Noticias de Chihuahua, Chih., a Domingo 17 de noviembre de 2019

Cargando...
Cargando...

Extorsionan en las narices de federales

479

Extorsionan en las narices de federales

Delincuentes exigieron a comerciantes cuotas de entre 500 y 2 mil pesos para no agredirlos

Un comando que viajaba en una camioneta Suburban y en un auto Dodge Stratus, asoló ayer a pequeños comerciantes de las colonias Hidalgo y Cuauhtémoc a quienes exigieron cuotas de entre 500 y 2 mil pesos para no agredirlos, de acuerdo con testimonios de los afectados.

Algunos comerciantes, sobre todo propietarios de tiendas de abarrotes, aceptaron pagar mientras que otros cerraron sus negocios bajo el argumento de que no mantendrán delincuentes.

Los extorsionadores actuaron incluso a unos metros del cruce de Lerdo y Tlaxcala, donde se ubican hoteles en que se encuentran hospedados decenas de agentes de la Policía Federal, quienes tienen vigilancia las 24 horas y mantienen trincheras con costales de tierra y barricadas.

“Aquí vinieron desde el viernes, me dijeron que para hoy pasarían y mejor no abrí ni abriré ya”, dijo el dueño de una tienda de abarrotes quien pidió omitir su nombre y dar más datos de los presuntos extorsionadores.

Propietarios de negocios ubicados en la calle Tlaxcala recibieron un plazo de dos horas para empezar a pagar, o de lo contrario serían rafagueados, añadió otro de los afectados quien tiene su establecimiento cerca del hotel Santa Fe, donde se hospedan elementos federales.

“Quieren que cada semana les paguemos y con eso no podremos”, agregó el pequeño comerciante.

El grupo de extorsionadores viajaba en una Suburban blanca modelo antiguo, con vidrios polarizados y sin placas, además en un automóvil Stratus gris.

Su actividad en esas colonias consideradas céntricas no es nueva, dijo un habitante del sector.

“Aquí desde el año pasado cobran cuotas a burreras, bares, farmacias, de a como se dejen, y si no quieres, te balacean. Ahora les tocó el turno a las tienditas, los malandros han de andar urgidos”, enfatizó.

Lo anterior provocó que un número no cuantificado de establecimientos cerrara definitivamente sus puertas y que sus propietarios los pusieran a la venta.

Sin embargo, la presencia de extorsionadores tampoco es exclusiva de esas colonias, como lo denunciaron el mes pasado organismos empresariales.

Las extorsiones, también llamadas cuotas o derecho de piso, siguen siendo uno de los principales problemas para los comerciantes de la ciudad, consideraron representantes de la Cámara Nacional de Comercio local, quienes indicaron que la gran mayoría de los que reciben alguna amenaza termina pagando por el temor de ser víctima de un atentado por parte de los delincuentes.

Con lo anterior coincidió entonces Daniel Murguía Lardizábal, presidente de la Canaco en Juárez, quien dijo que la extorsión sigue siendo un grave problema para la economía de la ciudad.

El líder del comercio organizado señaló que en la actualidad no existe la confianza de la ciudadanía para poner la denuncia por el cobro de extorsión.

Además, dijo, se ha disparado el robo en comercios, no a los comerciantes, sino a los mismos clientes de los establecimientos.

Indicó que casi la totalidad de los negocios comerciales que reciben alguna amenaza siguen operando gracias a que pagan la famosa cuota.

Explicó que los delincuentes llegan, piden dinero, amenazan y luego empieza la negociación, por lo que es muy difícil estimar el daño que este delito ha hecho a la ciudad.