Noticias de Chihuahua, Chih., a Miércoles 28 de junio de 2017

Cargando...
Cargando...

Matan a 47 el fin de semana

927

Matan a 47 el fin de semana

El viernes perdieron la vida 20 personas, el sábado fueron ejecutadas otras seis, en tanto que ayer fallecieron 21 más

El fin de semana que acaba de pasar empató el récord de más sangriento del año al registrarse entre el viernes y el domingo 47 asesinatos.

El viernes perdieron la vida 20 personas, el sábado fueron ejecutadas otras seis, en tanto que ayer fallecieron bajo las balas 21 más, de las cuales 5 fueron mujeres y 42 hombres, de acuerdo con los informes preliminares dados a conocer de forma extraoficial por agentes policiacos y testigos de los hechos.

El cúmulo de homicidios durante la primera quincena de agosto llegó a los 165 con los registrados este domingo, un promedio de 11 actos mortales al día, establece un conteo de los incidentes sangrientos.

Entre los eventos violentos registrados ayer se encuentra la incursión de sicarios en dos fiestas, una durante la madrugada cuando cinco personas fueron muertas a balazos, mientras que por la tarde del mismo día en otra reunión asesinaron a cuatro más, tres de ellas mujeres.

Asimismo, los cuerpos de cuatro hombres ejecutados fueron encontrados por la tarde en el Camino Real.

Esta cifra de asesinados convierte al ciclo comprendido entre el viernes 13 y el domingo 15 de agosto en el más violento del año al igual que otros dos fines de semana anteriores, de acuerdo con el seguimiento periodístico hecho con base en protocolos de información dados a conocer por la Subprocuraduría de Justicia en la Zona Norte.

Datos dados a conocer por las autoridades estatales determinan que este lapso igualó con otros dos fines de semana en el rubro de más asesinatos cometidos en lo que va del 2010; el primero fue el registrado del 29 al 31 de enero pasado, cuando 47 personas fueron masacrados en diferentes circunstancias.

El otro fin de semana con número récord de homicidios es el que se presentó del 9 al 11 de julio anterior, cuando los ataques de grupos armados tuvieron como resultado el homicidio de 47 personas.

En el primero de los fines de semana mencionados de enero, se cometieron 14 homicidios el viernes, 11 el sábado y 22 el domingo.

Iguala a periodode tragedia en Villas de Salvárcar

Uno de los hechos que sobresalió en ese periodo fue el perpetrado en el fraccionamiento Villas de Salvárcar, hasta donde llegó un comando para atacar a estudiantes y trabajadores que se encontraban departiendo en una vivienda.

El resultado de esta incursión fue la muerte de 15 personas y al menos otras 20 lesionadas, la mayoría estaba festejando un cumpleaños, mientras que otros de los fallecidos fueron asesinados por encontrarse cerca del lugar de los hechos o al correr hacia el sitio de la agresión para tratar de salvar a sus hijos al ver que los estaban balaceando.

Los reclamos ciudadanos acerca de ese evento violento provocaron que el presidente Felipe Calderón Hinojosa visitara esta frontera e instrumentara un plan para el rescate social de la comunidad.

De hecho, ese evento se convirtió en uno de los más emblemáticos del sufrimiento de la comunidad en medio de la lucha armada que es protagonizada por los integrantes de miembros de organizaciones criminales que, según las autoridades, se disputan el dominio territorial de Ciudad Juárez para el trasiego y distribución de estupefacientes.

También es uno de los acontecimientos que marcó el cambio de los habitantes de Villas de Salvárcar ya que los mismos vecinos de ese fraccionamiento, establecido al sur de la ciudad, rescataron los espacios públicos que habían sido abandonados y ocupados por los delincuentes.

Los vecinos tomaron una vivienda que estaba abandonada para transformarla en una biblioteca, donde ahora los niños y adolescentes pueden pasar un rato de esparcimiento a través de la lectura.

En el segundo fin de semana más sangriento registrado en julio, fueron asesinadas 17 personas el viernes, 16 el sábado y 14 el domingo, señalan los reportes periodísticos con base en datos oficiales de las autoridades del estado.