Noticias de Chihuahua, Chih., a Sábado 8 de agosto de 2020

Cargando...
Cargando...

¡Juárez ya!

por Sara O Durán 376

¡Juárez ya!

Carlos Borruel, el candidato que ha venido ganando con las tres “S” panistas, suelas, sudor y saliva

Carlos Borruel, el candidato que ha venido ganando con las tres “S” panistas, suelas, sudor y saliva, todos los reflectores ciudadanos, comunicó a su contrincante que no es conveniente realizar el ansiado debate propuesto por los priístas en el hotel Soberano, de la ciudad de Chihuahua.

Con la preocupación hacia la zona más necesitada de soluciones del Estado, propuso a ciudad Juárez, como la sede adecuada para la alternancia de propuestas, réplicas y demás.

Ésto nos indica: Que no estamos para manteles largos, ni los chihuahuenses, ni el candidato Carlos Borruel, ni su equipo de colaboradores (que cada vez son más), después de haber ratificado en múltiples visitas, el estado de depresión de nuestra frontera atormentada.

Con él, tienen nuestros hermanos juarenses, un prospecto de gobernante a la medida de sus necesidades, para encontrar la orilla de la madeja de su complicado existir:

Los más altos índices de mujeres viudas, divorciadas o solas,
Hijos en alto riesgo,
Mayor explotación laboral, trata, maltrato y,
Todos los males derivados de ser una frontera tan importante para México, con un diagnóstico crónico, degenerativo y mortal, que ha sido tratado con bastante negligencia.

Carlos Borruel, quien se ha distinguido desde que fue Presidente Municipal, por su política de campo y no detrás de un escritorio, considera tiempo perdido realizar el debate en la ciudad de Chihuahua, mientras la frontera tiene ya la mecha tan corta.

No obstante que los juarenses, han demostrado al mundo entero, lo extremadamente fuertes, resistentes y valerosos, sus afecciones ya no pueden esperar más.

Esto puede ser la llave hacia las soluciones, tan suplicadas en todos los tonos posibles, con un candidato que está demostrando su compromiso y solidaridad hacia ellos, desde las vísperas.

Pareciera mi postura muy idealista ¡Que no quede duda! Es una postura muy idealista, pero enfocada a que nunca debemos dejar de creer y, que hay que luchar por resolver los problemas gravísimos nuestros, construir un Chihuahua que todos soñamos, mejor que el Chihuahua añorada por los más viejos.

Para ello, tenemos que solidarizarnos, compactarnos, defender nuestros prodigios y bondades, blindarlos, despojarnos de las quejas y establecer sólo metas tan grandes que nunca podamos perderlas de vista.

Si hay que escoger, yo si cedo cualquier beneficio para esta ciudad por ciudad Juárez. El que sea. Los juarenses son primero.

El gobierno ya no puede aliviar solo, lo que todos fuimos deteriorando. Hace falta mucho trabajo de la parte ciudadana también, que aportemos, cada quien dentro de su especialidad y si es necesario, darle seguimiento al proyecto de trabajo propuesto, el cual fue surgiendo principalmente de nuestras voces ciudadanas durante esta campaña y exigir si fuera preciso, en el momento en que no se nos cumpla.

A pesar de la experiencia, yo no he perdido el optimismo, ni las ganas de repartirlo al prójimo, para que volvamos a vivir como Dios manda. Me opongo a las posturas de ¡Voto nulo! ¡A mi la política me vale! ¡Todo es la misma corrupción! ¡Ya no hay políticos buenos! ¡Son solo promesas de campaña! ¡En cuanto llegan se les olvida!, así como una serie de críticas por el estilo hacia los actores de la política, sin siquiera investigar un poquito acerca de ellos, de su trayectoria, de sus cualidades y defectos, ni conocer las responsabilidades de cada puesto.

Los políticos “perfectos” ya no existen, desde que el PAN los desmitificó, a través de la transparencia. Nos brindo la oportunidad de contar con un gobierno más cercano a nosotros, un gobierno más ciudadano, que no hemos querido asumir.

Aquellos seres todopoderosos, inalcanzables y perfectos, nunca existieron, pero así nos obligó el PRI a verlos siempre, a través del control de todo. Gracias al PAN, ahora los políticos son tan humanos como cualquiera de nosotros favorablemente y nos permiten abordarlos. Beneficio que no hemos sabido aprovechar, más allá de husmear en sus vidas privadas.

Generemos una lluvia de alternativas de solución, para ayudarlos a cumplirnos. Todavía muchos prefieren la irresponsabilidad, comodidad y apatía, para poder conservar el pretexto de tener a quien culpar de las desgraciadas consecuencias, de nuestra evasión, falta de participación y mediocridad.

Los gobernantes solos no pueden hacer milagros, el milagro de la reconstrucción nuestra, hay que hacerlo entre todos, hermanados, solidarios, conscientes y muy unidos. No regresemos a la fórmula de gobierno que no funcionó, sólo porque en sexenio y medio no se ha podido sanear lo que nos heredaron y que por todos los medios posibles siguen frenando desde el PRI.

¡Que Juárez sea primero en todo!

Sara O Durán