Noticias de Chihuahua, Chih., a Martes 27 de junio de 2017

Cargando...
Cargando...

Lisette Farah duda; pide expediente

679

Lisette Farah duda; pide expediente

Lisette Farah manifestó su deseo por tener acceso al expediente sobre las investigaciones de la muerte de su hija

Lisette Farah manifestó su deseo por tener acceso al expediente sobre las investigaciones de la muerte de su hija Paulette, para que alguien de su confianza lo revise y le aclare las conclusiones a las que llegó la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM).

El pasado viernes, el procurador de Justicia del estado de México, Alberto Bazbaz, informó que la investigación en torno a la muerte de Paulette Gebara Farah determinó que el deceso “fue un accidente”, al no existir señales de violencia.

En ese sentido, Lisette expresó que hasta ahora nadie se le ha acercado a explicarle ni ha visto los peritajes. Ante ello, se encuentra igual que la demás gente, con incertidumbre sobre si lo que quedó asentado en el dictamen presentado por el procurador fue lo que en realidad pasó.

“No soy perito y tampoco puedo entender que así hayan sucedido las cosas”, dijo ante los medios de comunicación en una conferencia en el despacho de sus abogados, en la colonia Del Valle. “En la petición del expediente llevó tres amparos y la Procuraduría nunca me lo prestó”, aseguró.

Y exclamó: “Quiero el expediente y quiero verlo, y quiero que me convenzan, que me expliquen por qué llegaron a esa conclusión, como le deben explicación a todo mundo que estuvo contacto con el caso y se quedaron igual que yo, viendo a las autoridades por televisión diciendo ‘fue un accidente y gracias’”.

Afirmó que la más interesada en recibir una explicación congruente es ella por ser la madre de Paulette, quien según la autopsia habría muerto la mañana del día 22 de marzo.

Respecto al cuestionamiento sobre si era creíble que el cuerpo de su hija estuvo en su recámara todo el tiempo, Lisette respondió: “Todo puede ser creíble, pero si hay una situación sustentada que a todo mundo convenza está bien, pero la explicación que dieron a nadie convence”, recalcó.

Luego de manifestar que desde esa perspectiva es difícil creer en las conclusiones, indicó que no puede señalar a nadie por la muerte de Paulette porque no tiene pruebas.

A pesar de las dudas, está tranquila porque sabe que su hija no murió ultrajada o violentada, ni sufrió por acción de las manos del hombre, “sino porque Dios así lo quiso”, declaró.

Dijo que no ha considerado solicitar un resarcimiento sobre el daño moral a su persona, situación que estudiará.

Mencionó que no pueden existir disculpas públicas, pues el daño moral ya está hecho; basta con ver las declaraciones del procurador, quien reconoce sus errores.

Afirmó estar molesta por el amarillismo que se generó y porque no se ha dejado descansar a Paulette, porque le echaron a perder su vida; ahora lo que pretende es limpiar su nombre, así como reconstruir su vida con su hija Lisette, de siete años, de quien, dijo, tiene la custodia definitiva.

Se negó a hablar sobre las declaraciones de su esposo Mauricio Gebara respecto al dictamen. Sin embargo, acusó que si las autoridades “hubieran enfocado todo su esfuerzo en buscar a mi hija en lugar de un culpable, a la niña la hubieran encontrado el primer día y no se hubieran enfocado a fabricar culpables”.

Postura panista

La dirigencia del PAN consideró que el caso Paulette revela la podredumbre de la justicia en el estado de México.

El líder nacional del blanquiazul, César Nava, dijo que el caso y las conclusiones judiciales de las autoridades mexiquenses muestran “la punta de iceberg” de un sistema “podrido hasta la médula” que, dijo, prefiere destinar los recursos públicos a la propaganda a favor de su gobernador antes que a la solución de los problemas de los mexiquenses. Insistió en que el procurador Bazbaz debe ser removido de su cargo y llevado a juicio político.