Noticias de Chihuahua, Chih., a Sábado 11 de julio de 2020

Cargando...
Cargando...

Infestados perros de colonias periféricas de garrapatas

427

Infestados perros de colonias periféricas de garrapatas

En la ciudad de Chihuahua el 70% de los perros están infestados de garrapatas

En la ciudad de Chihuahua el 70% de los perros están infestados de garrapatas que habitan en colonias de la periferia, informó el Médico Veterinario Zootecnista, Bernardo Muela Ochoa.

Cuantas veces nos hemos topado a grupos de perros deambulando por las calles o algunos cuantos al interior de las viviendas en espacios muy reducidos, con tierra y con muy pocas medidas de limpieza; a simple vista estas circunstancias únicamente perjudican a los animales (los cuales en su afán de proteger el hogar y ser fieles a sus amos soportan malos tratos), pero esto no es así, ya que pueden afectar seriamente a la salud de las personas, desde problemas renales, al sistema nervioso, cardiacos o en las articuculaciones.

Por lo que médicos veterinarios tres años atrás realizaron un estudio para determinar la magnitud de la presencia de ciertas enfermedades ocasionadas por las garrapatas, determinando que del 75% al 80% de la población canina padecía de la Erlichia , padecimiento ocasionado por un parásito que se aloja en el organismo del animal

Actualmente la época considerada como la de mayor riesgo para enfermarse es a final de la época de la primavera y al inicio del verano, por lo que se recomienda el mantener limpio el patio de las viviendas, de ser posible el colocar cemento para disminuir la presencia de estos arácnidos ( es decir que cuentan con ocho patas y no puede volar) y tratar en su caso esta enfermedad a la mayor brevedad posible, para evitar complicaciones tanto en los animales como en las personas, ya que se puede confundir con artritis reumatoide, meningitis, Fibromialgia, ELA, Lupus o esclerosis múltiple.

Comúnmente la garrapata se suelta del animal cuando consume gran cantidad de sangre en varios días, después de haberse enganchado fuertemente de la piel ( por lo que no se recomienda el arrancarlas, ya que normalmente al realizar dicha maniobra sin el cuidado necesario, se queda enterrada la cabeza en la piel del paciente, ocasionando que se presente una infección en la zona), por lo que es preciso el tratar de manera inmediata al perro con medicamentos especiales durante los siguientes veinte días y con un costo que oscila entre los 600 pesos o más (dependiendo del peso del animal); de no ser así se pueden originar problemas renales, anemia severa, entre otros más, agrega el entrevistado.

. “En las consultas diarias en Marín detectamos que el mayor problema de la presencia de garrapatas se encuentra en el 70% de los animales provenientes de colonias que aún cuentan con pavimento en sus calles, como Revolución, Villa Vieja, Insurgentes, 20 Aniversario, Unidad, Villa Juárez, Mármol en sus diferentes etapas, 2 de Octubre, Aeropuerto, Unidad Proletaria, entre otras más; por lo que recomendamos inmediatamente el fumigar su hogar con garrapaticida como el Azuntol en polvo o líquido, dos veces por día, durante cuatro semanas”, explica Muela Ochoa.

ENFERMEDADES OCASIONADAS POR LAS GARRAPATAS

La picadura de una garrapata puede propagar una enfermedad que recientemente fue identificada como Lyme y es causada por la Borrelia Burgdorferi , es totalmente infecciosa, que se diagnostica mediante un examen físico y se caracteriza por presentar una lesión roja y levantada en el lugar donde se encuentra la picadura de la garrapata, adicional a la demostración de anomalías cardiacas, en las articulaciones o en el cerebro de los animales y del hombre.

Cabe señalar que dicha enfermedad fue descubierta por primera vez en los Estados Unidos de Norteamérica, en Lyme Connecticut en 1975, cuando se registraron varios casos en la temporada de calor y a partir de este momento se registraron nuevos casos en otras partes del mundo, como por ejemplo en España, en donde han fallecido decenas de personas por dicho motivo.

En estos casos se presentaron algunos problemas de artritis, trastornos del corazón y del sistema nervioso ( como encefalitis o meningitis); así como acompañados de síntomas como fiebre, dolor muscular, malestar general, cefalea o dolor de cabeza, fatiga, seguidos de un “eritrema crónico migrants”, es decir una mancha rojiza circular con salpullido y el diagnóstico se realiza por medio de una comparación de anticuerpos contra la Borrelia Burgdorferi o examen de ELISA( para examinar la presencia de anticuerpos contra la bacteria) y Westwrn Blot para confirmar la infección, además de otros exámenes para confirmar los síntomas y posteriormente el tratar la enfermedad con medicamentos como la Tetraciclina , Ceftriaxona o Penicilina.

Es importante tomar en cuenta algunos estudios clínicos, en donde se demuestra que se presenta una gran cantidad de resultados falsos, por lo que el diagnóstico a falta de mejores pruebas debe de ser clínico; ya que Lyme es considerada como un padecimiento imitador, ya que en apariencia puede diagnosticarse como cualquier otra enfermedad; por lo que de no ser detectado a tiempo, es posible que se vuelva crónico y los afectados requieran un tratamiento antibiótico por bastante tiempo o tal vez de manera indefinida.

En el caso de la Lyme en su fase secundaria además de los síntomas iniciales se presentan palpitaciones cardiacas, visión borrosa, problemas neurológicos, destruye los herotrocitos ocasionando el deterioro del lenguaje, alucinaciones, parálisis facial, movimientos torpes; sin embargo en su fase terciaria de la enfermedad puede presentarse después de varios meses o inclusive años y los síntomas antes citados sea agudizan en confusión, trastornos del sueño, pérdida de la memoria, artritis aguda permanente ( por lo que es necesario el inyectar una gran cantidad de antibióticos a fin de poder detener la infección, pero no desaparecer por completo la artritis.

Mientras tanto la enfermedad en su etapa crónica se presenta cuando la infección persiste a pesar de un tratamiento antibiótico y que se demuestran con cultivos y pruebas de ADN del paciente.

De igual forma se presenta la enfermedad conocida como Ehrlichiosis o Erlichia, es una enfermedad infecciosa ocasionada por un parásito intracelular, de la familia Rockettsaceae, Errlichia spp y la más común es la conocida como la E. Canis , que es trasmitida por la garrapata que infesta o ataca a los perros ( Rhipicephalus Sanguineus) y que al morder al hombre en su etapa ninfal pasa inadvertida por el hombre.

Por lo que la enfermedad que ataca a los perros fue detectada por primera ocasión en Alegria en el año de 1935 y cobró gran relevancia en la Guerra de Vietnam, al morirse cientos de perros que se empleaban para las estrategias de rastreo de campos minados y para el año de 1987 otro organismo muy emparentado con el anterior, identificado como Errlichia Chaffeensis fue relacionado como la causa de la enfermedad en los humanos y finalmente en el año de 1996 se demostró que el organismo que atacaba a los hombres causaba signos imperceptibles en los perros; es decir que las personas que mantienen un lazo muy estrecho con sus mascotas, pueden contagiarse mutuamente de la enfermedad

De acuerdo a ciertos estudios esta enfermedad se ha esparcido por todo el mundo y se incrementa su incidencia en lugares cálidos y la transmisión de la garrapata se convierte en vector de E. Canis cuando ingiere sangre de perros infestados, adquiriendo el parásito en forma de larva o ninfa y posteriormente al estar en contacto con el nuevo huésped le transmite el parásito por medio de la saliva al alimentarse o bien al realizarse transfusiones sanguíneas entre un animal infectado previamente a otro sano.

Por ello una vez producida la infestación el período de incubación es de 2 a 3 semanas y puede ir acompañada de otras enfermedades en el animal como la Babesiosis , Filiarosis o Leishmania; el curso de la enfermedad presenta tres fases diferentes, como la aguda en donde muestra un periodo de incubación de 8 a 20 días y dura de dos a cuatro semanas y se caracteriza por la pérdida de peso, anorexia, letargia, hipertermia ( 41 grados centígrados) exudado de los ojos y nariz serosos o purulento, hemorragias o disnea.

Seguido de este periodo se encuentra la fase subclínica que puede durar meses o inclusive años, en donde el animal recupera el peso perdido y no presenta hipertermia, en algunos animales se elimina el parásito, sin embargo su estado puede ser crónico, en donde se presentan alteraciones hematológicas, fiebre, perdida de peso, apatía, anorexia y hemorragias de los ojos o nariz.

Para finalizar el Médico Veterinario Muela Ochoa, advirtió que a pesar de que existen documentos e investigaciones sobre el tema, en el estado de Chihuahua no se ha dimensionado las fuertes consecuencias de salubridad que representan las garrapatas en la salud de los animales y en las personas; ya que no existe una organización adecuada para la creación de propuestas para su atención, prevención o erradicación de las posibles enfermedades ocasionadas por dicho animal.