Noticias de Chihuahua, Chih., a Sábado 7 de diciembre de 2019

Cargando...
Cargando...

Javier Corral y el se vale disentir

por Luis Rubén Maldonado 374

Javier Corral y el se vale disentir

Javier Corral nos da una de las lecciones más valiosas en imagen pública: la congruencia en lo que cree

A muchos sorprenderá el tema que abordó este día, en estas líneas, la imagen de un connotado y joven panista que ha dejado huella en la tierra que lo vio nacer y, como él mismo dice, su militancia ha marcado toda su vida, pues a sus 42 años tiene 26 de ser miembro del partido que lo llevó a ser diputado federal, senador, candidato a gobernador y líder estatal del mismo.

Hace 4 años, Javier Corral Jurado compitió contra otro joven, Reyes Baeza, por la primera magistratura del estado. Lucha que al final perdió y muchos pensábamos que Corral desaparecería del espectro político, llevando a cuestas su abrumadora derrota. Javier demostró su madurez política y estuvo presente en la ceremonia donde Reyes Baeza se convirtió en gobernador y decidió, desde su escaño en el senado, abrazar la causa de democratizar los medios de comunicación y combatir los monopolios en el ramo de la mano de otros senadores como Manuel Bartlett Díaz.

Esta causa en inicio tenía como bandera no permitir las reformas a la Ley de Radio y Televisión conocida como “Ley Televisa” y ahí comenzó la dura lucha de Javier y la guerra en su contra. Pero eso no lo detuvo y a pesar de toda la adversidad de las televisoras, de compañeros y dirigentes de partido, fue fiel a la causa global, a no permitir que el monopolio televisivo creciera, a que adquiriera más poder, ya que en sus propias palabras han originado "una lamentable subordinación política de una buena parte de la clase política en el gobierno y en el partido al poder de las televisoras”.

En junio de 2007 la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró resuelta la acción de inconstitucionalidad contra las reformas a la Ley Federal de Radio y Televisión y confirmó la invalidez de artículos clave de la llamada Ley Televisa. Fue la primer victoria de la causa que adoptó Corral junto con sus compañeros.

Sin embargo hace unas semanas, la subordinación política, reapareció y la remoción del Senador Santiago Creel como coordinador de los senadores del PAN fue prueba de ello. Corral la calificó como “una decisión autodestructiva, porque se prefirió coexistir con la censura de la TV a Santiago Creel, antes que como partido y gobierno exigirle a las televisoras respeto por su líder parlamentario y por el Presidente del Senado de la República.” Y afirma que el mensaje enviado a la clase política mexicana es grave y de confusión, sobre todo al interior de su partido, del lugar donde radica en realidad el poder.

Revivió Javier Corral en esos dos momentos claves: junio 2007 y este verano de 2008. Nunca estuvo muerto, solo lejos de los reflectores. Trabajando, abonándole a su causa y organizando a los interesados. En pocas palabras, no sucumbió, no claudicó, a sabiendas de un panorama que se tornaba cada día más adverso al exterior e interior de su partido.

Desde hace semanas Javier Corral volvió a los reflectores tras una intensa cantidad de rumores que lo ubicaban lejos de su partido y renunciando a él. Corral Jurado no dejó su partido. Simplemente renunció a una posición dentro del Comité Ejecutivo Nacional del PAN.

“De entrada quiero dejar asentado que sigo y seguiré siendo panista de alma y corazón”, expuso Corral a la opinión pública para callar todos esos rumores que lo expulsaban de manera ficticia de su partido al que le exige que no se cierre, que urge “rescatarlo en sus mejores esencias, en sus más nobles propósitos.”

Aunque de manera inexacta, se propagó la sorpresiva noticia hacia el exterior del PAN, de que Corral era removido, él aclara que fue por voluntad propia que retira del CEN, al que ya había pertenecido bajo la presidencia de Felipe Calderón hace más de una década. Se fue, según sus palabras, “pues ya se advertía que las prioridades del gobierno estaban en una ruta absolutamente distinta a la que yo suponía se conduciría al País.”

Para llegar a esta decisión hubo muchos diferendos. Entre ellos la posibilidad de que el PAN busque una alianza con Elba Esther Gordillo y su partido Nueva Alianza de cara al 2009. Fue votado y hubo cuarenta votos a favor y solo el de Javier en contra, según su mismo relato. Y estoy de acuerdo con lo que escribe Miguel Ángel Granados Chapa sobre el chihuahuense, “se comprende, por otra parte, que a Corral le repugne que su partido se alíe con Gordillo, que como priista fue una de las operadoras del fraude que impidió a Francisco Barrio ser gobernador de Chihuahua en 1986, uno de los primeros episodios relevantes de la vida política del ahora renunciante.”

Creo que el gran motivo de la separación de Javier Corral del CEN de su partido, va más allá de proyectos personales o la libertad de ser militante raso. Demuestra que es un acto de congruencia con él mismo y es esa congruencia la que evidencia que el PAN se ha convertido en lo que siempre criticó. Ha perdido total congruencia con la de sus fundadores, con el panismo de antaño y Javier Corral le recuerda todos los días eso a la actual clase política panista. Ese es el motivo principal de que en el PAN afirmen que “no es ahora su momento”.

La conclusión de sus motivos es que se vale disentir. En los partidos políticos, la crítica no es bienvenida. En todos, en el PAN y en el PRI, los que dominan en nuestro estado es muy notable esta intolerancia hacia los que disienten al interior.

Javier Corral nos da una de las lecciones más valiosas en imagen pública: la congruencia en lo que cree y no claudicar, ni ceder. Quien tiene congruencia en su actuar y su decir, tendrá una buena imagen pública y si ésta se sostiene en el tiempo, tendrá buena reputación. La imagen de Javier Corral, a pesar de los obstáculos que tiene frente a sí mismo, la sostiene una congruencia que parece inquebrantable y que rendirá frutos a futuro.

Constante como lo es, logrará pues sus objetivos y debe ser ejemplo para quienes piensan que los principios son desechables.

ULTIMALETRA
Una felicitación a César Duarte, el parralense estrella que debutará como presidente de la Cámara de Diputados para el último año de esta legislatura. Seguro de que hará un buen papel para que nuestros legisladores lleguen a los acuerdos que aún no existen. Pesada tarea pues para el orgullo de la CNC.

[email protected] & http//fruslero.blogspot.com