Noticias de Chihuahua, Chih., a Jueves 17 de agosto de 2017

Cargando...
Cargando...

Hablando de diferencias

por René Herrera García 312

Hablando de diferencias

En Chihuahua tenemos las autopistas mas caras del país, tenemos las placas y las infracciones mas caras

Mientras que por un lado el ejecutivo federal busca facilitar el progreso y adecuar las leyes a las nuevas realidades del país, en el estado pareciera que se busca lo contrario, ver como se nos complica la vida a los ciudadanos.

Calderón ha enviado diferentes iniciativas de ley que urgen, para la reforma integral del estado, entre ellas se encuentran la reforma fiscal, del 20 de junio de 2007, la reforma energética, enviada el 90de abril de 2008, la reforma laboral, del 18 de marzo de 2010 y la no menos importante, la reforma política, enviada al congreso el 18 de diciembre de 2010. Esta contiene 10 puntos clave que serán referentes y de gran valía por su actualidad. Por ejemplo, la ley de iniciativa ciudadana, que permitirá que no solo los diputados, sino que cualquier persona tenga la facultad para presentar cambios en las leyes.

Otro punto presentado por Calderón son los candidatos independientes, es decir, ya no solo los partidos políticos podrán tener candidatos a puestos de elección. Recientemente, el ejecutivo federal emitió 12 medidas de simplificación administrativa, con lo cual proyecta ahorros al sector productivo de alrededor de 20 mil millones de pesos, que se suman a otros 15 mil millones por concepto de impuestos. La “tala regulatoria” anunciada recientemente, permitirá evitar tramites inútiles a los usuarios. Y bueno, estas y otras acciones van encaminadas a facilitarle la vida al ciudadano, aquel que hasta hace poco no veía traducidos en beneficios los impuestos que paga.

En contra parte, aquí en Chihuahua tenemos por ejemplo, las autopistas mas caras del país, tenemos las placas y las infracciones a la ley de transito mas caras, tenemos el transporte publico (los camiones urbanos) mas caro, destartalado y deficiente del país, tenemos por ejemplo también las universidades con mayor costo. Y por si fuera poco, estamos entre los índices más altos en homicidios, secuestros, robos a mano armada y robo de vehículos. Todo esto obviamente le complica la vida al ciudadano, sea hombre, mujer, niño o anciano.

Hace poco apareció una carta en un diario local en la que una persona se quejaba amargamente por el conocido cobro de inscripciones en las escuelas oficiales, cobro en el que se hacen patos tanto los maestros como el gobierno estatal (cada inicio de clases aparece un desplegado donde el estado reconoce que a ningún niño se le puede condicionar la inscripción por no pagar la mencionada cuota. Sin embargo, cada ciclo escolar, esto sucede, a ciencia y paciencia de la autoridad. Claro que el gobierno se ahorra unos buenos millones endilgando la responsabilidad a las sociedades de padres.

¿Alguien lo puede negar?) Creo que son evidentes las acciones de un gobierno que pretende, por lo menos, servir a los ciudadanos, y otro, que logra y muy bien, servirse de la gente. Ojala y los que mantenemos a los políticos sepamos diferenciar entre unos y otros, para que cada vez, aunque sea muy lentamente, podamos tener la nación que por tantos años nos hemos negado nosotros mismos, una patria humana, ordenada y generosa.
Atentamente
Rene Herrera García