Noticias de Chihuahua, Chih., a Jueves 23 de noviembre de 2017

Cargando...
Cargando...

Fracasa programa de fronterización

199

Fracasa programa de fronterización

Meta de 45 mil legalizaciones, muy lejos de cumplirse

La burocracia, la descoordinación entre los niveles de gobierno y la situación económica adversa que viven los fronterizos ocasionaron que el programa de fronterización, promovido en el rubro de seguridad por la estrategia “Todos somos Juárez”, fracasara en su intento por controlar el tránsito de vehículos ‘chuecos’ en la ciudad.

De hecho, desde 2007 a la primera mitad del presente año, lapso durante el cual se han instrumentado diversos programas con el mismo propósito, apenas se logró la legalización de 27 mil automotores, mientras que las autoridades estiman que aquí circulan en la actualidad entre 45 mil y 50 mil sin matrícula.

A menos de 20 días de que concluya la última prórroga otorgada por las autoridades federales para que los dueños de automóviles importados de forma ilegal a la frontera mexicana cumplan con la ley, la meta de 45 mil unidades legalizadas está muy lejos de completarse.

La identificación de los vehículos es, desde hace años, una de las preocupaciones de las autoridades locales, ya que son utilizados en la comisión de diversos delitos que van desde el robo hasta el homicidio.

Aunque en el pasado se han establecido programas de fronterización similares al actual, la permanencia de las unidades chuecas en la calle de la ciudad ha sido permanente.

Hasta la presente semana, el número de automotores legalizados apenas rebasa los 8 mil vehículos, lo que representa menos de la quinta parte del objetivo.

Ante la situación y la necesidad de alcanzar la mayor cifra posible de automóviles regularizados, el Gobierno municipal y el Consejo Coordinador Empresarial dieron a conocer esta semana que solicitarán a la Federación la ampliación del programa y la reducción de los costos establecidos.

El alcalde José Reyes Ferriz exhortó sin embargo a las personas que poseen este tipo de unidades que los regularicen para evitar su aseguramiento, advirtió que a partir del primero de septiembre los tres niveles de gobierno implementarán operativos para decomisar vehículos que no porten matrículas.

Indicó que se buscará que se apliquen tarifas económicas para dar oportunidad a las familias de que cumplan con la ley.

“Tenemos que compaginar la necesidad de seguridad en la ciudad con la necesidad que tienen las familias de tener sus vehículos”, argumentó.

Esta semana, la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) solicitó al Gobierno municipal que cumpla con la Ley de Tránsito y retire todo aquel vehículo que circule sin placas oficiales o con alto nivel de polarizado de sus cristales para proteger la seguridad de los habitantes de Ciudad Juárez.

El documento oficial, firmado por el visitador para atención a víctimas, Gustado de la Rosa Hickerson, y enviado al presidente municipal José Reyes Ferriz, pide también exhortar a la población a no utilizar su vehículo chueco en tanto no lo regularice.

También se dio a conocer que la CEDH solicitó al Gobierno federal ampliar el programa de fronterización hasta el mes de diciembre próximo en virtud de la poca respuesta de la ciudadanía.

En el documento con número de oficio GRH 029/2010 se expone un análisis que fundamenta y establece la obligación de la Dirección General de Transito, de evitar la circulación de los vehículos que no porten placas oficiales.

Para hacerlo, se citan los artículos 37, 42, 43, 90, y 101 de la Ley de Vialidad y Tránsito para el Estado de Chihuahua, así como los artículos 31, 102, 125, y 126 del Reglamento de Tránsito Municipal de Ciudad Juárez, además del compromiso número 5 de la estrategia “Todos somos Juárez”.

Este último acuerdo, establecido con el presidente Felipe Calderón Hinojosa en el mes de febrero, tiene el objetivo de lograr la plena identificación de los vehículos que circulan en Juárez e incrementar las unidades con reporte de robo.

También da pie al programa de regularización y establece el compromiso de revisar sistemáticamente vehículos sin placas, con cristales polarizados y sospechosos.

La CEDH sugiere que para efectos de no contaminar esta acción y proteger la seguridad de los ciudadanos con afanes recaudatorios, se instrumente un operativo que influya en los propietarios de chuecos para que los inmovilicen en su domicilio hasta obtener la regularización.

En febrero de este año, Calderón Hinojosa anunció el programa “Todos somos Juárez”, y estableció la necesidad de identificar a los miles de automóviles que circulan por las calles de la ciudad sin ninguna identificación por motivos de seguridad.

Para lograrlo, dio a conocer que se abriría un programa especial de regularización que, sin embargo, presentó características que impidieron a la mayoría de los ciudadanos dueños de chuecos legalizarlos.

Tres años de programas, todos sin los resultados requeridos
Durante los últimos tres años se han implementado diferentes programas de regularización, pero ninguno ha servido para que la mayoría de los dueños de vehículos sin matrículas los regularicen.

Por ejemplo, a través del Programa Municipal de Regularización de Vehículos instaurado en 2007 se logró la legalización de poco más de 7 mil unidades.

Sin embargo, las disposiciones para la importación definitiva de vehículos usados publicadas en febrero especificaban un límite de antigüedad de 10 años para las unidades a introducir por particulares a un costo más alto.

En enero de 2009, de nuevo, las autoridades anunciaron el decomiso de unidades sin legalizar, aunque esta vez sí realizó el operativo y se retiraron de circulación casi 300 unidades.

Durante ese mes, el Municipio y la Asociación de Agentes Aduanales arrancaron con otro programa de regularización de autos usados, aunque esta vez advirtieron que el costo total de los trámites sería elevado y dependería del tipo de vehículo.

Se ofreció a los ciudadanos la opción de realizar la diligencia si les era conveniente o que esperarán la posible modificación del decreto emitido por la Secretaría de Economía que establecía precios muy altos para el trámite, lo que provocó que la importación de vehículos se desplomara a niveles nunca vistos.

El pasado 11 de febrero de 2010, el presidente de México ofreció a los juarenses rescatar a la ciudad a través de un amplio programa de obras de tipo social, entre los que se incluyó un programa de fronterización.