Noticias de Chihuahua, Chih., a Miércoles 13 de diciembre de 2017

Cargando...
Cargando...

Exhorta Secretaría de Salud prevenir accidentes en temporada vacacional

por El Ágora 449

Exhorta Secretaría de Salud prevenir accidentes en temporada vacacional

Uno de los más comunes en menores de edad es la aspiración de cuerpos extraños

La Secretaría de Salud del Estado recuerda a los padres y madres de familia, el extremar los cuidados en casa para evitar que los niños puedan sufrir asfixia por la aspiración de algún cuerpo u objeto extraño.

Este es un tipo de accidente que ocurre con frecuencia, que puede ocasionar problemas crónicos graves cuando no se diagnostica oportunamente, además, tiene la mayor incidencia como causa de muerte en el hogar en niños menores de 5 años, indicó el Neumólogo Pediatra del Hospital Infantil de Chihuahua, doctor Mario Soto Ramos.

El especialistaexplicó que un episodio de aspiración de un cuerpo extraño, sucede por lo general en forma súbita e inesperada debido al paso de cualquier objeto lo suficientemente pequeño para que se aloje en la tráquea.

«La obstrucción al paso del aire debido al cuerpo extraño produce un cuadro agudo de dificultad para respirar o de ahogamiento. Por lo general el paciente (sea niño o adulto) presenta tos intensa, o un silbido o ronquido fuerte y es común observar que se llevan las manos al pecho o al cuello y manifiestanangustia por la falta de aire» dijo.

Señaló que es común que este padecimiento sea diagnosticado como crisis asmática o como bronquitis, en cuyos casos pueden pasar semanas o incluso meses y en dichos individuos se presentan complicaciones pulmonares graves como neumonías, abscesos o hasta destrucción de una parte del pulmón o de todo el órgano, ocasionado por la acumulación de flemas que se infectan y la posterior formación de pus.

Ante esta situación, la Secretaría de Salud, recomendó acudir de inmediato a una unidad médica para recibir la atención adecuada. En caso de que el paciente si puede respirar (aunque lo haga con dificultad) no introducir los dedos en la boca, ni golpear la espalda, pues en estos casos se puede mover el cuerpo extraño y entonces se produce obstrucción total de la vía respiratoria y por lo tanto asfixiar al paciente.