Noticias de Chihuahua, Chih., a Sábado 19 de agosto de 2017

Cargando...
Cargando...

Fallece el poeta chileno Gonzalo Rojas

95

Fallece el poeta chileno Gonzalo Rojas

El ilustre poeta chileno Premio Cervantes 2003, murió hoy a los 93 años de edad en Santiago de Chile

El ilustre poeta chileno Gonzalo Rojas, Premio Cervantes 2003, murió hoy a los 93 años de edad en Santiago de Chile, al no poderse recuperar de un accidente cerebrovascular.

A las 06:15 hora local de este lunes se apagó la vida de quien junto a Nicanor Parra era considerado uno de los dos poetas vivos más grandes de Chile.

Había sufrido un infarto cerebral el pasado 22 de febrero y desde entonces permanecía en estado grave, en condiciones que ya se vislumbraban irreversibles, según confesara su hijo Gonzalo Rojas-May.

El autor de “La miseria del hombre”, “Transtierro”, “50 poemas”, “Contra la muerte” y “Poesía Esencial” fue además de un prestigioso hombre de letras, un maestro y un hombre de profundo compromiso social.

Durante el régimen de Augusto Pinochet (1973-1990) no dudó en criticar las atrocidades de la dictadura militar y creó incluso varios poemas en homenaje a los luchadores sociales de entonces, recuerdan medios de la prensa alternativa chilena.

Gonzalo Rojas nació el 17 de diciembre de 1917 en Lebu, 660 kilómetros al sur de Santiago, en el seno de una familia minera, tema que inspirara su primer libro “La miseria humana” (1948).

Estudió Derecho en la Universidad de Chile y ejerció la docencia en centros académicos de su suelo natal y también en otros países como Alemania, Venezuela y Estados Unidos.

Organizó asimismo los Congresos de Escritores en Concepción, capital de la región del Bío Bío, donde logró reunir a los principales exponentes de la literatura de América Latina.

Cumplió también misiones diplomáticas en China y Cuba como representante del gobierno de la Unidad Popular de Salvador Allende, lo que lo obligó a conocer además la dura experiencia del exilio tras el golpe militar del 11 de septiembre de 1973.

Entre sus numerosos lauros internacionales, amén del Cervantes 2003, sobresalen el Premio Sociedad de Escritores de Chile, el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, el Octavio Paz de México y el Nacional de Literatura de 1992.

Su obra es continuadora de las vanguardias literarias latinoamericanas del siglo XX.

Amaba a Cuba y fue un defensor de su Revolución. Su última visita a la nación caribeña fue en enero de 2008 para inaugurar la 49 edición del Premio Literario Casa de las Américas. En su discurso de aquella ocasión señaló:

Yo estaba en Roma aquella vez leyendo el diario esa mañana del uno del 59 del otro siglo cuando le dije al Rodrigo, primogénito mío de 15 años que iba conmigo por el Mundo: -”A ver, muchacho, de las dos noticias ¿cuál?, ¿la terrestre de Fidel entrando en La Habana o la otra con lo del razzo en la Luna?”.

  • ”La de Fidel, me dijo, ésa no va a pasar nunca.”

Dio en el clavo. Nunca iría a pasar. Ésa sí que era “nueva” diría Apollinaire hablando de lo nuevo, ésa sí que era nueva de novedad heroica.

Ahora tengo 90 y el otro día los cumplí y sigo siendo fidelista como sigo siendo allendero. Mundano de mundanidad, con todos los riesgos. Habré nacido carbonífero, tiznado de carbón, pero mundano. Marítimo y fluvial pero mundano en ese puerto del extremo sur donde el gran personaje es el ventarrón.