Noticias de Chihuahua, Chih., a Martes 12 de noviembre de 2019

Cargando...
Cargando...

La economía da señales positivas: Carstens

72

La economía da señales positivas: Carstens

La semana pasada el funcionario dijo que el país está oficialmente en recesión. Ayer anticipó reformas estructurales

La economía mexicana está mostrando señales positivas de recuperación, a pesar de haber estado navegando por aguas turbulentas, aseguró Agustín Carstens.

El secretario de Hacienda afirmó que, al igual que Estados Unidos, el país superó la peor parte de la crisis.

Anticipó que durante el segundo semestre del año es posible que se realicen reformas estructurales, las cuales tienen como finalidad llevar al país hacia un crecimiento sostenible con una tasa cercana a cinco por ciento para 2011.

Cabe recordar que la semana pasada el mismo Carstens reconoció oficialmente que la economía nacional está en recesión, situación de la cual se tenía conocimiento desde diciembre de 2008.

“Es un hecho que estamos en una recesión”, anunció ese entonces en una reunión con corresponsales extranjeros una semana después de que su oficina informó que para el primer trimestre del año se prevé una contracción de siete por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Alejandro Villagómez, académico del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) comentó a Excélsior que “tenía que ser rectificada con cifras preliminares, ya que en México deben acumularse dos trimestres de crecimiento negativo consecutivos para poder asegurar que hay recesión”.

Durante su participación en la 39 reunión del Consejo de las Américas, Carstens mencionó que a pesar de los nubarrones por los que pasó la economía por el brote de influenza humana y la crisis financiera mundial, México ya pasó la peor parte al igual que EU.

En las últimas seis semanas se observaron incipientes signos de recuperación en la economía estadunidense, indicó Carstens, y agregó que, durante el primer trimestre de 2009 el total de gastos aumentó 25 por ciento y la inversión creció 33 por ciento.

Aunque Carstens aseguró que la economía mexicana va en ascenso debido a que la estadunidense muestra signos de mejoría.

Sin embargo para el especialista del CIDE, “son sólo signos, y no tendencias, por lo que es necesario esperar a ver qué sucede en las próximas semanas”, pues es posible que esto se trate sólo de “llamaradas de momento”.

El secretario abrió su participación refiriéndose a la contracción de cuatro por ciento que sufrirá la economía debido a que se vio perjudicada por la crisis de EU, aunque dijo que el país estuvo mejor preparado para manejarla que en el pasado.

“Este impacto negativo que hemos recibido del mundo llegó en un momento en el que México tuvo fundamentos fuertes y ha sido capaz de hacerle frente.”

Respecto al impacto negativo del brote de influenza A H1N1 en la economía, destacó que la caída será de 0.3 por ciento ya considerado en el cuatro por ciento total al cual que se refirió.

A decir de Villagómez las variables que muestran avances como el crecimiento en el consumo en EU y la incipiente recuperación de los mercados globales, no aplica para la economía nacional ya que ahora el problema se profundizó por la crisis de salud, por lo que no se pueden comparar ambos escenarios.

Carstens dijo que la respuesta del gobierno a la contingencia fue rápida y de forma decisiva.

Mientras el secretario de Hacienda ve que los efectos de la influenza en el turismo son transitorios, el investigador del CIDE opinó que la recuperación en la economía mexicana no será rápida ni sustancial, ya que se debe cambiar la perspectiva en el mundo sobre el país para que regrese el turismo, que es uno de los ingresos más importantes.

Al ser cuestionado sobre qué reformas estructurales son necesarias para lograr un crecimiento, el secretario de Hacienda respondió que el sistema bancario mexicano es fuerte, pero para lograr una tasa de crecimiento de cinco por ciento del PIB se necesita que las instituciones financieras contribuyan al crecimiento.

Por su parte, Villagómez indicó que hay algunas variables que apuntan a que la economía del país está por tocar fondo, y después de que esto suceda habrá una verdadera recuperación.