentenciados, por lo que no pueden ser integrados en ninguno de los programas de reinserción o laboral.

Asimismo apuntó que el nivel de sobrepoblación penitenciaria es de 41 por ciento, lo que se traduce en 36 mil 78 espacios que podrían estar desocupados si la justicia fuera más rápida para emitir sentencias: o bien se realizan ya los juicios orales o se implementan medidas alternativas a la prisión.

“Esto significa un limbo: tenemos al 42 por ciento que no le podemos ofrecer un programa de reinserción, que no los podemos incorporar obligatoriamente a un programa de readaptación porque son ‘presuntos’, y que si no es bajo voluntad expresa no vamos a mover un solo gramo de actitud hacia los caminos de la reinserción”, dijo Patiño Arias.

Ante un auditorio en el que se encontraba la titular de la Policía Federal Ministerial, Nicandra Castro, el funcionario de la SSP federal resaltó que durante las administraciones pasadas, los gobiernos se dedicaron a construir infraestructura pero no a impulsar verdaderos programas de readaptación social, y expuso que desde hace año y medio, ya es obligatoria constitucionalmente hablando la reinserción social; sin embargo, en muchas de las 431 prisiones que hay en el país es imposible hacerlo; el sistema penitenciario ha estado orientado a la contención, más que a la readaptación social.

Durante su exposición señaló que las autoridades ya han tomado muestras biométricas de todos los internos de los penales federales, y que la semana próxima iniciarán con los reos de las cárceles del fuero común.

Indició que existe un programa nacional que pretendehomologar todos los sistemas de vigilancia, ordenamientos legales y de operación de las cárceles, porque ahora, indicó, en México no existe un sistema penitenciario, sino 431, ya que cada quien mata las pulgas como puede, por decirlo coloquialmente.