Noticias de Chihuahua, Chih., a Sábado 15 de mayo de 2021

Cargando...
Cargando...

Festejará UACH día del Dentista

266

Festejará UACH día del Dentista

Festejará la Facultad de Odontología el día del Dentista

La Facultad de Odontología de la Universidad Autónoma de Chihuahua, invita al festejo del día del Odontólogo en las instalaciones de la Facultad.

Realizarán la celebración, el miércoles 9 de febrero a partir de las 12:00 de la tarde en las instalaciones de la Facultad en el Campus #1.

Los Odontólogos tienen como patrona a Santa Apolonia, Virgen Mártir que la representan en ilustraciones con tensas y diente de oro como colguije alrededor del cuello.

A la Santa Patrona de la Ciencia Odontológica, Apolonia la arrestaron y conminaron a que renunciara a su creencia cristiana y profesara el paganismo, o de lo contrario la qumarían viva en la hoguera.

Como ella no quisiera abjurar de su fe cristiana, la sometieron a horribles torturas para que repitiera después de ellos palabras impías que consistían en serie de improperios y blasfemias en contra de Cristo.

Al negarse ella a tal cosa, sus verdugos y la turba s e enojaron y 1 perseguidor cristiano le lanzó poderoso golpe a la cara haciéndole perder algunos dientes. Luego, durante el martirio al que la sometieron, le fueron arrancados los dientes restantes 1 por 1, tormento que Apolonia resistió con gran entereza.

Ella, con la cara sangrienta, no escuchó ni obedeció a sus torturadores y éstos, en vista de que no conseguían conmover su fe, decidieron amenazarla con enorme hoguera a las puertas de la ciudad, advirtiéndole que si no rechazaba a Cristo, la quemarían viva.

Exhausta, Apolonia les hizo suponer que iba a obrar conforme le proponían y pidió que le desataran las manos, luego de lo cual elevó sus últimas plegarias al cielo, y ofreció su sacrificio a Dios con las siguientes palabras:

Ante la negativa de Apolonia a abjurar de su fe tras pronunciar estas palabras, encendieron la pira, y en menos de lo que pensaron, ella saltó por voluntad propia a la hoguera ardiente para evitar renunciar a su religión.

Según la leyenda, mientras moría en el fuego gritó de nuevo que los que padecieran de dolor de dientes invocaran su nombre, pues ella intercedería ante el Todopoderoso para aliviar sus penas y librarlos del sufrimiento. De esta manera ofrecía su dolor propio por el de quién pudiese sufrirlo después.