Noticias de Chihuahua, Chih., a Jueves 17 de agosto de 2017

Cargando...
Cargando...

Las naguas de Tere Ortuño

por Ambrosio 937

Las naguas de Tere Ortuño

En la última semana la senadora panista Teresa Ortuño ha recibido todo tipo de comentarios.

El motivo es muy sencillo, Tere se atrevió a decir, a señalar, lo que muchos pensamos y no hemos señalado:

«Todos los gobiernos, entre ellos el Gobierno del Estado de Chihuahua, han solapado el accionar del crimen organizado y el narcotráfico».

Por «acción u omisión», Tere Ortuño puso el dedo en la yaga y empezó a salir la pus.

Criticas por aquí, criticas por allá y por supuesto, la demanda directa del Gobernador José Reyes Baeza a la legisladora chihuahuense.

Por parte de sus rivales Tere ha sido señalada como persona non grata, externa al estado de Chihuahua y poco calificada para tocar el tema del narcotráfico y la violencia.

Como si la misma Tere y el Secretario de Gobierno de Chihuahua, Sergio Granados perdieran todos sus derechos políticos por no ser chihuahuenses, hagame uste el favrón cabor.

Los interminables personajes serviles han derrochado tinta y papel para señalar a la senadora casi casi como un estigma del mal y del político retrogada, por atreverse a señalar lo que muchos hemos pensado, que por omisión o deliberadamente los gobiernos han solapado el accionar del crimen organizado.

El coraje es tal, que incluso han llegado a ofender y caracaturizar la figura de Tere Ortuño, quien es de Coahuila pero tiene más de veinte años viviendo en Chihuahua, esta casada con Héctor Pérez, oriundo de San Juanito y tiene dos hijos nacidos, por supuesto, en Chihuahua.

Hago el comentario no como una defensa, Tere ha demostrado que tiene suficiente nagua pa´ defenderse, sino como una catarsis para nuestros políticos, para la manera de hacer política en Chihuahua.

Tengo claro que la cobardía, los golpes bajos y menos, mucho menos la actitud ofensiva hacia una mujer, en este caso una mujer legisladora y madre de familia, no es el camino para que nuestro estado surja de las cenizas o del fuego que aún lo consume.

Es un hecho, Tere tiene toda la razón, los gobiernos de todos los niveles, «por acción u omisión» han solapado el narcotráfico y al crimen organizado.

Ahí están los miles de muertos sin que nadie haga nada, ahí esta el fluyente trafico de drogas, el robo de autos, el escape de narcotráficantes ya detenidos, etc.

Podríamos enumerar muchos, muchos otros puntos que prueban la premisa o la tésis planteada por Tere Ortuño sin embargo de eso no se trata en el ambiente político chihuahuense, «de eso no estábamos hablando» dijo don Teofilito.

Lejos de buscar despejar claramente la duda, las aristas dan para irse de largo y enfocarse a otro tema como es la demanda en contra de Tere, por difamación, por atreverse a señalar lo que muchos hemos callado.

Estoy de acuerdo en conceder que el Gobernador actúa con la mejor de las intenciones, al igual que el Presidente de la República y los presidentes municipales, pero en definitiva el esfuerzo no ha sido suficiente.

Por lo pronto los que si han dejado mucho que desear son los asesores del Gobernador, quienes en forma por demás mezquina desorientan al gobernante y le hacen enfocar sus baterías hacía quien nada tiene que ver. en dado caso debieron recomendar mejorar los operativos de combate a la delincuencia.

De los cobardes que a pesar de ser integrantes de su partido y la han dejado sola, mejor ni pa que hablar, los que la apoyaron pos que bueno.