Noticias de Chihuahua, Chih., a Viernes 22 de septiembre de 2017

Cargando...
Cargando...

Los Ángeles de Mayo

por Beatriz Flores 916

Aunque cada corazón es distinto, todos se parecen y laten con la misma emoción ese día de mayo

Los Ángeles de Mayo

En el corazón de una madre viven los más sublimes sentimientos del ser humano; en él, podemos sentir esa infinita ternura que no se olvida ni termina con el paso de los años… La comprensión, dedicación, sacrificio, valentía y fortaleza están presentes constantemente… Y el amor, no conoce de renuncias.

El alma de una mujer se transforma desde el momento mismo de la concepción dejando fuera de su entendimiento el egoísmo o la injusticia. Una madre amorosa siempre es paciente, amable, alegre y divertida. Desde la infancia, ese corazón de niña, intuye que se debe cumplir una misión divina de maternidad… y así, entre juegos de muñecas comienza a prepararse para el futuro donde criar a sus hijos se convertirá en una responsabilidad sagrada.

Refiere una antigua leyenda que una niña próxima a nacer le dijo a Dios:

  • Me vas a enviar mañana a la tierra pero, ¿Cómo viviré allá siendo tan pequeña y tan débil?...
  • Entre los muchos ángeles, escogí a uno que te espera, contesto Dios.
  • Pero aquí en el cielo no hago más que cantar y sonreír y esto basta para mi felicidad, ¿podré hacerlo allá?
  • Ese ángel te cantará y te sonreirá todos los días y te sentirás muy feliz con sus canciones y sus sonrisas.
  • ¿Y cómo entenderé cuando me hablen, si no conozco el extraño idioma de los hombres?...
  • Ese ángel te enseñará las palabras más dulces y más tiernas que escuchan los humanos.
  • ¿Qué haré cuando quiera hablar contigo?...
  • Ese ángel juntará tus pequeñas manos y te enseñará a orar.
  • He oído que en la tierra hay hombres malos, ¿Quién me defenderá?
  • Ese ángel te defenderá aunque le cueste la vida.
  • Pero estaré siempre triste porque no te veré más Señor. Sin verte me sentiré muy sola….
  • Ese ángel te hablará de mí y te mostrará el camino para volver a mi presencia, dijo Dios.

En ese instante una paz inmensa reinaba en el cielo. No se oían voces terrestres. La niña dijo suavemente:

  • Dime su nombre Señor y Dios le contestó:
  • A ese ángel le llamaras mamá….

Anónimo.

Esta leyenda, sin duda, es motivo de reflexión… ¿Cuántos de estos Ángeles luchan incansablemente por el bienestar de sus hijos? ¿Cuántas madres sacrifican todo a cambio de la sonrisa de sus retoños? ¿Cuántas sienten angustia y ven una lágrima rodar por sus mejillas cuando alguna enfermedad amenaza la salud de sus pequeños?... Estos Ángeles están siempre al servicio de Dios y se esmeran por cumplir de la mejor manera con su misión divina

Y aunque cada corazón es distinto, todos se parecen y laten con la misma emoción ese día de mayo escogido por todos para rendir honores al afecto más puro y excelso que existe en esta tierra, el amor de una madre.

Las primeras celebraciones del Día de la Madre, se remontan a la antigua Grecia, donde se le rendían honores a Rhea, la madre de los dioses Zeus, Poseidón y Hades.

Los primeros Cristianos transformaron estas celebraciones en honor a la Virgen Maria, la madre de Jesús.

En la actualidad, el Día de la Madres es una festividad que se celebra en diferentes fechas del año según el país; en México, por ejemplo, es conmemorado el 10 de Mayo. En España, Hungría y Portugal se celebra el primer domingo del quinto mes del año mientras que en otros países de Latinoamérica se celebra el segundo domingo de este mágico mes.

Lo cierto es que una madre puede nacer cualquier día del año aunque exista una ocasión especial para festejarla.

Bien dice un refrán: Marzo ventoso y abril lluvioso sacan a mayo florido y hermoso.

Benditas sean todas las madres porque son extraordinarias… A todas ellas, quiero desearles un feliz día hoy y siempre.