Noticias de Chihuahua, Chih., a Miércoles 20 de septiembre de 2017

Cargando...
Cargando...

Gran colorido en el «Pow Wow»

2271

Gran colorido en el «Pow Wow»

Realizado en la reservación de Mescalero en Nuevo México durante este fin de semana

Mescalero, Nuevo México.- El sonar de los tambores y de los cantos de las diferentes tribus de indios americanos fueron parte del Pow Wow efectuado en la reservación de Mescalero Nuevo México.

En punto de las doce del mediodía del día sábado 27 de octubre del presente año, uno a uno comenzaron a llegar los danzantes provenientes de diferentes partes de los Estados Unidos, como de Arizona, los Navajos, así como los Apaches de Nuevo México , los indios Pueblo y otros más.

Para poder llegar a la reservación de Mescalero es necesario realizar un viaje de cinco horas partiendo desde la ciudad de Chihuahua; esta reservación originalmente fue establecida el 27 de mayo de 1873 por Orden Ejecutiva del Presidente Ulises S. Grant, localizada en un principio cerca de Fort Stanton, posteriormente se establece la reserva actual en el año de 1883. Esta cuenta con una superficie de 1.862.463 km² (719.101 millas cuadradas), casi toda ella localizada en el Condado de Otero, Nuevo México, cuenta con una población de 3.156 habitantes ( 8 según el censo del 2000).

En el trayecto de Chihuahua a Nuevo México poco a poco se observa como el paisaje va cambiando, pasando por el desierto hasta llegar a los bosques de la reservación. Al arribar al Casino de Mescalero Apache, se pudieron observar como llegaban los competidores portando ya sus atuendos tradicionales, llenos de colorido y cuentas de conchas o metal.

En el interior de este gran complejo turístico los pasillos fueron testigos del transitar con pasos cautelosos de indígenas de diferentes reservaciones, mismos que se preparaban para participar en el “Pow Wow” la reunión intertibral más grande en la que participan niños, jóvenes, adultos y ancianos en las categorías de canto y danza a realizarse durante este fin de semana.

Cabe destacar que estas celebraciones regularmente se realizan en los meses de marzo o abril al aire libre en diferentes reservaciones, espacio en el que intercambian historias de sus ancestros, así como artesanía propia de cada uno de sus lugares de origen; por lo que en esta ocasión por tratarse de un Pow Wow efectuado entre las montañas de la reservación de Mescalero, Nuevo México, se decidió realizarlo en un lugar cerrado por la temperatura baja que se registra.

Antes de iniciar el evento se pueden observar como las familias esperan con ansia el inicio de las competencias de cada categoría, para poder aplaudirle a su familiar que compite; mismo que tendrá que desarrollar una coreografía generacional, en donde la mezcla de los colores, diseños y pasos generan un ambiente mágico para todos los que estan presentes.

El inicio de este “Pow Wow” lo determina el «Grand Entry» engalanada por la bandera de los Estados Unidos de Norteamérica, así como la Reservación de Mescalero Apache; mismas que presiden la ceremonia sagrada, para dar pie a la primer danza conjunta en donde todos participan denominada “Round Dance”.

Posteriormente iniciaron las categorías de niños, jóvenes, adultos y ancianos, en donde los jurados califican el estilo de la danza, el traje y la forma tradicional en que esta confeccionada; a su vez participaron seis grupos de canto acompañados por los tambores sagrados.

De manera sorprendente tanto los pequeños hasta los ancianos disfrutaron cada una de los latidos de los tambores que retumbaban en la gran sala del Casino Apache, como si quisieran salir y perderse entre las montañas que lo rodean, esto en la búsqueda de los “Espíritus de las Montañas” los cuales se resguardan en lo más profundo de los riscos que se pueden observar al llegar a este lugar.

Con una gran entrega y sin perder la misión tan importante encomendada por sus ancestros los participantes protagonizaron en medio de un círculo armónico, las danzas que hablan por sí solas, de una gran tradición indígena; tanto de tribus como la de los Apaches Chiricahuas, las cuales guardan en su corazón raíces mexicanas.

El Pow Wow es la oportunidad de reflexionar sobre la situación que prevalece en las culturas indígenas de las reservaciones de los Estados Unidos, como por ejemplo la importancia de mantener vivas las tradiciones que finalmente dan una identidad y permanencia a la herencia cultural que poco a poco se esta perdiendo por los pasos acelerados de la vida moderna.

El presenciar este encuentro multiétnico permite a la nuevas generaciones el revalorar la gran encomienda que llevan en sus pequeños pies y grandes corazones, que vestidos por la fortaleza envuelta en colores despiertan su conciencia.

Proyecto Cultural Chihuahua Apache A.C