Noticias de Chihuahua, Chih., a Viernes 18 de agosto de 2017

Cargando...
Cargando...

Herencias, despojos y herederos despojados

por Antonio Tiscareño 297

Así como la abundancia de recursos naturales con las que cuenta nuestra patria se nos revierte en una especie de maldición

Así como la abundancia de recursos naturales con las que cuenta nuestra patria se nos revierte en una especie de maldición (porque no se puede decir que son bienes “de los que gozamos” porque si bien existen, no todos tenemos acceso a ellos a menos que perteneciéramos a alguna de las élites privilegiadas). Riqueza que en la mayor parte de los casos el ciudadano común y corriente más que disfrutarlas las padece, porque al despertarles la codicia de unos pocos, la batalla por obtenerlos nos involucra a los muchos, sólo que esos pocos afortunados siempre “ven llover bajo techo” mientras a la perrada nos llueve de todo, desde aguaceros torrenciales que siempre caen sobre donde ya está muy mojado, hasta impuestos que siempre nos cargan a los que ya estamos impuestos a los impuestos y que a fin de cuentas nos causan el mismo efecto devastador que los fenómenos naturales pués ambos nos dejan temblando y muy “desmejodidos”

Así la riqueza enorme de nuestro idioma termina por ser uno de esos “bienes” que hemos de padecer y que nos han conquistado la fama de ser muy “rolleros” ante otros pueblos que hablan menos y dicen más.

La siempre odiosa pero siempre necesaria comparación con los güeros del norte (ingleses, alemanes, suecos, etc…) es un ejemplo muy gráfico de ello, porque es notorio el contraste del esquema mental que manejan y que al reflejarse en su idioma, contrasta dramáticamente con los nuestros, los de más “abajito” - dicho esto en todos los sentidos-.

Así vemos que en el inglés y en otros idiomas nórdicos practicamente no existen los sinónimos, antes al contrario; Un sólo término sirve para enunciar muchos conceptos a veces hasta disímbolos, lo que les resulta en una fraseología parca y concisa que los hace merecedores de todo el mérito de la máxima “A buen entendedor… pocas palabras”. Y así tenemos que probervialmente son gente que habla poco y trabaja mucho, que se organizan con mayor facilidad y logran mejores resultados.

En la antítesis de esa realidad, nos ubicamos también por “mérito” propio, los que no sé por que karma geográfico perverso nos ha tocado sub-sistir “abajito” de esa frontera idiomática, económica, ideológica y pragmática. O sea nosotros a los que nos sobran los argumentos y nos escasean los logros. Insisto en compararnos con los exitosos porque es estéril hacerlo con los iguales o peores.

Ya que herederos somos también de la infame tradición de siempre buscar al más fregado para compararnos con él y no sentirnos tan perdidos, pudieramos alegar que no es privativa del mexicano esta “indio-sin-gracia” (perdón creo que se dice idiosincracia,que p´al caso es lo mismo), pues basta asomarse a dos o tres países caribeños y sudamericanos que lo único que exportan son balseros, mojados o indio-logías izquierdistas anacrónicas y fracasadas – de las cuales por cierto, como país hacemos insistente resonancia con nuestra eterna cantaleta en pro de la “reinvindicación de las causas populares” cantada estertóreamente por adalides de izquierda que cobran ¡y bien! en las nóminas de la derecha, tanto que a sus vástagos les pueden hacer lucir en sus mítines de clases populares, un par de zapatos tennis marca “Louis Buiton” cuyo costo representaría el presupuesto familiar de más de doce meses de manutención de una fregada familia de las que dicen defender. ¿verdad Andej Manuejl?, o como el villano de actualidad, Manuel Esparza quien esparce a los cuatro vientos la convocatoria de solidarizarse con su causa, misma que incluye conservar la posesión de su riqueza inexplicable y la patente sindical que le permita seguir aumentándola, aquí lo asombroso es que ante la evidencia de sus traiciones a los que los apoyan… ¡Todavía hay quienes les sigan creyendo!.

Sólo siendo mexicano y viviendo acostumbrado a esta surrealista realidad cotidiana, se puede entender esta infame falta de congruencia.. no en vano hemos acuñado para explicar estos casos frasecitas como la de que “el que tiene más saliva, traga más pinole” y vaya que hasta se le facilita el mote a López Hablador (otra fé de erratas), aquel que solito se dió por muerto y ¡miren que ha resultado muy vivo! Si vivo se puede llamar a un organismo parásito que por sí mismo no vale un cacahuate, pero que tiene la habilidad de adherirse a causas que lo mantienen, si no vivo, al menos enquistado, asechante de cualquier cosa que se mueva aunque sea por los estertores de la muerte como en el caso del fallido Sindicato Mexicano de Electricistas, despojo pestilente de la hoy irremediablemente extinta Compañía de Luz y Fuérza del Centro que feneció víctima de su propio cáncer interno y al cuál se cuelga ya la draculezca figura del “Rayito de Esperanza” y que a nadie extrañe si ahora se quiere cambiar el nombre por el de “Rayito de Luz … y Fuerza del Centro” para hacerse más mimético.

Loco sí, y además peligroso, porque en su ezquizofrenia por el poder, será capaz este Peje… de “pensar” que puede aprovechar la oportunidad de aventarle más pólvora a los cuetes, creando situaciones artificiales como la de introducir a sus huestes de fascinerosos en medio de los contingentes sindicales que pretenden manifestar músculo político para jugarle unas venciditas al Gobierno Federal y así infiltrado en el intestino mismo del movimiento, agredir a los que lo creen su aliado, para luego esconder la mano y gritar a voz en cuello que fue el gobierno federal el que los “madereó”, porque si algo nos ha quedado bien claro en estos últimos tiempos es que a todo se atreven estos malditos engendros heredados del priísmo como son: Por un lado, los Sindicatos del PRIvilegio lo suficientemente enajenados por décadas de sumisión culpable, como para continuar siguiendoles el juego a sus – no sólo corruptos, sino verdaderamente putrefactos - líderes sindicales y por otro lado gente como el “prejidente legíjtimo” de quien todos conocemos que es un PRIfugo de la justicia social que al sentir que ya no le tocaba roer hueso grande dentro de su originario partido, “se partió” hacia el otro partido, ese que hasta tiene nombre de flatulencia, el PRD, ha de ser porque les encanta el p…artido y que bien sabemos es otro engendro “Revolucionario”, donde no sólo agarró hueso, sino que también agarró a mordidas la Cárdena mano que se lo daba y desbancó al lider moral a grado tal que este hoy llora por ya nada poder, dentro de su partido, fundado desde el poder.

Combinación sumamente explosiva la de estas dos vertientes de la injustificada inconformidad, porque no puede justificarse que los que se sienten afectados en sus “derechos” – que bien analizados resulta que están bien “chuecos” y que no son justas conquistas sino infundados PRIvilegios de origen – y sabiéndolo así, aún se resistan al cambio que rescata la justicia a favor de un pueblo, el pueblo verdadero, no ese dizque “pueblo” de turbas canallezcas formado sólo por oportunistas vividores, saqueadores y parásitos, a los que el PRI engendró, crió, sostuvo y mantuvo durante décadas y que devotos de la creencia de que las costumbres hacen las leyes, como ya estaban ¡taaaan acostumbrados!, simplemente nos quieren seguir imponiendo su ley que por cierto es la ley de Heródes.

Por eso y porque otros medios dan más difusión a los discursos de los que la contradicen, desde este humilde rincón aplaudímos entusiastamente esta; valiente, enérgica, necesaria y loable decisión de NUESTRO SEÑOR PRESIDENTE CONSTITUCIONAL, FELIPE CALDERÓN HINOJOSA, quien en un acto de la autoridad conferida por su cargo ejerció una potestad que nos libra de un mal añejo, con un decreto que le aplaudimos todos dentro y fuera del país, excepto claro, las ladillas que resultaron expulsadas al fenecer su “cochinito”. Y para efectos comparativos de un estilo de gobernar a otro, hay que subrayar para que esto haya sido posible, necesariamente tenía que ser un presidente que no fuera del mismo partido que los creó, porque si no… simplemente se les seguirían aumentando los PRIvilegios aunque al resto de la nación se la lleve la… corriente. Y para que no haya confusión ni en las mentes de la ciudadanía, ni en las masas encefálicas atrofiadas (que ni a mente llegan) de algunos diputados federales que más que de ideología de ”izquierda” parecen de “siniestra” por lo chueca y lo retorcida que la han hecho. NO HAY REVERSA. Una vez extirpado el tumor no se puede volver a reimplantar. Habremos, eso si, de continuar lidiando con las metástasis de este mal, replicado a todo lo largo y ancho de la vida orgánica de la nación, dondequiera que persista la presencia nefasta de ese sindicalismo decadente creado y criado a expensas del pueblo y del cual, requete – recontra - reafirmamos, que : Este gran mal nos lo hizo, nos lo hace y nos lo seguirá haciendo, ¡EL PRI!, mientras por no se que aberraciónes electorales el mismo pueblo le siga dando oportunidad de ser el partido que dice “defender” a ese pueblo al que mas bien se dedican a … ´oder.

Volvemos aquí al inicio de nuestra reflexíon, retomemos el sentido de que hay gente que no habla mucho pero si hace lo que tiene que hacer, sin empantanadas mesas de diálogo, ni consultas populistas, digo populares; Simplemente se faja los pantalones y saca a las ratas del granero, mientras otros, ahogados en su propia verborrea, ni hacen, ni dejan hacer, hablan y hablan…. y a falta de logros con los que poder hablar bien de sí mismos, se dedican a vomitar sobre los logros ajenos tratando de sepultarlos en la misma cochinada en la que ahora se revuelcan ellos, como cuando los diputados, regidores, síndica y demás comparsas priístas fácilmente ubicables dentro del gobierno estatal de nuestra entidad se dedican a criticar, denostar y calumniar la administración municipal de Carlos Borruel, azuzando el sospechosismo de la ciudadanía, en vez de ponerse overol, guantes y máscara sanitaria para ir a limpiar el batidero interno de su partido, cuya inmundicia ya se desborda por las puertas y ventanas de su sede.

Después del sobrevuelo por esta muestra de la situación local, estatal y nacional, a la que bien pudiéramos dar el mismo trato que a una “muestra fecal” ( de lejos y con un palito, como a las requeridas para los análisis clínicos). Analicemos y comprendamos estos hechos tan inocultables como el hedor de un zorrillo.

Huele muy mal - no la muestra clínica, ni el zorrillo - sino el asunto de la muerte del que fue presidente del que fue su PRI y se convirtió en su RIP, apesta y contamina aún más el ya de por si revuelto ambiente pre-electoral de nuestro estado, el otro hecho colateral y fácilmente concatenable, de la muerte violentísima del joven encargado de investigar ese caso… ¿Qué habrá encontrado, a quién habrá puesto nervioso, a quién no le quiso hacer caso?.

La sombra del poder tras el trono se cierne ominosa sobre el último año de desgobierno de algunos que se dicen Reyes pero no pueden con los que son simples Patricios y que no paran en nada para imponer a sus favoritos aunque el “gober” tenga los suyos. Hay material para seguir, como buenos mexicanos…. hablando, aunque debiéramos callarnos y hacer lo que se debe hacer, como lo hicimos, aunque a medias, cuando sacamos al PRI de Los Pinos, pero lo dejamos en otras partes de lo cual núnca nos acabaremos de arrepentir lo suficiente, porque la verdad es que no ayudan pero eso si, ¡Ah como…. estorban!. Lo dijimos antes, lo decimos ahora ¿Qué más violencia interna les habremos de ver?.