Terminan monopolios en sector Energético: Diputada
Aprueba INAH proyecto para restaurar Catedral
Buscarán detener abusos en alcaldía de Aldama
Buscan ONG’s alertar sobre FRACKING en Chihuahua

EL ÁGORA: noticias de Chihuahua

¿Conoces algún hecho que valga la pena compartir? ¡Escríbenos!
redaccion@elagora.com.mx

Honestidad

Honestidad

Tenemos ciudadanos elegidos diputados, sin la menor idea de que van a hacer, ¿y sí mejor terminan su primaria? (EL ÁGORA)

11 de octubre de 2013

09:45 am

Uno de los grandes males que aquejan a nuestra sociedad mexicana, es la corrupción, la que se ha convertido en un azote que nos fustiga sin piedad, la mayoría nos quejamos de ello, pero... ¿qué tan honestos somos los mexicanos? Hay una frase lapidaria y reveladora que dice: "la ocasión hace al ladrón".

De la frase anterior, podemos colegir, que muchos somos honrados porque no nos queda de otra. Nuestro temperamento latino nos induce casi irremediablemente a la deshonestidad (hay excepciones, espero que cundan), se dice que las naciones más pícaras del mundo son; Italia, España y México (mejor no investigo en que orden), nuestra natural tendencia al ocio al parecer es coadyuvante aleatorio para nuestra relajada conducta moral.

El carácter del mexicano, da para libros y más libros, en este artículo por lo tanto sólo lo atisbaremos, nuestro premio Nobel de literatura, el maestro Octavio Paz (QEPD), hizo una erudita disertación al respecto en : "El Laberinto de la Soledad" del cual no salimos bien librados, almas sensibles y de piel delicada absténganse de leerlo.

Justo estoy terminando de leer "Amores Mexicanos" de José Manuel Villalpando (buena y amena lectura), el que al analizar así sea someramente al personajazo histórico que fue Antonio López de Santa Anna (su segundo apellido era Pérez Lebrón, pa’ acabarla de amolar).

Menciona que: "es uno de los personajes más interesantes de nuestra historia patria. Se ha dicho que él es el representante genuino del modo de ser del mexicano, pues conjuga virtudes y defectos en una combinación tan especial y característica, que su vida y su conducta bien pudieran ser reflejo de la sociedad mexicana del siglo X1X, cambiante y voluntariosa, guiada sólo por el espíritu individual y egoísta de buscar sólo el beneficio y la gloria personal".

Como dice el mejor analista político de nuestro país, el Sr. Enrique Galván Ochoa, (escribe en La Jornada), vuelta a la página, considero de suma deshonestidad otorgar puestos públicos a quienes no están capacitados para ejercerlos, y... ojo, el aceptarlos implica un grado mayor de estulticia.

Tenemos a ciudadanos elegidos como diputados, sin la menor idea de que es lo que van a hacer, ¿y sí mejor terminan su primaria? En la pasada contienda electoral, el ex alcalde de Ascensión Sr. Rafael Camarillo (buen hombre), fue "lanzado" para contender por la suplencia de la diputación por el primer distrito, se mostraba aterrorizado en grado sumo ante la posibilidad de que eventualmente ganara y "algo" le pasara al titular de la curul, pasando él a ocupar su lugar, decía con mucha gracia, "Dios quiera y no tenga que ocupar ese lugar en el Congreso".

¿Somos los mexicanos "todólogos" es decir, buenos para todo? Tengo serias dudas al respecto, no comprendo como alguien que no es médico, ni tiene relación alguna con ese ramo, pueda dirigir la Secretaría de Salud por ejemplo. O quien tenga modales vulgares y groseros pueda ser nombrado Canciller o Embajador (no estoy pensando en el ex Gobernador del Estado de Veracruz), es simple coincidencia.

Permítanme hacer un alto en el camino y relatar un acto de honradez, de poca monta si usted quiere, pero desde mi punto de vista muy esperanzador, nos ilustra que no todo está perdido, que ese intrínseco valor que es la honestidad aún persiste, que si nos empeñamos en fomentarlo a las nuevas generaciones, nuestro país pudiera quitarse paulatinamente ese "sambenito" de corrupto, donde quede en el olvido aquello de: "el que no tranza, no avanza".

La anécdota: "Hace aproximadamente un mes, mi vehículo se negó terminantemente a arrancar, abro el cofre con la peregrina esperanza de encontrar un letrero que me indicara donde radicaba la falla, no hubo tal, con mis limitados conocimientos mecánicos- eléctricos, determiné que la falla se encontraba en el no funcionamiento de la bomba de gasolina, pasa el tiempo inexorablemente, hasta que una luz iluminó mi cerebro (luz que pocas veces me visita), y me aconseja que he de recurrir a profesionales, se le habla al servicio eléctrico "Luis" propiedad del buen amigo Luis Merancio, para que se haga cargo de la solución del problema, en 5 minutos se presentan dos de sus empleados, los que diligentemente revisan mi auto.
Batería- bien, bomba de gasolina- bien, inyectores electrónicos- bien, fusibles- bien. Espantosa conclusión: la falla radica en la computadora, consternado pensé "ya me hundí" (a un buen amigo le costó $10,000.00 esa chunche), me dice solidario el joven, no se preocupe en el taller tenemos una de ese modelo y le costará entre $1,000.00 y $1.500.00, me sobrepongo y acepto que mi auto sea remolcado al taller de reparaciones, lo dejo en el mismo y me dirijo a hablar con Luis Merancio, al negocio de refacciones adjunto, sobre el costo total de la reparación, en esas estábamos cuando llega el joven empleado y dice: ’su vehículo ya arrancó, pudiera ser que cuando probé los fusibles se restableció la corriente, o bien, si es la computadora, pero así le va a trabajar un buen tiempo, puede llevárselo’. Me volvió el alma al cuerpo, y le pregunto a Luis, cuanto le debo por la remolcada, ni eso quiso cobrarme".

Quiero dejar muy claro que es un caso de honradez extrema, que fácilmente pudieron hacer el simulacro de la sustitución de la computadora, no lo hicieron, porque la honestidad es la forma en que se manejan en esa empresa, hay historias de horror al respecto de talleres mecánicos. Y repito, es una luz de esperanza de que habemos mexicanos honrados, que es una soberana mentira, que "todos" los mexicanos no somos unos pillos y que no conocemos la honradez.

Quedándoseme en el tintero, estaba otra muestra de honradez, segunda anécdota:
"Hará cosa de un año, el Ing. Héctor Meraz Torres, se encontró una cartera que contenía además de documentos personales, la cantidad de; $5,600.00 Héctor, con una honradez a toda prueba e incapaz de apoderarse de un dinero que no le correspondía, hurgó en los datos personales de la persona, hasta que encontró su número telefónico, se comunica con él y le propone entregarle sus pertenencias, lo cita en la llamada plaza chica y le hace entrega de su cartera con el dinero integro. El hombre residente de Ascensión, no podía dar crédito a tan extraña situación, resultó ser una persona humilde que con miles de sacrificios había reunido esa cantidad para el tratamiento médico de su esposa, era un asunto de vida o muerte.
Héctor, es propietario de una empresa de fertilizantes, y también es propietario de un buen corazón, congratula ser su amigo. La decisión (nunca puesta en duda) de reintegrar la cartera a su descuidado dueño, la tomó en compañía de su sobrina, la señorita Karina Arras, que se encontraba con el al momento del hallazgo, para ella también mi reconocimiento.

"Ser honrado tal como anda el mundo, equivale a ser un hombre escogido entre diez mil"
William Shakespeare

"La integridad del hombre se mide por su conducta, no por sus profesiones"
Juvenal

"La honestidad es incompatible con amasar una fortuna"
Mahatma gandhi

Twitter @JoseCruz777

Editorial presentado por Productos Per-la... una joya de sabor con orgullo chihuahuense, con un amplio surtido de envasados, salsas, carne y fruta seca, miel, nuez, cajeta, granola y muchos artículos más... Llámenos Cel. (636) 115-1958

---ooOoo---

¡Sé el primero en escribir un comentario!

5 Mensajes

  • por angel

    13 de octubre de 2013 - 09:10 am

    Leí la nota completa y no pude evitar alegrarme por como la narra el colaborador, al estar leyendo las anécdotas las imagine tal cual, es muy triste saber que hoy en día, afortunadamente no todos, existen personas que para ellos lo mas importante es el dinero, la familia y la armonía en sociedad es lo ultimo que les importa. Creo firmemente que el compromiso de regresarle la paz y tranquilidad a nuestro estado y, por supuesto, a nuestro país, es no dejar todo en manos de nuestros gobernantes o autoridades, pongamos, por el bien de nuestros hijos e hijas un grano de arena para que todo cambie y heredarles así un estado y México mejor.

    Responder este comentario

  • por tony

    13 de octubre de 2013 - 04:10 pm

    josé tiene mucha razon. hoy en dia muy pero muy pocos practican la honestidad. dia con dia se pierde mas la gente en la corrupcion y la tranza.principal mente los politicos. y servidores publicos sera eso que la ocasion hace al ratero. o sera que ya lo traen de por si. en fin recuerdo a mis abuelos. y la gente de esa generacion eran honestos a toda prueba. y hoy mis padres y los de todos los amigos que conosco son honestos al igual que sus padres. antes no habia tranza. y recuerdo si alguien cometia una tranza por pequeña que fuera. eran. castigados energica mente por los abuelos y padres. esto se vino perdiendo. con el tiempo y las nuevas generaciones. todavia hay gente honesta. como usted josé. y como usted dice hay uno entre mil. pero seria mas bien uno entre un millon.

    Responder este comentario

    • por José Cruz

      13 de octubre de 2013 - 08:10 pm

      Tony, es indudable un terreno pantanoso o resbaladizo, puesto que se puede incomodar a muchas personas. Coincido con usted "antes" era menos raro encontrar personas honestas, hoy es difícil, como que no está de moda. Sin embargo debemos esperar y fomentar la rectitud entre nuestros hijos, es un valor indiscutible del que se obtienen muchas satisfacciones. ¿Sabe usted que en la forma que escribimos es como una radiografía? Esto es, se nos conoce a través de ella, en su caso se percibe a una persona transparente y bien intencionada.

      Responder este comentario

  • por SamBigotes

    14 de octubre de 2013 - 09:10 pm

    La primera impresión al comenzar a leer su escrito fué de "apachurramiento", de desesperanza. Cierto, los políticos contemporáneos dejan poco lugar para su antónimo, la esperanza. Tal parece que se esfuerzan y hacen hasta lo imposible por no actuar con rectitud, ya no digamos con sabiduría, puesto que si se pone a un licenciado en derecho a dirigir una secretaría de salud, es de esperarse que las cosas se hagan mal y como se puede decir que la rectitud y la honestidad son hermanas, al carecer de ambas, las causas públicas se presentan poco halagüeñas.
    Todavía falta un largo camino antes que veamos o provoquemos un cambio de actitud a fuerza de denunciarlo en este y otros medios. Hay todavía tal desfachatez en los políticos que realmente se creen que pueden hacer lo que quieren y no atenerse a las consecuencias. Quizá por el momento las victorias, (recuerden los varios casos en que los retoños de encumbrados políticos dieron al traste con las carreras de sus padres)sean minúsculas pero por lo pronto hay que seguir denunciando tanta corrupción, que como bien indica amigo José, es el inicio de todos los problemas.
    Después, al comentar los dos casos de honestidad en su artículo, se da un giro de 180° al ánimo y se da uno cuenta que la esperanza debe prevalecer. No se puede dejar que las virtudes como la honestidad desaparezcan solo porque no la practiquen "ellos". Una canción de Billy Joel dice " honestidad es una palabra solitaria" pero no tiene porque serlo si hay gente dispuesta a practicarla y enseñarla a los jóvenes.
    Un cordial saludo.
    "Manolito tiene una cara muy honesta...pues dice sin tapujos lo bestia que es" Mafalda.

    Responder este comentario

    • por José Cruz

      14 de octubre de 2013 - 10:10 pm

      SamBigotes, sabe usted captar los estados de ánimo del autor de lo que lee, tal como lo menciona empecé pesimista marcando sólo aspectos negativos, sin embargo no debemos abatirnos, necesitamos ver el reverso de la moneda, el de la gente honesta. relatos de esa naturaleza existen a pasto, todo es cuestión de ser sensible a ellos y en la medida de lo posible darlos a conocer. En este medio lo podemos hacer, tanto un servidor como ustedes, reconocidos foristas. Tendremos que luchar contra mucha gente que considera al honrado sinónimo de pendejo, lo cual es una falacia, la honradez es una virtud y la integridad es relativa a la hombría. Un verdadero placer leer sus atinadas y documentadas opiniones, de mi parte también, un cordial saludo.

      PD fe de erratas, en el penúltimo párrafo, cometí un evidente gazapo, hay un desafortunado "no" que da al traste con lo que quise exponer.

      Responder este comentario

Comentar

Mexico faccioso
Mexico faccioso
Despedido de TV Azteca por criticar a Gobernador
Despedido de TV Azteca por criticar a Gobernador
Breaking Bad o Memorial del Engaño
Breaking Bad o Memorial del Engaño



Siguiente: ¿Accidente?
2013-10-08 11:53:02

Anterior: Domingazo
2013-10-15 20:44:40



Síguenos en las Redes Sociales

EL ÁGORA: noticias de Chihuahua

Chihuahua | El Estado | México | Deportes | Opinión | Cultura | Policiaca | Portales | Directorio | Login

Escribenos a... redaccion@elagora.com.mx